Público
Público

Españoles, el nacionalcatolicismo ha resucitado

El giro reaccionario que el PP emprendió nada más llegar al poder a finales de 2011 se ha culminado en estos últimos meses con un Gobierno que ha decidido levantar la bandera de la Tradición haciendo saltar las alarmas de los defensores del Estado acofensional. 

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 20

Legionarios desfilan con el Cristo de la Buena Muerte en Málaga.- EFE

"Durante el régimen franquista, situación caracterizada por la estrecha relación entre el Estado y la Iglesia católica". Así define la RAE el significado de la palabra nacionalcatolicismo. Lo hace acotando el concepto a los cerca de 40 años de dictadura franquista en España. Sin embargo, diferentes voces han sostenido que esa "estrecha relación" entre "el Estado y la Iglesia católica" no desapareció tras la Transición a la democracia. El teólogo Juan José Tamayo, por ejemplo, ha defendido ampliamente que en la democracia española el nacionalcatolismo "no acaba de morir y el laicismo no acaba de nacer". 

La situación se ha vuelto más grave, no obstante, en los últimos meses. El giro reaccionario que el PP emprendió nada más llegar al poder a finales de 2011 ha sido culminado estos últimos meses con un Gobierno que ha decidido levantar la bandera de la Tradición haciendo saltar las alarmas de los defensores del Estado aconfesional, tal y como define la Constitución al Estado.

Entre los críticos con este giro se encuentran, por ejemplo, los juristas Joaquim Bosch, magistrado y exportavoz de Jueces y Juezas por la Democracia; y Joaquín Urías, exletrado del Constitucional: "Veo mucho nacionalcatolicismo y poco constitucionalismo a la hora de aplicar la aconfesionalidad estatal", denunciaba en Twitter recientemente Bosch, mientras que Urías denunciaba que el PP ha dado "el cambiazo" a la aconfesionalidad del Estado recordando que durante la Transición había grupos ultrarreligiosos que pedían votar "no" a la Constitución apelando a Jesucristo. 

El intento del Partido Popular por alzar la bandera de los valores tradicionales, tal y como lo describe Enric Juliana, se ha manifestado con claridad en esta Semana Santa, pero no únicamente. A continuación reproducimos diez pequeñas píldoras que reflejan un retroceso en el camino hacia un Estado aconfesional.

1. Cuatro ministros entonan 'El novio de la muerte'

Ha sido, probablemente, la imagen más sonada de esta Semana Santa. Cuatro ministros (Cospedal, Zoido, Méndez de Vigo y Catalá) presidieron el desembarco y traslado del Cristo de la Buena Muerte –conocido como el Cristo de Mena– en Málaga e incluso se atrevieron a entonar El novio de la muerte, el histórico himno legionario.

La imagen, además, se difundió en directo a través de TVE, por lo que nada pareció casual. Era una imagen, solo una, pero con un enorme valor simbólico para el electorado más conservador. Los populares, tras las críticas cosechadas entre los partidarios de la laicidad del Estado, han defendido la presencia de sus ministros en el acto. "Forma parte de nuestras tradiciones. Es un himno muy respetable", ha señalado el portavoz, Rafael Hernando. 

2. Defensa ordena izar la bandera a media asta

El ministerio de Defensa, que dirige María Dolores de Cospedal, ordenó esta Semana Santa por segundo año consecutivo izar la bandera a media asta como símbolo de duelo por el fallecimiento de Jesús de Nazaret. Defensa alega que se trata de una "tradición" y que también con el PSOE se ordenaba. Sin embargo, el exministro socialista José Bono desmintió a Cospedal y aseguró que durante su mandato jamás se ordenó izar la bandera a media asta en Semana Santa. 

El Defensor del Pueblo, en declaraciones a eldiario.es, también ha cuestionado que la medida sea adecuada por su posible colusión con la aconfesionalidad del Estado.

La bandera ondea a media asta en el cuartel de artillería de Fuencarral.- ATLAS

3. El No-Do regresa a TVE para exaltar la fe católica 

"Esto no es la calle Larios, esto es Jerusalén", decía extasiado el locutor de La 2 durante la noche del Jueves Santo en directo desde Málaga para acto seguido hacer un repaso de lo que había dado de sí la jornada de actos religiosos en toda España. Mientras tanto, el Telediario de La 1 relata cómo hasta cuatro miembros del Gobierno han acudido a la procesión legionaria de Málaga. 

"Porque en el resumen de La 2 quienes hablan lo hacen desde un catolicismo militante y si alguno de los dos comentaristas no es cura, desde luego que tiene voz de cura"

Tal y como destaca el portal especializado en televisión Zeleb.es, el problema en este caso no es ya el despliegue de medios de la televisión pública para cubrir la festividad religiosa, que podría ser también, sino el tono empleado y el modo de contarlo a los espectadores. 

"Porque en el resumen de La 2 quienes hablan lo hacen desde un catolicismo militante y si alguno de los dos comentaristas no es cura, desde luego que tiene voz de cura y expresiones de sacerdote de los de antes. (...) Todo es apología de la fe cristiana. Lo cual resulta admisible en otros ámbitos pero no debiera serlo en una televisión que pertenece a todas y todos y que, además, se inscribe en lo que la Constitución define como Estado aconfesional", denunciaba el portal

4. Obispos, como Munilla, fuera de sus casillas

El Obispo de San Sebastian, José Ignacio Munilla. /EFE

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, está desatado en los últimos tiempos. Suyas fueron las palabras que señalaban que el demonio le había metido un gol al feminismo, entre otras cosas. No es el único. Obispos y sacerdotes han ocupado titulares por sus polémicas declaraciones sobre feminismo o derechos del colectivo LGTBi. El obispo de Alcalá de Henares, por ejemplo, en la misa de Viernes Santo de 2012 asoció homosexualidad y prostitución en su homilía retransmitida por TVE.

En este recopilatorio de Tremending se recogen algunas de las frases más polémicas que han pronunciado en los últimos años cargos de la Iglesia católica. Entre ellas no están, sin embargo, frases como la del obispo Munilla tras el terremoto de Haití,  que dejó 222.000 muertos. El religioso señaló que "existen males mayores" y que "deberíamos llorar por nuestra pobre situación espiritual y nuestra concepción materialista de la vida". 

5. La Fundación Franco presume de golpe de Estado

Esta Semana Santa y, concretamente, el Domingo de Resurrección también vimos a la Fundación Francisco Franco, dedicada a ensalzar la vida y obra del dictador, celebrar en la red social Twitter el aniversario de la victoria de los golpistas que se alzaron en armas el 18 de julio de 1936 contra la democracia republicana y que provocaron la Guerra Civil. "Hoy celebramos una Victoria tan justa como merecida", escribieron en Twitter ante la estupefacción de los ciudadanos. 

Resulta curioso, no obstante, que desde Alemania no sea accesible el perfil de la Fundación del dictador en la mencionada red social por incitar al odio y a la violencia y en España, donde se sufrió ese odio y esa violencia, esta Fundación haya recibido subvenciones y tenga en su poder documentos que están considerados como secretos de Estado ante la pasividad del Gobierno

6. La justicia no llega para víctimas de la dictadura

Mientras la Fundación Francisco celebra la "victoria" del 1 de abril de 1939, las víctimas de la dictadura siguen sin obtener justicia y cientos de miles de republicanos que lucharon para defender la joven democracia republicana están en cunetas abandonados por el Estado. 

Mientras la Fundación Francisco celebra la "victoria" del 1 de abril de 1939 las víctimas de la dictadura siguen sin obtener justicia

El pasado 20 de marzo, hace apenas dos semanas, PP, PSOE y Ciudadanos votaron juntos en el Congreso para oponerse a la modificación de la Ley de Amnistía de 1977 que abría la puerta a la posibilidad de juzgar a los mandos franquistas que queden con vida, como el torturador Billy el Niño o varios ministros, y que daría cumplimiento a las recomendaciones que organismos internacionales especializados en Derechos Humanos han dado al Estado español. 

Mientras tanto, ministros durante la dictadura, como Fernando Suárez, conceden entrevistas a diarios de tirada nacional como El Mundo en las que no se le piden cuentas por su participación en una dictadura que ejerció violencia sistemática contra la población o por haber firmado penas de muerte contra ciudadanos en los últimos coletazos del franquismo. 

7. La religión, dentro de las aulas

A pesar de la llegada del Estado acofensional, la asignatura de Religión nunca salió de las aulas, pero es que con la LOMCE, la polémica Ley de Educación del Partido Popular, cuenta además para la nota. De hecho, el actual ministro de Educación, Méndez de Vigo, se jactaba recientemente de que la nueva ley haya aumentado el número de alumnos de Religión. "Es importante que el sistema educativo tenga referencias a valores, en algunos casos religiosos y en otros éticos", decía el ministro. 

En los últimos años también ha renacido un debate que parecía muerto: el de si las escuelas concertadas que segregan por sexo pueden recibir financiación pública.  El Supremo dio la razón a varios centros concertados que segregan por sexo en su pulso con la Junta de Andalucía, que buscaba poner fin a estas subvenciones ya que infringía el artículo 14 de la Constitución Española, que dice que todos los españoles somos iguales ante la ley. 

8. ¿Hacia una democracia militante?

Desde la llegada del Partido Popular al Gobierno en 2011 también se han reactivado una serie de delitos de opinión que dada la manera en la que se están aplicando parecen buscar la conversión de España en una democracia militante, es decir, una democracia que penaliza a los ciudadanos que tienen ideas contrarias a la misma. 

El concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona Josep Garganté quema una foto del Rey./ EFE

Así, en los últimos años, se ha vivido un incremento de los juicios por injurias a la Corona, pero también se han visto condenas por "ultraje a España" o por delitos contra los sentimientos religiosos. Mención aparte merece la manera en la que Interior está intentando aplicar los delitos de odioel crecimiento exponencial de las condenas por enaltecimiento del terrorismo, castigos que muchas veces han recaído sobre personas que se mostraban radicalmente en contra del orden social existente y que exaltaban directamente la acción de una banda terrorista determinada. 

9. Más nacionalismo rancio y excluyente

El conflicto en Catalunya y su lucha por el derecho de autodeterminación ha puesto de manifiesto también el conflicto latente entre dos maneras de entender la nación española: una España plurinacional o una España de una única nación. Así, también ha dado oportunidad de que personas de reconocida ideología de extrema derecha hayan sido presentadas en medios de comunicación generalistas como "patriotas". 

Este diario publicó el reportaje Cuando la extrema derecha ocupa el centro sin que salten las alarmas en el que denunciaba que la ultraderecha ha encontrado hueco, gracias al conflicto catalán, para colar su discurso identitario respaldada por determinados medios generalistas y partidos políticos. Asimismo, la idea de un nacionalismo español reaccionario y excluyente se ha fortalecido frente a los que entienden España como una nación de naciones que tiende al federalismo.

Un grupo de ultras, con banderas de España, increpan a los miembros de Unidos Podemos a las puertas de su asamblea en Zaragoza. /EFE

10. Defensa se quiere colar en los colegios privados

El Gobierno quiere que los alumnos de Primaria tengan formación sobre la importancia del himno y de otras canciones militares, así como utilizar las aulas para promover la asistencia al desfile de las Fuerzas Armadas o incluso dar información sobre cómo y cuándo se pueden alistar los jóvenes a las Fuerzas Armadas. La información fue adelantada por La Razón  y forma parte de una guía que han elaborado conjuntamente el Ministerio de Defensa y el de Educación, aunque, tal y como informa eldiario.es, de momento la unidad didáctica que se había adelantado ha sido retirada de su web tras el revuelo mediático surgido cuando se dio a conocer.  

Más noticias en Política y Sociedad