Público
Público

Las estadísticas se rompen y el número de infectados puede aumentar por el incremento de test

El Ministerio de Sanidad debe corregir las series históricas sobre la evolución del coronavirus tras detectar errores en las cifras de fallecidos y curados. El número de reproducción básica, el que muestra a cuántas personas contagia cada infectado, es clave para entender la evolución.

GRAFCAT5093. GUISSONA (LLEIDA) (ESPAÑA), 17/04/2020.- La empresa agroalimentaria bonÀrea ha instalado un sistema de cámaras termográficas en su fábrica de Guissona (Lleida) que permiten conocer la temperatura corporal de las personas que entran a las inst
Sistema de cámaras termográficas que permite conocer la temperatura corporal de manera automática. .EFE/ Susanna Sáez

Esta ha sido la semana más caótica en relación a las cifras del coronavirus desde que comenzó la pandemia. A la falta de contabilizar los fallecidos en residencias y la acumulación en ingresos de UCI se ha sumado el desbarajuste con los datos de fallecidos en Catalunya y la detección de casos leves y asintomáticos por el uso de test serológicos, el tipo de pruebas que detectan anticuerpos en personas que están infectadas o que ya han superado el virus. 

Este viernes se notaron "distorsiones" en los datos. Llegaron más tarde de lo habitual y con cifras que no cuadran. Por primera vez en esta emergencia no se conoce el número exacto de fallecidos diarios ni el de curados. Las series se han roto y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado que tendrán que corregir las series históricas "en los próximos días". 

Simón ha pedido paciencia por la complejidad del asunto. España, como el resto de países, sigue los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la hora de registrar los contagios y los fallecidos. Pero la falta de pruebas, material e incluso de recursos humanos está provocando que sea difícil conocer la fotografía real en muchos de los países más afectados por el coronavirus. La complejidad de la recogida de datos choca con la importancia de tener las cifras claras para hacer frente al virus.

Previsiblemente, la semana que viene el Ministerio de Sanidad habrá sido capaz de reconstruir las series históricas. También, previsiblemente, el número de contagios aumente por el incremento de pruebas PRC y de test serológicos. Es algo que ya ocurre desde el pasado martes porque varias comunidades autónomas han empezado a realizar los test rápidos y a notificar casos leves y asintomáticos.

Pero esto datos no se tienen de todas las comunidades autónomas. Como se puede ver en la siguiente tabla, los datos del Ministerio solo recogen esta información de las regiones de Andalucía, Aragón, Asturias, Ceuta, Valencia, Extremadura, Murcia y La Rioja.

A esta discrepancia se ha sumado la cifra de personas dadas de alta o curadas. El dato de este viernes de "curados" es de 72.963 y el de este jueves fue 74.979. "Tenemos dos cifras diferentes", ha reconocido Simón. Las diferencias vienen de las personas que pasan el virus aisladas y son dadas de alta por teléfono. 

Para solucionar esto, el Ministerio ha publicado otra orden ministerial para unificar los criterios y agrupar los datos. Con esto pretenden solucionar las diferencias a la hora de contabilizar los ingresos en UCI (algunas comunidades autónomas hasta ahora han mandado la cifra acumulada y otras la diaria), los contagios, conocer el porcentaje de asintomáticos y aclarar las definiciones. La tabla es más concisa que las anteriores, como se puede ver a continuación. 

La serie histórica de fallecidos se rompe

Este viernes los responsables del comité técnico del coronavirus comparecieron por primera vez sin que se hubiera publicado la tabla de datos que mandan a los medios de comunicación. Simón reconoció que las cifras podían "parecer extrañas". El motivo es que la serie histórica de fallecidos se ha roto y no se conocen los datos de este viernes por un desfase con los números de Catalunya. El Ministerio siempre ha pedido a las comunidades autónomas que informen de los fallecidos que dieron positivo en pruebas previas pero, como en otros datos, no todas las comunidades han seguido los mismos criterios. 

El Ministerio recogía información de Catalunya de dos fuentes diferentes y tiene que corregir las variaciones

Según los datos del Ministerio, en las últimas 24 horas se han producido 585 nuevos fallecimientos a causa del coronavirus, lo que dejaría la cifra total de víctimas en 19.478. Sin embargo, en el informe del jueves los fallecidos eran 19.130. Si se restan los números la cifra diaria desciende a 343. El problema viene de los datos de Catalunya. De esta comunidad se recogían los datos de dos fuentes diferentes y han identificado una variación en la última semana. Según una nota explicativa del Ministerio, se han actualizado estos datos con los que han sido validados por las autoridades de Salud Pública de Catalunya y las variaciones serán corregidas en los próximos días.

Catalunya ha sido la primera comunidad autónoma que ha contabilizado los datos de fallecidos obtenidos por las funerarias y atribuyeron al virus el doble de muertes de las contabilizadas hasta el momento. Según los datos del miércoles de la Generalitat, las muertes por coronavirus superarían las 7.000, pero el dato de fallecidos dado al Ministerio de Sanidad fue de 3.855. Este viernes, al corregir el número, descendían: 3.752.

La nueva serie histórica se colgará en la página web de Sanidad. Esto quiere decir que los datos ofrecidos hasta ahora como oficiales van a cambiar y que dentro de unos días se ofrecerán otros que permitirán hacer "una interpretación correcta".

Los 'invisibles' en las cifras del coronavirus

En Francia ya se refieren de manera informal como los 'invisibles' a los que se supone que han muerto por el coronavirus fuera del hospital. Hasta hace diez días el país vecino solo reconocía en sus estadísticas como muertos por la epidemia a los fallecidos en hospitales. El criterio cambió al detectar grandes focos de contagios en residencias de mayores. Las cifras se dispararon. 

España también tiene fallecidos 'invisibles' para las tablas del Ministerio de Sanidad. Desde hace semanas las estadísticas no cuadraban, pero esto se hizo claro cuando Catalunya reconoció la diferencia de 3.245 fallecidos entre el dato oficial y el dado por las funerarias (muertos que no contaron con un diagnóstico previo). España, como el resto de países, sigue el criterio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la hora de contabilizar los muertos: solo cuentan los que han tenido antes una prueba positiva.

Esta definición de caso hará que hasta que pase la epidemia no se conozca la realidad sobre los muertos por coronavirus. Un problema que no es solo estatal, es mundial. Según pudo saber Público, se empezará a recoger a partir de ahora las cifras de fallecidos que han tenido síntomas compatibles con el coronavirus. Un dato que podría acercar a conocer el mapa aproximado, pero que puede complicar la recopilación de datos. 

El Ministerio de Sanidad sí tiene ya los datos de los fallecidos en residencias por parte de las comunidades autónomas. Ahora mismo se están comprobando y estudiando y en unos días se publicarán, según explicó el ministro Salvador Illa en rueda de prensa este viernes.

La clave: el número de reproducción básica

Aún así, habrá que esperar unos días a que se corrijan las series históricas para continuar interpretando los datos. Mientras, lo más seguro es seguir fijándose en la clave de toda epidemia: el número de reproducción básica (R0). Este número nos dice a cuántas persona contagia cada infectado. El objetivo es que esté por debajo de uno.

España lleva dos semanas en torno al uno. Como se puede ver en el gráfico, en las comunidades autónomas este número todavía varía de unas a otras. Si ese número se mantiene por debajo de uno a nivel estatal y consigue bajarse en todas las regiones entonces las infecciones se frenan. Es la clave desde que empezó la epidemia para medir la evolución. Ahora, a falta de otros datos y de la corrección de la serie histórica, se hace aún más importante para controlar si sube o baja.

Más noticias