Público
Público

Los últimos recuentos del coronavirus pueden crear dudas sobre su expansión

La tasa de crecimiento diaria de la pandemia se ha ralentizado, pero todo apunta a que el motivo es que ya no se hacen pruebas a las personas con síntomas leves. Esta semana estos casos se vuelvan a contabilizar, lo que hará que la tasa incrementara otra vez. Estos cambios dificultan conocer la magnitud del problema.

GRAF8175. MADRID, 17/03/2020.- Un hombre con una mascarilla sanitaria sale de Urgencias, este martes en el Hospital Gregoria Marañón. El Ministerio de Sanidad ha confirmado un total de 11.178 casos de coronavirus, 1.987 nuevos, un 17,7 % más en las última
Hospital Gregoria Marañón de Madrid. EFE/ Juanjo Martín

Los datos del Ministerio de Sanidad de este martes dieron un halo de esperanza: la tasa de crecimiento de casos de contagiados por el coronavirus del último recuento es menor que la de los días atrás. Los contagios identificados de coronavirus crecieron en España un 17,7% en las últimas 24 horas, lo que supone una pequeña "ralentización", según indicó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

Sin embargo, y como también señaló Simón, este dato no tiene por qué significar que comienza a frenarse la tasa de crecimiento. Desde el domingo no se realizan pruebas a personas con "infección leve" y que no formen parte de los grupos considerados en riesgo o sean trabajadores esenciales por lo que puede haber contagiados que ahora no se recuentan. Cambios que imposibilitan conocer la magnitud real de la pandemia en el país.

Esto limita las personas a las que se realizan la prueba pudiendo provocar un baile de números sobre los datos del coronavirus. De hecho, en la Comunidad de Madrid y en Catalunya ya se limitó el recuento desde el pasado jueves y el Gobierno lo ordenó a los servicios sanitarios de todas las comunidades autónomas el pasado domingo. 

Así, desde el 15 de marzo, sólo se realizan pruebas para confirmar los casos a las personas hospitalizadas o que cumplan con los criterios de ingreso hospitalario, a las personas que presenten "infección respiratoria aguda de cualquier gravedad" y sea personal sanitario y sociosanitario o de otros servicios esenciales, o personas especialmente vulnerables.

A las personas que presenten síntomas leves se les pide que contacten con sus servicios de salud o los teléfonos habilitados y, a los considerados posibles casos de contagiados, se les determina aislamiento domiciliario.

Estos casos se consideran como "posibles" y "sin criterio para realizar test diagnóstico", por lo que no se incluyen en el recuento oficial del Ministerio de Sanidad de cada día.

La tasa puede volver a crecer con el próximo cambio

Sin embargo, la tasa de crecimiento diario puede volver a aumentar en los próximos días. El Ministerio de Sanidad estudia un dispositivo para comenzar a realizar test rápidos a los casos leves desde esta misma semana

Este anuncio llega después de que la Organización Mundial de la Salud avisara de que lo mejor es realizar todas pruebas posibles para detectar y aislar los contagiados y sus contactos directos, incluidos aquellos que presentan síntomas leves. La importancia de la detención precoz radica en que es la única forma de romper la cadena de contagio.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, insistió en esta idea al avisar a los países que las medidas de distanciamiento social no bastan para frenar la curva de la pandemia y que es necesario un aumento urgente en las pruebas y el aislamiento y rastreo de contactos. Sólo de esta forma indicó que es posible vencer el virus.

Simón, en este sentido, aseguró que en Sanidad son "conscientes del diagnóstico precoz y el aislamiento de los casos para reducir la transmisión son muy importantes" y avanzó que esperan que "en dos o tres días" se vuelvan a realizar las pruebas a todos los casos.

Más noticias de Política y Sociedad