Público
Público

Europa actualizará sus planes climáticos para reducir aún más sus emisiones de CO2

El vicepresidente de la Comisión Europa ha informado en la Cumbre del Clima del compromiso del viejo continente para rebajar sus gases de efecto invernadero de cara a 2030.

Vista de la planta de carbón de Belchatow, Polonia.
Vista de la planta de carbón de Belchatow, Polonia. Kacper Pempel / REUTERS

El vicepresidente de la Comisión Europa, Frans Timmermans, ha anunciado este martes en la Cumbre del Clima de Egipto que el viejo continente actualizará sus planes climáticos (Compromisos Nacionales Determinados - NDC's) para reducir aún más sus emisiones de CO2. De esta forma, Europa pasará de recortar el 55% de sus gases de invernadero en 2030 a recortar el 57%.

"No dejéis que nadie te diga, aquí o fuera, que la UE está dando marcha atrás. No dejéis que te digan que la invasión rusa de Ucrania está acabando con el Pacto Verde Europeo; que estamos en una carrera por la gasolina. No, Europa mantiene el rumbo. En realidad, incluso estamos acelerando", ha dicho Timmermans en un discurso pronunciado en el centro de convenciones de Sharm el Sheikh, donde transcurre la COP27.

El vicepresidente, además, ha hecho mención a alguno de los asuntos que permanecen enquistados en las negociaciones de la COP. Ha pedido que las naciones lleguen al consenso de, al menos, "mantener vivo el objetivo de 1,5ºC" acordado el Glasgow. Es una mención directa a la división de opinión que hay actualmente entre las partes asistentes a la conferencia, pues algunos de los países más poderosos habrían presionado para rebajar ese objetivo –mantener la subida de temperatura por debajo de 1,5ºC– a los 2ºC.

"Demasiados países no pueden afrontar la crisis climática por sí solos"

También ha hecho referencia a los problemas relacionados con la financiación, algo que divide internamente a la Unión Europea, con algunos países proclives a proporcionar más dinero y herramientas para cooperar con los países vulnerables; y países cerrados en banda a destinar más fondos a esta causa. 

Timmermans ha lanzado un mensaje claro que deja entrever que Europa podría consolidar una postura de ayuda y tender su mano al sur global para ayudarlo a afrontar las pérdidas provocadas por la crisis climática. "Necesitamos trabajar más rápido en la adaptación. La UE está lista para avanzar en el objetivo global de adaptación. Estamos listos para abordar pérdidas y daños. Porque demasiados países no pueden afrontar la crisis climática por sí solos", ha dicho. 

"Necesitamos cerrar la brecha en el financiamiento climático, incluso duplicando colectivamente el financiamiento para la adaptación: las partes que no han cumplido deben asumir la responsabilidad y deben cumplir. Necesitamos trabajar con los bancos multilaterales para poner en marcha el cambio de los billones", ha pedido el alto dirigente europeo.

Lejos de un compromiso "equitativo"

El anuncio de Timmermans de pasar del 55% al 57% no ha terminado de convencer a los colectivos ecologistas y observadores que han acudido a la cumbre climática egipcia. Para ellos, este porcentaje estaría lejos de lo necesario para conseguir mantener la subida global de temperaturas por debajo del 1,5ºC, ya que el último informe de la Organización Mundial de Meteorología estima que el viejo continente es una de las regiones del planeta que más rápido se están calentando.

Chiara Martinelli, directora de la Climate Action Network (CAN), una red que engloba a más de un centenar de organizaciones ecologistas, ha pedido tras el anuncio que se eleve la reducción de emisiones hasta el 65%. "Es la parte equitativa a la que la UE debería comprometerse", ha dicho en una ruda de prensa. "Este pequeño aumento anunciado hoy en la COP27 no hace justicia a los llamamientos de los países más vulnerables que están en primera línea. Si la UE, con un gran historial de emisión de gases de efecto invernadero, no lidera la mitigación del cambio climático, ¿quién lo hará?"

Más noticias