Público
Público

EUSKADI Elkarrekin Podemos lleva a las instituciones vascas una iniciativa de "memoria histórica" sobre la violencia machista

El Parlamento Vasco analiza este jueves una iniciativa de la coalición de izquierdas para tratar de construir “una política pública de memoria específica” ante este tipo de casos. Entre otras medidas, plantea la creación de un archivo para la “investigación y conservación de objetos y documentos”.

Manifestación realizada en Bilbao el pasado 8-M. EFE

“Si estoy en tu memoria, soy parte de la historia”, reivindicaban en los peores tiempos las víctimas de la dictadura argentina. Hoy, a este otro lado del océano, Elkarrekin Podemos parte de ese mismo principio para reclamar que se construya memoria histórica en torno a las víctimas de la violencia machista en Euskadi. Se trata, ante todo, de impedir la doble muerte que implica el olvido.

La iniciativa lanzada por la coalición de izquierdas –integrada por Podemos Euskadi, Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak– ha sido registrada en la semana previa al 25-N en todas las instituciones de Euskadi donde cuentan con representación. Este jueves llegará al pleno del Parlamento Vasco, donde será sometida a debate.

Todavía hay muchísimo margen de mejora hasta que podamos afirmar que en Euskadi contamos con una política de memoria, reconocimiento y reparación con las víctimas y supervivientes de violencias machistas”, afirmó la parlamentaria Eukene Arana, encargada de llevar este proyecto al registro del Parlamento Vasco.

En esa iniciativa, Elkarrekin Podemos plantea precisamente “reconocer a las víctimas y supervivientes de violencia machistas construyendo memoria colectiva y memoria histórica en torno a las violencias machistas, a través de una política pública de memoria específica”.

A la hora de identificar las acciones concretas a llevar a cabo, plantea “la reparación simbólica, el reconocimiento mediante actos institucionales y elementos conmemorativos en el espacio público y la creación de un archivo específico para la investigación y conservación de objetos y documentos que sirvan para documentar, generar conciencia y difundir cómo ha evolucionado la consideración y reconocimiento de las víctimas de las violencias machistas por parte de la sociedad, las leyes y los medios de comunicación”.

Módulo educativo

La iniciativa también está enfocada en las generaciones más jóvenes. Precisamente, se propone también “poner en marcha un módulo educativo para la igualdad y vidas libres de violencias machistas que incorpore la escucha de testimonios de víctimas y sobrevivientes de violencias machistas, dirigido principalmente al alumnado de cuarto de la ESO y Bachillerato”.

A la hora de registrar este proyecto, Arana apelaba precisamente a las mujeres que “continúan conquistando derechos y libertades, y que están perdiendo el miedo”. La memoria es la receta para no olvidarlas.

Más noticias de Política y Sociedad