Público
Público

FC Barcelona ¿Qué es el 'BarçaGate'?: de las campañas contra Messi o Piqué a la detención de Bartomeu

Los Mossos efectúan los primeros arrestos de un caso que tiene su origen en la contratación de una empresa que sorteó los controles internos del club para supuestamente deslegitimar a personalidades no afines a la anterior directiva.

Fotografía de archivo de julio de 2019 del expresidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu.
Fotografía de archivo de julio de 2019 del expresidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu. EFE

El expresidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu ha sido detenido este lunes en el marco de una operación policial relacionada con el conocido como BarçaGate: un caso que vincula al club con pagos irregulares a una empresa que supuestamente habría utilizado las redes sociales para difamar a expresidentes del Barça, exjugadores y futbolistas en activo, además de otras personalidades y entidades.

El caso, desvelado por la Cadena SER, saltó hace un año, cuando el programa de la emisora Què t’hi Jugues! destapó el 17 de febrero de 2020 que el FC Barcelona contrató a I3 Ventures, una consultora de comunicación, para atacar a figuras no afines a la junta directiva de Bartomeu. Entre esos objetivos había nombres de la talla de futbolistas como Lionel Messi o Gerad Piqué; exjugadores y exentrenadores como Xavi Hernández, Carles Puyol o Josep Guardiola; expresidentes y opositores como Joan Laporta y Víctor Font; políticos y varios periodistas.

Las campañas supuestamente contratadas por el Barça iban en contra de personalidades como Messi, Piqué, Guardiola o Laporta

El club se desvinculó de las campañas de desprestigio, aunque sí reconoció sus vínculos con la consultora para, según justificó, crear climas de opinión favorables a Bartomeu. Esa contratación se hizo, según lo desvelado por la SER, con el pago de un millón de euros divididos en cinco contratos de 198.000 euros, lo que evitó que tuvieran que pasar por la aprobación de la junta directiva. Contratos realizados con cinco empresas diferentes con facturas a otros tantos departamentos de la entidad que no recibieron el visto bueno de la junta directiva en su totalidad.

Dimisiones y moción de censura

A pesar de que desde el Camp Nou se aseguraba que todo estaba en orden, lo cierto es que, apenas un día después de la aparición de las informaciones, el Barcelona se vio obligado a romper su relación con I3 Ventures, propiedad del empresario argentino Carlos Ibáñezal conocerse los vínculos de por lo menos seis cuentas en Facebook con la consultora.

El Barcelona se vio obligado a romper sus vínculos con I3 Ventures un día después de aparecer las informaciones

Posteriormente, el diario El País publicó que docenas de cuentas falsas de Twitter utilizadas para las mismas prácticas de difamación formaban parte de un entramado anterior destinado a crear una campaña contra el independentismo. Esas cuentas Estaban incluidas en la base de datos de NiceStream, la empresa madre de I3 Ventures, también propiedad de Carlos Ibáñez. Grupo al que, según la SER, pertenecían las empresas con las que el Barça realizó los pagos para las campañas de desprestigio en redes sociales.

La información causó un terremoto dentro de la junta directiva de Bartomeu, quien el 19 de febrero se reunió con la Comisión Delegada para debatir el asunto. Pero fue dos días después cuando la tensión se hizo latente en la reunión extraordinaria de la junta directiva de carácter no oficial. Un grupo de directivos pidió explicaciones al presidente por lo ocurrido y reclamó el adelanto de los comicios, previstos para 2021, y responsabilidades a Jaume Masferrer, el director del área de presidencia.

Bartomeu no accedió a la primera de las reclamaciones, pero sí a la segunda. Suspendió de empleo pero no de sueldo a Masferrer hasta la conclusión de la auditoría externa para investigar el caso, otra de las demandas del grupo de directivos molestos que fue aceptada, y se encargó a PriceWaterHouseCoopers (PwC).

Un agente del Área Central de Delitos Económicos de los Mossos d'Esquadra durante el registro de las oficinas del Fútbol Club Barcelona. Quique Garcia / EFE

Fruto de este caso, varios directivos, entre ellos el entonces vicepresidente y quien era considerado futuro presidenciable, Emili Rousaud, renunciaron en abril de 2020 de la junta directiva al estar en contra de las decisiones tomadas por Bartomeu. Meses después, en octubre, acorralados por el éxito de una moción de censura, las escasas alegrías deportivas y el caso Messi, el propio Bartomeu y su equipo dimitieron en bloque.

Segundo registro de las oficinas en el Camp Nou

Este lunes por la mañana, los Mossos d'Esquadra han irrumpido en las oficinas del club, en el estadio Camp Nou, para buscar más información sobre el caso. No es la primera vez. En julio de 2020 la Policía catalana ya entró en las dependencias de la entidad azulgrana para efectuar registros tras la auditoría externa encargada a PwC.

La jueza investiga indicios de posible administración desleal y/o corrupción entre particulares 

Pese a que la inspección revela que Jaume Masferrer participó activamente en el contenido en redes sociales, que se pagó un sobreprecio y que las facturas se dividieron para esquivar controles internos, el club siguió negando que se contrataran dichos servicios de difamación y que lo único criticable es que se cometieron varios errores administrativos al evitar los controles.

El BarçaGate saltó a los juzgados tras una denuncia del grupo de opinión azulgrana Dignitat Blaugrana presentada el 14 de abril del año pasado. La investigación judicial se encuentra aún bajo secreto de sumario, el cual ha sido alargado seis veces por el juzgado de instrucción número 13 de la Audiencia de Barcelona. La última prórroga finaliza el 10 de marzo. La jueza encargada del caso, Alejandra Gil Lima, investiga los indicios encontrados por los Mossos de posible administración desleal y/o corrupción entre particulares.

Además de Bartomeu, también han sido detenidos el exdirector del área de presidencia, Jaume Masferrer; el actual director general, Óscar Grau; y el jefe de los servicios jurídicos, Román Gómez Ponti. Los Mossos también han registrado la sede en Barcelona de I3 Ventures, que comparte con la empresa NSG Social Science, y las oficinas de Telampartner, empresa dedicada a la inversión financiera. La operación policial se lleva a cabo justo en la semana en que el próximo domingo, 7 de marzo, están previstas las elecciones a la nueva presidencia del FC Barcelona.

Más noticias de Política y Sociedad