Público
Público

Galicia El desmantelamiento en Verín continúa: sin gerente ni subdirector de enfermería en el hospital

Las plazas de pediatría todavía siguen desiertas y no hay información sobre los demás puestos vacíos. La Plataforma Sanitaria considera que esto marcará el año electoral de Feijóo. "Todos estamos cabreados, hasta los de su Gobierno. Antes que su partido está su pueblo", insisten.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4

Manifestación frente al hospital de Verín. Fecha: 30 de noviembre. (Foto de Raquel Besteiro, vecina)

El 1 de diciembre la Xunta cerró el paritorio de Verín y el municipio ourensano se quedó sin pediatras para atender a las mujeres embarazadas, partos y e infantes. Ahora, el gerente y el subdirector de enfermería tampoco aparecen por el centro, según ha informado la Plataforma Sanitaria de Monterrey. "No hay explicación oficial", manifiestan, tras haber pasado las Navidades en un encierro indefinido en el hospital. Al faltar estos cargos los trabajadores no tienen a quién dirigirse y tampoco cuentan con ningún tipo de información al respecto. Aurora Sola, integrante de la organización, asegura que esto será clave de cara a las elecciones autonómicas. "Todos están cabreados, incluso los de su Gobierno. Antes que su partido está su pueblo", refiriéndose al Presidente de la Xunta.

El Gobierno de Galicia justificó en un primer momento la supresión del servicio debido a la "disminución de los partos anuales y a una pérdida de calidad y seguridad". El hospital se quedó sin pediatras y las mujeres tendrán que desplazarse hasta 100 kilómetros para dar a luz en Ourense, al igual que los niños de 0 a 14 años para poder recibir asistencia médica de urgencia.

Feijóo explicó que la decisión estaba fundamentada en lo que aconsejaban los médicos. Luego, declaró que quien quiera puede usar el paritorio, pero "bajo su responsabilidad". A las puertas del año electoral, el presidente gallego ha cambiado su postura varias veces y dista de las primeras declaraciones. El paritorio de Verín ha sido un debate político de primer orden y su mayoría absoluta, tras cuatro años consecutivos, puede peligrar.

Trabajadores, familiares y usuarios del Hospital de Verín (Ourense) en el entierro simbólico del paritorio del hospital, del cerrado desde el 1 de diciembre./ Brais Lorenzo (EFE)

La Xunta ha claudicado y ha convocado dos plazas de pediatría en Verín. "Si hay pediatras se abre en 24h", aseguró Feijóo. El Gobierno gallego reconoció a principios de diciembre que todo se debe a la "incapacidad" de reunir a estos profesionales, ya que los facultativos no se presentan voluntarios. Sin embargo, según informan fuentes sanitarias a Público, las guardias ya estaban previstas hasta mayo de 2020 y sostienen que han sido las denuncias por parte de los médicos las que han apurado a la Xunta a suprimir el paritorio. Una de las sentencias, facilitada por la Confederación Intersindical Gallega (CIGA), retrata que el Tribunal Gallego de Xustiza obligó a cambiar el sistema de guardias de la Sanidad Pública en un municipio ourensano por considerarlo ilegal.

Un pediatra residente denunció al Sergas en 2017 por forzarle a viajar desde Ourense hasta el hospital comarcal de O Barco de Valdeorras a más de 100 kilómetros de distancia y en un plazo de máximo 20 minutos para cubrir una "guardia localizada", lo que el juez consideró "imposible", así como un "trato discriminatorio y desigual" por parte de la Xunta a estos médicos con nombramiento interino temporal.

El juez consideró que tiene que darse un "idéntico tratamiento a los pediatras temporales y a los fijos

Este sistema, recoge la sentencia, "implica someter a los médicos temporales a unas condiciones de trabajo menos favorables que a los trabajadores con vínculo de fijeza", ya que "estos últimos solo se verán obligados a cubrir esas guardias de manera forzosa si no hay personal temporal que pueda cubrirlas". De esta manera, "los temporales serán los llamados en primer lugar y no podrán oponerse, viéndose obligados a desplazarse más de 100 kilómetros para prestar la asistencia sanitaria".

El juez consideró que tiene que darse un "idéntico tratamiento a los pediatras temporales que a los fijos del CHUO (Complejo Hospitalario Universitario de Ourense)". El fallo fue emitido por el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número de 1 de Ourense y se condenó al Sergas a abonar la diferencia retributiva entre lo cobrado por lo que entienden como "guardias localizadas" y lo que habría podido percibir el médico como "guardias de presencia física".

"La Xunta se lleva a nuestros especialistas"

Desde hace tres años la Plataforma Sanitaria denuncia las actuaciones de la Xunta por "llevarse a los especialistas de Ourense". Aseguran que el Gobierno "hizo caso omiso" hace cinco meses cuando avisaron desde Verín que el pediatra titular se iba a jubilar. Además, explican que el Hospital Comarcal tampoco cuenta con dermatólogo ya que lo enviaron a Ourense. La organización considera que "es un plan de la Xunta para que la gente tenga que desplazarse hasta 100 kilómetros o recurrir a la privada".

Apenas dos días después del Día Internacional Contra las Violencias Machistas, la Xunta comunicaba el cierre del paritorio del Hospital Comarcal de Verín, un municipio de 14.600 habitantes. El conselleiro de Sanidade de la Xunta, Jesús Vázquez Almuiña, alegaba entonces que "un parto no es un infarto" donde "hay tiempo para hacer el desplazamiento". El mejor ejemplo de las complicaciones que supone el cierre del paritorio ocurría unos días más tarde de madrugada cuando una mujer llegó al hospital con un parto muy avanzado. Javier Castrillo, el ginecólogo de guardia, impidió el traslado hasta Ourense por el alto riesgo de producirse el parto en la propia ambulancia.

El feminismo denunció la violencia institucional hacia las mujeres

La mujer dio a luz en Verín sin ninguna complicación y el recién nacido fue trasladado al Hospital de Ourense. El feminismo denunció la violencia institucional hacia las mujeres por separar al bebé de su madre, sin embargo, Feijóo lo justificó declarando que "alguna dificultad tendrían" y que "por algo será". Por su parte el personal que atendió el parto aseguró que todo había salido bien.

Castrillo, informó al juez de la situación que se vive en la comarca. Explicaba a Público que "hay múltiples causas por las que tiene que ser necesario sacar al feto de manera inmediata, como puede ser una atonía uterina que provoca grandes hemorragias", y al tener que recorrer tanta distancia, no se llegaría a tiempo. "No llega ni a los 20 kilómetros" y "puede significar tanto la muerte de la madre como del feto" señala.

La Plataforma Sanitaria insiste en que "es el Gobierno el que tiene que dotar al hospital de pediatras, es una cuestión de medios" y asegura que las carreteras secundarias para llegar al Hospital de Ourense desde Verín y otros municipios no son las adecuadas, ya que en invierno se cubren de hielo y nieve lo que puede ocasionar "graves consecuencias". La lucha por la reapertura del paritorio y por la defensa de la sanidad pública gallega no cesará tampoco en las próximas fiestas con una acción el propio día 31 de diciembre, a la espera de que la Xunta escuche de una vez por todas al pueblo ourensano.

Más noticias en Política y Sociedad