Público
Público

El Gobierno asesorará a los ayuntamientos pequeños para recuperar los bienes inmatriculados por la Iglesia

Félix Bolaños ha entregado a Abel Caballero, presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, el listado de 1.000 bienes que la Conferencia Episcopal reconoce que no son de su titularidad. 

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños (i), y el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, se chocan la mano en un acto de entrega del listado de bienes
El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños (i), y el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, se chocan la mano en un acto de entrega del listado de bienes inmatriculados por la Iglesia católica en España este 27 de enero de 2022. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

El Gobierno asesorará y ayudará a los ayuntamientos más pequeños y con menos medios de España para "recuperar inmediatamente" los bienes inmatriculados por la Iglesia católica que les pertenezcan.

"Les anuncio que vamos a cooperar para acompañar, ayudar y asesorar sobre todo a los ayuntamientos más pequeños, con menos medios y menos capacidad, para que puedan inmediatamente los bienes recuperarse para el dominio y patrimonio público y también, cuando corresponda, para el patrimonio y la titularidad de una persona física", ha explicado el ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños.

Este jueves, Bolaños se ha reunido con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, para entregarle el listado oficial de 1.000 bienes inmatriculados por la Iglesia, en los cuales, según el ministro "se han detectado errores, problemas, de tal manera que esos bienes, la Iglesia reconoce que no le corresponden y ahora toca regularizar".

En concreto, se ha referido al "acuerdo" al que han llegado el Gobierno e Iglesia católica en la comisión de inmatriculaciones y a la reunión que mantuvieron el pasado lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan José Omella.

Esta regularización, la harán de la mano de los ayuntamientos, tal y como ha detallado el presidente de la FEMP, Abel Caballero: "En torno a 1.000 bienes van a ser devueltos a sus propietarios y el mecanismo de devolución es a través de los ayuntamientos, lo pondremos en conocimiento de las alcaldesas y alcaldes en los que estén esos bienes que van a ser devueltos a sus propietarios".

En el listado no figura el propietario de cada inmueble

Según ha puntualizado, en "la inmensa mayoría" de los bienes de este listado "no está determinado en el documento quién es el propietario" por lo que "serán las alcaldesas y alcaldes los que tendrán que hacer la investigación, localizar a los propietarios".

A su juicio, "no es tarea fácil" pero se ha comprometido a hacer el trabajo y ha agradecido al Gobierno que se lo encargue a los alcaldes: "Queremos estar y vamos a estar", ha subrayado. Para Abel Caballero, estas inmatriculaciones "nunca se deberían haber producido" pero ha celebrado este "paso muy significativo". "Hace que el derecho a la propiedad sea respetado", ha zanjado.

No obstante, la Iglesia ha insistido en que no se trata de devolver 1.000 bienes inmatriculados sino que asegura que lo que le ha entregado al Gobierno es un informe con un millar de errores --entre el listado de casi 35.000 que el Gobierno envió al Congreso hace un año--, bienes de los que no les consta tener la titularidad, que son de terceros o que ya vendieron.

La Iglesia sigue manteniendo miles de bienes

Así pues, la Iglesia no pondrá fácil la tarea de deshacerse de ese millar de inmuebles que pasaron a su propiedad entre 1998 y 2015. "Este es un buen comienzo, pero no es final de la comisión de inmatriculaciones. Vamos a seguir trabajando con la Iglesia para devolver los bienes a sus legítimos titulares. Hay 14.000 de esos 34.000 inmuebles que no son lugares de culto. Hay que seguir trabajando", ha señalado Bolaños.

Sin embargo, este acuerdo tiene una letra pequeña: la legalización encubierta de todo lo que la Iglesia ha registrado a su nombre desde 1946, estimado en unos 100.000 bienes, en virtud de la reforma de la Ley Hipotecaria, con la que Franco quiso compensar a la Iglesia Católica por su apoyo durante la guerra civil. Además, el pacto entre el Gobierno y la Conferencia Episcopal también implica que se regularicen los otros 34.000 bienes que la Iglesia registró a su nombre desde 1998 sin demostrar su propiedad.

Más noticias