Público
Público

Heridos de bala en Linares El Gobierno ve "imposible" identificar a los policías responsables de los dos heridos de bala en los disturbios de Linares

La Subdelegación del Gobierno en Jaén reconoce al Defensor del Pueblo que hubo "dos errores" en el dispositivo policial que disparó munición real a los manifestantes el pasado febrero, pero que no ha podido identificar ni al agente que repartió el cartucho de postas ni al que apretó el gatillo.

herido linares
Joaquín Maestre, herido con munición real durante los disturbios de Linares, en el salón de su casa, en Guadalén, Jaén. Jairo Vargas

Dos "errores" del operativo policial tuvieron la culpa de que dos personas resultaran heridas por balas disparadas por la Policía durante los disturbios de Linares del pasado febrero a raíz de la brutal paliza de dos policías fuera de servicio a una hombre y su hija de 14 años en la localidad jienense.

Así lo ha reconocido la Subdelegación del Gobierno en Jaén en una respuesta al Defensor del Pueblo a la que ha tenido acceso Público. Sin embargo, resulta "imposible identificar" a los policías responsables de estos errores que llevaron a utilizar munición letal en lugar de pelotas de goma contra la multitud.

Dos personas recibieron impactos de postas y resultaron heridos de diversa gravedad. Según explica la Subdelegación del Gobierno al Defensor del Pueblo, que responde a la queja presentada por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), la Comisaría de Linares abrió un atestado policial para aclarar los hechos. Se realizó un informe técnico por parte de la Policía Científica, se tomó declaración a los funcionarios intervinientes y las dos personas heridas y se redactaron informes periciales.

"Resulta imposible identificar el uso de esa escopeta con un funcionario concreto"

La conclusión obtenida es que "entre los cartuchos de proyección que se usaron ese día, se mezcló un cartucho de postas". Según la respuesta, fueron tres policías los que usaron escopeta Franchi de dotación policial en esa zona y que tres fueron los policías que repartieron los cartuchos de proyección; siendo imposible identificar al policía que, por error, facilitó el cartucho de postas así como quien fue el que hizo uso del mismo por error, ya que estamos hablando de armas de dotación colectiva, resultando imposible identificar el uso de esa escopeta con un funcionario concreto. Como consecuencia de este fatal error se causó heridas de postas a dos personas".

Según relató a Público uno de los dos heridos, seis postas entraron y salieron de sus piernas y por pocos centímetros no afectaron a la arteria femoral, lo que podría haber provocado que se desangrara en pocos minutos. Sin embargo, su denuncia no había sido admitida a trámite por el juzgado un mes después de los hechos.

Pide normas para evitar que se eludan responsabilidades

A la vista de la "gravedad" de los hechos, el Defensor del Pueblo ha pedido "una regulación más detallada" del uso del material antidisturbios por las Unidades de Intervención Policial "que garantice su uso proporcional, oportuno y congruente, y para minimizar el riesgo lesivo de su utilización".

El Defensor del Pueblo ha recomendado formalmente a la Secretaría de
Estado de Seguridad "una normativa complementaria" que permita precisar "los mecanismos de control internos" no solo para la correcta utilización, sino también para "evitar la falta de identificación" tanto del responsable del operativo policial, "como del agente actuante en cada caso concreto que pueda suponer eludir las responsabilidades en caso de existir daños a la integridad física de los ciudadanos".

Al mismo tiempo, sugiere a Interior que ordene una investigación interna para  "esclarecer la responsabilidad" tanto en la decisión de la utilización del material antidisturbios, como en la asignación errónea del mismo a los agentes que dispararon.

Más noticias