Público
Público

Hospital Isabel Zendal Nueva protesta de los sanitarios madrileños por el traslado de personal al nuevo hospital de pandemias

La Comunidad de Madrid ha solicitado a los profesionales que se trasladen de forma voluntaria al nuevo hospital Isabel Zendal. Si no, enviará de forma directa a los sanitarios que han sido contratados como refuerzo de la covid.

Un grupo de sanitarios participa en la concentración para expresar el rechazo a la política destructiva que se está ejerciendo sobre la Sanidad Pública madrileña y el traslado de profesionales el hospital de emergencias Isabel Zendal.
Un grupo de sanitarios participa en la concentración para expresar el rechazo a la política destructiva que se está ejerciendo sobre la Sanidad Pública madrileña y el traslado de profesionales el hospital de emergencias Isabel Zendal. Víctor Lerena / EFE

PÚBLICO

La plataforma Sanitarios Necesarios ha organizado este martes una protesta a las puertas de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid por el traslado de personal sanitario de otros centros al nuevo hospital Isabel Zendal, dedicado a emergencias y pandemias, y que comenzará a funcionar a finales de este mes de noviembre. Algunos de los profesionales que han participado en la protesta se han quitado sus ropas y se han vestido con bolsas de plástico para simbolizar que el Gobierno regional de Díaz Ayuso les ha dejado desnudos frente a la pandemia del coronavirus. 

Los sanitarios madrileños piden a la presidenta madrileña que el personal sanitario que se incorpore al futuro hospital de Emergencias Isabel Zendal sea de nueva contratación.

La dotación de personal sanitario para trabajar en el nuevo hospital tendrá "carácter temporal" y su traslado desde otros centros será voluntario en principio, según la Consejería de Sanidad, pero si no hay suficientes trabajadores podrá enviar de forma directa a los sanitarios que han sido contratados como refuerzo de la covid.

El Sindicato de Técnicos de Enfermería defiende que "desde hace tiempo los hospitales de Madrid están insuficientemente dotados de profesionales, y éstos, que habitualmente están sobrecargados de trabajo, lo están ahora aún más a causa de la pandemia. Esa situación repercute negativamente en la atención al paciente y también en la salud del profesional".

Por eso dice no entender que "la promesa del nuevo hospital se desinfle restando a personal de otros hospitales, agravando esa situación y perjudicando aún más a trabajadores y pacientes".

Una queja que se une a la de otras organizaciones sindicales como Amyts, UGT y CSIF, que han mostrado su rechazo al traslado de personal de otros centros para cubrir las necesidades del nuevo hospital de emergencias.

Las prisas por finalizar la obra del hospital lo antes posible ya han provocado la muerte de un trabajador y los sindicatos denuncian ritmos de trabajo "excesivos". CCOO ha presentado hasta dos denuncias en Inspección de Trabajo tras detectar graves irregularidades en la obra.

Dicho hospital, además, costará finalmente cien millones de euros, el doble de lo previsto, como se supo la semana pasada. Desde la Consejería de Sanidad justifican este aumento en las "mejoras" sobre el proyecto inicial. Entre estas "mejoras" citan el aumento de la superficie construida, que ha pasado de los 56.000 metros cuadrados contemplados en el anteproyecto hasta los 80.000 actuales.

Por ejemplo, se ha aumentado en 2.000 metros cuadrados el edificio de usos múltiples sanitarios por la incorporación del Centro de Coordinación del SUMMA 112 y el Laboratorio Regional de Salud Pública, lo que requiere "sistemas de seguridad, suministros específicos y una dotación más compleja".

El hospital contará con cinco módulos, de los cuales tres serán de hospitalización con capacidad para unos mil pacientes y 50 camas uci.

Más noticias de Política y Sociedad