Público
Público

Homofobia en la iglesia La Iglesia dice que los homosexuales no son "enteramente varones"

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, defiende el derecho de exclusión de los homosexuales en los seminarios: "Pedimos que se reconozcan y sean enteramente varones, por lo tanto heterosexuales". Poco después y en un comunicado, el sacerdote se ha disculpado desdiciéndose de sus propias palabras.

Publicidad
Media: 2.27
Votos: 11

Luis Argüello en una rueda de prensa en la sede de la Conferencia Episcopal | EFE

La Iglesia española vuelve a cargar contra los homosexuales y los transexuales. El recién elegido secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha defendido el derecho de la Iglesia a poder seleccionar a sus candidatos al sacerdocio que, además de estar dispuestos a ser célibes, "pedimos que se reconozcan y sean enteramente varones, por lo tanto heterosexuales". Es decir, que para Argüello los homosexuales no son enteramente varones.

Argüello: "Pedimos varones célibes, pero también que se reconozcan y sean enteramente varones y por tanto heterosexuales"

"Nosotros en nuestra comprensión del ministerio admitimos a diáconos permanentes que sean hombres casados pero en el presbiterado como en el episcopado pedimos varones célibes y dentro de esta configuración de varones célibes pedimos también que se reconozcan y sean enteramente varones y por tanto heterosexuales", ha precisado Argüello.

Así lo ha indicado este viernes durante la rueda de prensa final de la Asamblea Plenaria de la CEE, al ser preguntado por cómo va a conjugar la Iglesia Católica la prohibición de los seminarios de admitir a personas homosexuales con las leyes autonómicas contra la LGTBfobia.

Instantes después, la CEE ha publicado un comunicado firmado por el propio sacerdote en el que matizaba sus palabras y pedía disculpas: "Lo que he querido expresar con esta frase poco afortunada es algo más amplio". Es decir, que la Iglesia Católica, a la hora de seleccionar a los candidatos al ministerio presbiteral, "pide que los candidatos sean varones, de sexo varón, de género varón y al mismo tiempo que su tendencia sexual no sea la atracción por el mismo sexo, sino que sea lo que la corporalidad masculina puede llevar consigo". Argüello ha insistido en que "por supuesto" las personas de condición homosexual son varones.

Leyes para cambiar de sexo

Argüello se ha referido también a las leyes salidas de algunos parlamentos autonómicos, muchas de las cuales -ha afirmado- incluyen un apéndice o diccionario ante "las novedades de situaciones a la hora de conjugar sexo y género, a la hora de desconjugar lo que el cuerpo dice y lo que la orientación expresa". Y ha considerado "curioso" que en la mayoría de ellas -las leyes aprobadas- "se ha elevado a categoría jurídica el sentimiento".

En este sentido, ha destacado que un decreto de la Dirección General del Registro Civil y del Notariado del mes pasado contempla que, "a la hora de poder cambiar de sexo y, por tanto, de ir al Registro y decir: yo no me llamo Antonio, sino que a partir de ahora me llamo Mari Pili, o Antonia, la categoría es el sentimiento".

Argüello: "Sólo el sexo sentido y no el sexto sentido puede ser suficiente para algo tan serio como es el cambio de sexo"

"Sólo el sexo sentido y no el sexto sentido puede ser suficiente para algo tan serio como es el cambio de sexo", ha criticado Argüello que, no obstante, ha reconocido el sufrimiento de muchas personas "que ha de ser atendido", pero reconociendo "lo que muchos psiquiatras dicen, que muchas situaciones que se producen a los 4-5-6 años, pueden luego, con la evolución de la propia persona", cambiar.

Para Argüello, esta cuestión es suficientemente seria como para conjugar respeto a la situación de las personas y al mismo tiempo racionalidad. "Porque hoy no solamente es este asunto, pensemos en la situación política de España, en nuestras tensiones como pueblo, como nación y nacionalidades", y ha alertado de que, de esta manera, es el sentimiento la categoría jurídica que puede fundamentar "la decisión gorda del cambio de sexo o la decisión tan importante de cambiar de configuración del Estado". "Una de las condiciones centrales del diálogo es que haya 'logos', que haya razón, no sólo sentimiento", ha concluido.

Reforma educativa

Sobre la reforma de la ley educativa que prepara el Gobierno, Argüello ha subrayado que a la Iglesia no le preocupa únicamente la asignatura de Religión y la escuela concertada, sino que le preocupa la educación en general y también la educación pública.

Ha reclamado al Gobierno "diálogo y pacto educativo", que se respete lo que contempla la Constitución y ha admitido que a la CEE le hubiera gustado que el diálogo con el Gobierno se hubiera producido antes de que el texto de la reforma educativa se hiciera público.

Argüello, hasta ahora obispo auxiliar de Valladolid, acaba de aterrizar en la Conferencia Episcopal al ser elegido hace dos días como secretario general, avalado por el cardenal Ricardo Blázquez.

Obispos homófobos

Dentro de la Iglesia española siguen dominando muchas voces que consideran a los homosexuales personas de segunda categoría, que padecen una enfermedad y que merecen el infierno. Por extensión, siguen sin considerar legítimas los matrimonios civiles entre personas del mismo sexo.

Algunos de los casos más llamativos son, por ejemplo, el del obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla. El prelado ha llegado a decir que la homosexualidad podía deberse a los “abusos sufridos durante la infancia”, o incluso a la “carencia de una figura paterna” en el caso de los hombres. Está convencido de que esas "heridas" se pueden "sanar" y considera que él mismo ha sido capaz de "curar" a tres homosexuales.

Pero hay más casos. El cardenal de Valencia, Santiago Cañizares, ha asegurado en más de una ocasión que existe un "imperio gay" o una "dictadura del ideología de género". Y qué decir del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, que durante una misa de Viernes Santo retransmitida por Televisión Española afirmó que hay personas que "llevados por tantas ideologías, acaban por no orientar bien lo que es la sexualidad humana, piensan ya desde niños que tienen atracción hacia las parejas del mismo sexo". "Os aseguro que encuentran el infierno", espetó a los feligreses.

Más noticias en Política y Sociedad