Público
Público

El incendio de Bejís se reaviva por el fuerte viento y el aumento de las temperaturas

Las llamas habían cesado durante la pasada noche debido a la lluvia. Sin embargo, el cambio en las condiciones meteorológicas ha provocado que el fuego coja fuerza de nuevo. Mientras, la quema de Vall d'Ebo se encuentra estable.

Varias personas observan las llamas y el humo del incendio en Bejís desde el municipio de El Toro, a 17 de agosto de 2022, en Castelló, País Valencià (España).
Varias personas observan las llamas y el humo del incendio en Bejís desde el municipio de El Toro, a 17 de agosto de 2022, en Castelló, País Valencià (España). Rober Solsona / Europa Press

La lluvia caída durante esta madrugada en el entorno de la quema de Bejís, en la comarca castellonense del Alto Palancia, ha reducido la llama hasta casi desaparecer en todo el perímetro. Sin embargo, el fuego ha vuelto a coger fuerza a partir de las 11 horas de este jueves después de que se hayan intensificado las rachas de viento, que han reavivado el incendio. A esto se le suma el aumento de las temperaturas a lo largo de la mañana.

Los equipos de bomberos informaron que la mayor humedad relativa en el ambiente había sido un factor esencial en el curso del incendio, pero ya alertaban de que aún quedaban zonas muy calientes. Por ello, efectivos de lucha contra incendios siguen trabajando para apagar estos rebrotes originados e intentan rematar las tareas para extinguirlo totalmente. 

Los profesionales trabajan sobre todo en las inmediaciones de los municipios castellonenses de El Toro y Altura, y en el núcleo de población de Canales, en València, donde el fuego continúa activo, según han informado fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos de Castelló.

El presidente de la región, Ximo Puig, ha pedido prudencia y paciencia a los 1.500 vecinos desalojados, porque el incendio de Bejís no está perimetrado ni estabilizado y se mantienen cortadas ocho carreteras.

Confinan Alcublas y  Andilla por el humo

Los equipos de emergencias valencianos han ordenado el confinamiento preventivo de Alcublas, una localidad de 610 habitantes, y Andilla, con 315 vecinos, a causa del humo del fuego de Bejís, que puede apreciarse desde el espacio.

La consellera de Justicia e Interior, Gabriela Bravo, ha explicado la intensidad que ha cobrado el incendio en el frente sur ha motivado la decisión, aunque ha señalado que no existe riesgo inminente para considerar una evacuación del municipio.

Los desalojados por el incendio de la Vall d'Ebo regresan a sus casas

Desde Emergencias 112 han informado a la Comunitat Valenciana que los desalojados de todos los municipios pueden regresar a sus hogares de manera escalonada. También han comunicado que las carreteras cortadas vuelven a estar en funcionamiento, pero piden cautela por posibles deslizamientos.

Algunas personas ya han regresado a sus domicilios, como Juan y Julia, de Alcalà de la Jovada. Según han asegurado a EFE, "da ganas de llorar porque todo a quinientos metros del pueblo está quemado", si bien añaden que al menos "ningún vecino ha resultado herido y las casas están intactas".

Por otro lado, el incendio forestal de la Vall d'Ebo, en el interior norte de la provincia de Alacant, se encuentra estable después de que las lluvias caídas la pasada noche ayudaran a la extinción y, según los últimos datos oficiales, ningún frente presenta llamas.

Las carreteras vuelven a funcionar, pero con peligro de deslizamiento

Las carreteras secundarias cercanas a los fuegos vuelven a funcionar tras la limpieza y retirada de piedras de la calzada. En total, ambos fuegos han calcinado más de 13.000 hectáreas cada uno.

Durante la noche han estado trabajando en la zona de Vall d'Ebo 26 dotaciones de bomberos de la Diputación de Alacant, seis unidades de bomberos forestales de la Generalitat y seis autobombas.

Mientras que en Bejís se han juntado cinco dotaciones de bomberos forestales de la Generalitat, tres dotaciones de bomberos de la Diputación de Castelló, una dotación de bomberos de València, una dotación de bomberos de Castilla-La Mancha y una dotación de bomberos del área de seguridad de Castelló. Este jueves, no obstante, se espera la llegada de refuerzos del Ministerio para la Transición Ecológica a ambos puntos.

La Generalitat, en alerta ante el surgimiento de nuevos focos

Aunque el pronóstico general es favorable, las autoridades continúan en alerta. Esta noche se declaró un incendio forestal en el término de Albaida, al sur de la provincia de València, provocado por la caída de un rayo, que continua activo y los medios tratan de extinguirlo totalmente. Está controlado también el incendio en Petrer, en el término de Benagusil.

Han intervenido en la extinción del fuego, originado en la zona de la Covalta, próxima al límite con la provincia de Alacant, cuatro unidades de bomberos forestales de la Generalitat y cuatro autobombas.

Más noticias