Público
Público

El viento y la sequía ambiental obstaculizan la lucha de los operativos por apagar los incendios forestales

Más de 15.000 hectáreas han sido calcinadas por las llamas en la Península. 

16/08/2022 Vecinos de la localidad luchan contra las llamas del incendio, a 13 de agosto de 2022, en Añón de Moncayo, Zaragoza, Aragón
Vecinos de la localidad luchan contra las llamas del incendio, a 13 de agosto de 2022, en Añón de Moncayo, Zaragoza, Aragón. Fabián Simón / Europa Press

La sequía ambiental y el viento soplan este martes en toda la Península incidiendo en la propagación del fuego, sobre todo en el incendio de Vall d'Ebo (Alacant), que ha quemado cerca de 9.500 hectáreas, y en Galicia, donde esta madrugada se ha iniciado uno nuevo en Ourense.

En Valencia, aunque la humedad ha aumentado de madrugada en la zona de los incendios de Vall d'Ebo (Alacant) y de Bejís (Castelló), el ambiente sigue siendo "muy seco" y la situación "no es muy favorable", según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El fuego quema la zona de Vall d'Ebo y Bejís

En la zona de Vall d'Ebo, donde el incendio iniciado este sábado sigue muy activo y ha arrasado 9.500 hectáreas, han sido evacuados varios pueblos, y se prevé "un campo de vientos opuestos" y la entrada de brisa de mar, que dejará una situación "no muy favorable" para la lucha contra el fuego.

El incendio, provocado probablemente por un rayo en una tormenta seca, sigue muy activo extendiéndose en varias direcciones y con un perímetro de 65 kilómetros. Hasta el momento, han sido evacuados más de 1.200 vecinos de Tollos, Famorca, Facheca, la Vall d'Alcalà y Beniaia. Según fuentes de la Cruz Roja, en su mayoría se han realojado en viviendas de familiares y allegados.

Según Soler, hay "zonas muy abruptas y en algunos sitios inaccesibles por tierra"

La situación es similar en Bejís, donde se prevé mucho viento y brisa de montaña y que a partir de mediodía se vayan generalizando los vientos de poniente y suroeste. Según el suboficial coordinador de la Corporación Provincial de Bomberos de Alacant Jorge Soler, "la regla de los 30-30" está influyendo en la propagación del incendio en Alacant.

"La regla de los 30-30 ha estado ahí con más de 30 grados de temperatura, menos 30 de humedad y en algunos casos más de 30 kilómetros por hora de viento", unas rachas, además, que han sido hasta ahora "variables porque cambian constantemente de dirección", ha explicado esta mañana.

A ello se suma la difícil orografía, con "zonas muy abruptas y en algunos sitios inaccesibles por tierra", lo que ha obligado a los efectivos que luchan contra la propagación del fuego a hacer únicamente descargas desde los aviones o helicópteros. 

Además, según el suboficial coordinador de la Corporación Provincial de Bomberos de Alacant, otro factor que dificulta la estabilización del fuego es la cercanía de las llamas a varios pueblos, por lo que la prioridad es la "defensa de las poblaciones", dando prioridad a salvar las viviendas, urbanizaciones y vigilar las evacuaciones. Ante ello, "muchas veces no podemos atender a las masas vegetales", ha explicado Soler.

Altas temperaturas y fuertes vientos al norte

En Añón de Moncayo (Zaragoza), donde el fuego ha quemado unas 6.000 hectáreas, los efectivos prevén dar por controlado el incendio este martes, aunque se tardará en darlo por extinguido porque queda pendiente la consolidación de los perímetros, alrededor de 50 kilómetros.

Bayona: "Todavía hay puntos calientes puede haber cierta actividad"

Tras la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada del Gobierno de Aragón el director general de Gestión Forestal, Diego Bayona, ha informado de que "todavía hay puntos calientes y puede haber cierta actividad"

Ha agregado que para este martes se prevén temperaturas altas y horas de viento importante durante la tarde, las más peligrosas, aunque si todo va como se espera, el incendio se podría dar "por controlado" duran esta jornada. Mientras las 1.500 personas desalojadas de los ocho municipios afectados (Añón de Moncayo, Alcalá de Moncayo, Vera de Moncayo, El Buste, Ambel, Trasmoz, Bulbuente y Talamantes) han podido regresar a sus domicilios.

Bayona ha explicado además que se rebajará al nivel uno la situación operativa de emergencia por el incendio, y si todo va según lo previsto, el miércoles se rebajaría a cero. 

Respecto al incendio de Isábena, en Huesca, se prevé que se dé por controlado también este martes, tras ser estabilizado y porque el perímetro no ha aumentado, aunque el fuego ha calcinado 50 hectáreas, todas forestales.

Los incendios baten récords a mitad de su temporada

En Galicia, la Consellería de Medio Rural ha informado de un nuevo incendio iniciado esta pasada noche en Pantón (Lugo), mientras los medios luchan para apagar otros seis —dos en Lugo y cuatro en Ourense— con 2.508 hectáreas arrasadas. 

El otro incendio también en la provincia de Lugo, se ha producido en Ribas de Sil, en la parroquia de Torbeo, en un punto de la provincia de Lugo que limita con la de Ourense, y ya está estabilizado tras quemar 40 hectáreas.

Todos los incendios en Galicia suman ya 2.508 hectáreas calcinadas

En la provincia de Ourense, los medios de lucha contra el fuego han estabilizado las llamas en Riós, parroquias de Fumaces y A Trepa, con 103 hectáreas y en Oímbra, parroquia de As Chás, con 70 hectáreas.

El incendio más grande, con 2.100 hectáreas quemadas, que es el que une los focos que empezaron en Laza, parroquia de Camba, y en Chandrexa de Queira, parroquia de Queixa, también está próximo a la estabilización.

En Castrelo do Val, en la parroquia de Campobecerros, el fuego ha quedado controlado tras quemar 175 hectáreas y con varios focos de origen, en una situación que "todo apunta a que fue intencionado", según la Consellería. Todos estos incendios suman ya 2.508 hectáreas calcinadas y afectan a la provincia de Ourense y el sur de Lugo y en ellos trabajan en coordinación medios autonómicos y estatales.

Cinco incendios en Asturias

En Asturias, según la consejera de Presidencia, Rita Camblor, se registran cinco incendios que siguen muy activos en cuatro concejos, aunque todos ellos están controlados y ninguno de ellos puede considerarse de importancia o destacado.

Tres de esos incendios en Asturias llevan activos desde hace una semana, los de Piorno y Loujedo, en el concejo de San Martín de Oscos, y el de Loredo en Villayón, están ya controlados, al igual que los de Alles, en Peñamellera Alta, y Castañeo, en Valdés.

Tanto en Galicia como en Asturias, la entrada de un frente atlántico que pasará por el norte peninsular dejando precipitaciones ayudarán a reducir el riesgo de propagación de incendios.

Según el Sistema de información de incendios forestales europeo (Effis), la superficie forestal calcinada por el fuego es ya más del triple que la media de la década, con 168.738 hectáreas, según datos provisionales.

A esta cifra habría que sumar las hectáreas calcinadas por los cinco fuegos no extinguidos al publicarse estos datos, que situaría la superficie quemada en 199.832 hectáreas

Según Effis, calcula en 31.093 hectáreas lo que faltaría por incluir por los grandes incendios en las últimas semanas en Castilla y León, Galicia y Andalucía. Con esos datos, la cifra se situación en casi 200.000 hectáreas en lo que va de año, frente a la media de 54.381 de los últimos diez años.

Más noticias