Público
Público

Informe sobre los presos España redujo a la mitad el coste diario por preso durante la crisis

El Estado pasó de gastarse 138,66 euros al día en 2010 a 59,72 en 2015. En cuanto al número, la población carcelaria, sin se ha mantenido estables en la última década con una media de 137,9 reclusos por 100.000 habitantes. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Imagen de la prisión de Soto del Real.

La población carcelaria española se ha mantenido estable entre 2005 y 2015, según los informes Prisiones en Europa 2005-2015 y Delincuentes extranjeros en prisión y libertad condicional en Europa, presentados este martes por el Consejo de Europa.

Así, la media española en este período fue de 137,9 reclusos por 100.000 habitantes, un ratio que se sitúa en la media de la Unión Europea y el Consejo de Europa. Por encima está Inglaterra (148,3) y por debajo Francia (114,2).

Ese índice ha crecido en Lituania (277,7), Georgia (274,6) y Turquía (220,4), aunque el récord lo tiene Rusia (440,6), y se ha reducido en Alemania (77,4) y Holanda (53).

El número total de presos en España era de 64.012 en 2015, unos 3.000 más que en 2008. Sin embargo, el coste diario por preso se redujo a la mitad durante la crisis, de 138,66 euros en 2010 a 59,72 en 2015, y la densidad carcelaria también se ha reducido.

La media del porcentaje de mujeres en las prisiones españoles fue del 7,8 % y la de extranjeros, del 32,9 %. Ambos han permanecido estables durante la década.

La estancia media en las cárceles españolas fue de 17,6 meses, mayor que Italia (13,7), Francia (8,9) y Alemania (8,1). La más alta la tiene Rumanía (37,7) y más baja Suiza (1,6).

Los delitos por los que se condena a prisión permanecen muy estables en España en los casos de robo (19.002 en 2005 y 17.223 en 2015), y los relacionados con las drogas (12.668 y 12.589, respectivamente).

Pero al mismo tiempo se han reducido de forma drástica las condenas por terrorismo (de 1.350 en 2008 a 185 en 2015) y por crimen organizado (de 982 en 2009 a 27 en 2015).

El segundo informe pone de manifiesto que los países nórdicos y Holanda presentan índices bajos en cuanto a prisión y libertad condicional, mientras que Inglaterra, Polonia y Turquía los mantienen elevados.

España tiene un índice de presos en libertad vigilada de moderado a elevado.

Según el director del estudio, el profesor de la Universidad de Lausana Marcelo Aebi, "existe una relación compleja entre las tasas de población carcelaria y las de libertad condicional".

Porque "lo que muestran los datos es que las sanciones y medidas comunitarias no se usan necesariamente como una alternativa, sino más bien como una medida adicional al encarcelamiento", explicó.

Más noticias en Política y Sociedad