Público
Público

LIBERTAD DE INFORMACIÓN Bruselas quiere proteger a los filtradores y denunciantes… pero no tanto su anonimato

Mientras en España sigue la tramitación de una ley contra la corrupción, muy deficiente para proteger a los filtradores o whistleblowers, la Comisión Europea recoge el guante con un proyecto de directiva más completo, aunque con algunas lagunas importantes.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans presenta el proyecto de directiva para proteger a los filtradores REUTERS/Eric Vidal

La Comisión Europea hace caso a la Eurocámara y anuncia una futura directiva que protegerá a los filtradores, denunciantes o whistleblowers, fundamentales a la hora de denunciar comportamientos corruptos de gobiernos o ilegalidades empresariales más allá de su tradicional opacidad. No obstante, Bruselas deja fuera de esta protección a hacktivistas -protege a trabajadores en el sector público y privado- y, aunque busca garantizar la confidencialidad de las denuncias, no menciona explícitamente la protección del anonimato de los filtradores, apuntan algunos activistas.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y la comisaria de Justicia, Vera Jourová, presentaron en una rueda de prensa una propuesta de directiva para proteger a los denunciantes de infracciones en ámbitos como la contratación pública, los servicios financieros, el lavado de dinero o la financiación antiterrorista, informa EFE.

De aprobarse -requiere la aprobación de los países de la UE y del Parlamento Europeo- se traducirá en la obligación de establecer canales y procedimientos internos, en el sector público y privado, para denunciar las infracciones, y que aseguren la confidencialidad de la identidad del denunciante. Como norma general, se aplicará a todas las empresas privadas de más de 50 empleados o con un volumen de negocios anual de más de 10 millones de euros y todos los municipios de más de 10.000 habitantes.

Las empresas pequeñas y las microempresas quedarán exentas de esta obligación, salvo las que operen en el ámbito de los servicios financieros o sean vulnerables al lavado de dinero o la financiación antiterrorista. En esas empresas, los empleados podrán recurrir a las autoridades públicas designadas.

La normativa establece el procedimiento que el denunciante deberá seguir y prohíbe las represalias, además de establecer sanciones "proporcionadas y disuasorias" para quienes las adopten.

Propuesta 'bastante completa'...

Desde el grupo activista XNet creen que la propuesta es "bastante completa" ya que incluye un gran número de sus reivindicaciones. “Durante dos años la coalición ha luchado para lograr convencer a la Comisión Europea de que esto era legalmente posible y además ha obtenido que incluya casi todos sus recomendaciones”, comentan en una nota.

Ya el 24 de octubre de 2017, el Parlamento Europeo aprobó un texto en forma de resolución el que se instaba a la Comisión a que se desarrollase “una propuesta legislativa horizontal por la que se establezca un marco normativo común exhaustivo que garantice un alto nivel de protección general de los denunciantes en la Unión, en el sector público y en el privado”. Todo ello en contraste con la situación legal imperante en el Viejo Continente, en el que la desprotección de los héroes anónimos que se atrevían a denunciar situaciones irregulares o directamente ilegales ha sido prácticamente total.

Así, ahora que la Comisión arranca la tramitación de una directiva en esta línea, figuras como Edward Snowden, Hervé Falciani o Ana Garrido contarán con un asidero legal europeo para protegerse que, según apuntan algunos grupos de activistas, será mucho más eficaz que el que tendrá España a propuesta de Ciudadanos, que tal y como está redactada ha sido calificada de “oportunista y deficiente, según XNet.

Transparencia Internacional reconoce que la propuesta es un paso audaz para reconocer la importancia y los derechos de los informantes, mientras que la Asociación de Contadores Públicos Certificados (ACCA, por sus siglas en inglés) dijo que aumentar la protección de denunciantes ayudará, de hecho, a las empresas, informa Reuters.

...pero con importantes carencias

No obstante, los activistas de XNet reconocen que este proyecto de directiva, “muy avanzado”, tiene al menos dos carencias importantes respecto de la resolución de la Eurocámara. Por un lado, no protege al 100% el anonimato de los filtradores. “No excluye la protección del anonimato del filtrador, pero no lo menciona expresamente”, comenta a Público Simona Levi, portavoz de Xnet, en contraste con la ley propuesta de Ciudadanos, en la que directamente se deja fuera el anonimato”. Es una falta sobre la que pone el acento el grupo de Los Verdes (PDF) en la Eurocámara.

Por otro lado, además, el proyecto de directiva cubre a los filtradores trabajadores “entendidos de formas amplia”: funcionarios, asalariados, autónomos e incluso voluntarios. “No obstante, deja fuera a hacktivistas, por ejemplo”, subraya Levi, que recuerda que, por contraste, la propuesta de ley de Ciudadanos “únicamente protege a funcionarios”.

La situación de los filtradores y denunciantes en la Unión Europea varía mucho de un país a otro, ya que sólo diez Estados miembros ofrecen en la actualidad una protección completa en este tipo de casos (Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Malta, Países Bajos, Eslovaquia, Suecia y Reino Unido), mientras que en el resto es parcial, por ejemplo solo en ámbitos como la lucha contra la corrupción o en el sector público.

"No se debe castigar a quienes hacen lo correcto. Las propuestas de hoy también protegerán a los que actúen como fuentes de los periodistas, ayudando a garantizar la libertad de expresión y la libertad de los medios", dijo el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans.