Público
Público
Únete a nosotros

Protesta ante la embajada de EEUU La madre de José Couso: "Sólo nos queda vencer, porque la lucha va a seguir"

Familiares y amigos del periodista José Couso se han concentrado este domingo frente a la embajada de Estados Unidos exigiendo explicaciones y una reforma de la ley para que se reabra el caso. Este lunes se cumplen 16 años del asesinato del cámara de Telecinco en la guerra de Irak.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

La hermana de José Couso en el acto / Twitter @HACJoseCouso

Este lunes se cumplen 16 años del asesinato del periodista José Couso. Para denunciar la ausencia de respuestas y la impunidad se ha celebrado este domingo una concentración frente a la embajada de los Estados Unidos bajo el lema "Jose Couso, crimen de guerra", frase que han coreado las varias decenas de personas concentradas.

El acto ha dado inicio con una batucada de la mano del colectivo Samba da Rua. La hermana del cámara de Telecinco asesinado en 2003 mientras trabajaba cubriendo la Guerra de Irak Sabela Couso ha recordado que la verdad es "la primera víctima de la guerra", pero que existen reglas que no pueden transgedirse: "A mi hermano le asesinaron por querer mostrarnos la realidad en aquella guerra ilegal". "Apagaron su vida y su cámara para siempre y quisieron apagar la información y la prensa libre", ha exclamado. Sabela Couso también ha denunciado que ningún Ejecutivo español haya condenado su asesinato ni haya exigido una investigación independiente al Gobierno de Estado Unidos.

La activista feminista Justa Montero, que también ha participado en la concentración, ha denunciado que el asesinato de Couso siga impune 16 años después. "Lo que vemos una vez más es que la justicia no es igual para todos, no lo está siendo en este caso", ha recalcado. Montero ha exigido "verdad, justicia y reparación" para reestablecer la verdad de lo que fue la intervención española en la Guerra de Irak. "Nos metió Aznar a base de mentiras y ha causado mucho sufrimiento", recuerda.

"Parece que fue ayer, pero no es así, y seguimos en el mismo punto"

Bárbara Couso, otra de las hermanas del cámara, ha querido recordar su palabras en el momento del disparo: "¡Han sido los americanos, han sido los americanos!". "Parece que fue ayer, pero no es así, y seguimos en el mismo punto", ha lamentado. "¿Por qué cuesta tanto demostrar que atacaron a tres señales de prensa que emitían en directo?, ¿Por qué escupen sobre la verdad?", se ha preguntado Bárbara Couso. "Exigimos justicia, no venganza", ha puntualizado, a lo que ha añadido una petición: "Igual que los familiares buscan los huesos de sus seres queridos para poder darles sepultura en el lugar que elijan y poder cerrar heridas, mi familia busca poder juzgar a los militares norteamericanos, a quienes acusamos de ser los asesinos de mi hermano José".

Por último, Bárbara Couso ha alegado que su lucha no es exclusiva de periodistas, sino que es la defensa del derecho de la ciudadanía a la justicia y a conocer la verdad: "Necesitamos que los gobiernos se sitúen por encima de intereses militares, políticos y económicos y se posicionen siempre del lado de sus ciudadanos". Del mismo modo, Bárbara Couso ha pedido que los grupos parlamentarios que conformen el Congreso y el Senado a partir de la próxima cita electoral trabajen para recuperar una Ley de Justicia Universal que permita a las víctimas la posibilidad de iniciar procesos para obtener justicia, verdad y reparación. Con esto, ha querido mostrarse en contra de la reforma de esta ley que llevó a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy en 2014 y que supuso el archivo del caso de la muerte de Couso.

Tras sus palabras, ha subido al escenario el grupo de música Tremenda Jauría, que ha interpretado varios de sus temas. El acto ha finalizado con las palabras de la madre de José Couso, María Isabel Permuy. Acompañada de sus familiares, ha recordado cómo fue aquella "terrible mañana" del 8 de abril de 2003: "Era un día como otro cualquiera. De repente la noticia. Había más víctimas, aún no había nombres, pero el pálpito de una madre no engaña cuando algo muy grave le sucede a un hijo". "Mi hijo fue asesinado porque trataba de mostrar la realidad con su cámara, era una mirada incómoda, una denuncia, un testimonio vivo", ha explicado.

"Han pasado 16 años de lucha, para que ese ataque a la prensa no quede como un daño colateral de la guerra, 16 años pidiendo justicia en los que mi hijo se ha convertido en todo un símbolo de la libertad de prensa". Ha agradecido que premios, calles, monolitos y aulas de algunas facultades de Periodismo lleven el nombre de su hijo y ha incidido en la necesidad de que la muerte de José Couso sea juzgada por un tribunal imparcial: "Solo nos queda vencer, porque la lucha va a seguir", ha concluido.

Más noticias en Política y Sociedad