Público
Público

Maltrato animal Miradas de desamparo y maltrato: una exposición fotográfica retrata el drama de los animales abandonados

“Invisibles, en busca de una segunda oportunidad” es una muestra fotográfica abierta hasta el 30 de este mes de agosto en el Centro Cultural Clara Campoamor de Retiro, que pretende fomentar las adopciones de los animales que se encuentran en asociaciones protectoras y centros de acogida.

Publicidad
Media: 4.11
Votos: 9

Imagen de la muestra fotográfica “Invisibles, en busca de una segunda oportunidad”.

Gatos tuertos, galgos con grandes cicatrices, perros con extremidades amputadas… y el miedo y la tristeza presentes siempre en sus caras. Así es la exposición fotográfica “Invisibles, en busca de una segunda oportunidad”, que refleja las historias de abandono y maltrato de una treintena de animales de compañía.

La muestra, que permanecerá abierta hasta el día 30 de este mes de agosto en el Centro Cultural Clara Campoamor, de Retiro, busca dar visibilidad, concienciar y educar sobre el drama cada vez más creciente que supone el abandono de perros, gatos y otros animales domésticos.

La muestra busca dar visibilidad, concienciar y educar sobre el drama que supone el abandono

La colección, compuesta por 43 piezas fotográficas impresas mediante inyección de tinta y montadas sobre soportes rígidos ligeros en variados formatos, cuenta también con textos descriptivos sobre la historia de cada uno de los animales.

El autor de los trabajos es Andrés López, un fotógrafo cuya trayectoria profesional siempre ha estado vinculada a los viajes, la vida salvaje y la naturaleza, y que un día descubrió que con podría ayudar también a que muchos animales maltratados y abandonados pudieran encontrar un nuevo hogar.

El fotógrafo Andrés López | Andrés López

El artista tenía amigas que trabajaban de forma voluntaria en perreras y un día le mostraron la foto de un ejemplar de buena estampa encerrado en un chenil. “La foto debió tomarse con un teléfono móvil y no hacía justicia al animal. Fue entonces cuando se nos encendió la bombilla y pensamos en crear una ONG, Proyecto Invisible, para fotografiar a los canes y gatos de los centros de acogida para que las utilizaran en sus redes sociales y tuvieran más posibilidades de adopción”, explica López a este diario.

Andrés López y su compañera, Mercedes Alonso, escritora de profesión tienen un estudio fotográfico que se llama Fotopets. De forma desinteresada, se desplazan a protectoras, refugios y centros de acogida para retratar a los animales y subir las imágenes a las redes sociales, con el fin de que puedan encontrar una segunda oportunidad con otra familia adoptante.

Imagen de la muestra fotográfica “Invisibles, en busca de una segunda oportunidad”.

Animales aterrorizados

No es un trabajo fácil porque el objetivo de López capta imágenes de dolor, abandono y tristeza. En la mayoría de los casos, los animales se sienten aterrorizados ante la presencia del fotógrafo porque en su recuerdo perdura la tragedia que vivieron con sus anteriores dueños. Se trata de perros y gatos de avanzada edad, con enfermedades graves y escasas posibilidades de que sean adoptados.

No es un trabajo fácil porque el objetivo de López capta imágenes de dolor, abandono y tristeza

“Los animales”, explica, “no son modelos a los que puedes indicar qué posición deben tener o cómo se deben colocar. Hay que tener mucha paciencia y esperar el momento adecuado para captar la foto. Yo siempre le doy mucha importancia a la mirada, porque siempre tiene algo de especial, pero resulta muy duro enfrentarte a esas miradas de desamparo y tristeza”.

Una de las salas de la exposición 'Invisibles' | Ayuntamiento de Madrid

López compara su trabajo con el de los corresponsales de guerra y subraya que, salvando las distancias, ambos utilizan la cámara como una especie de pantalla que les aísla de alguna manera del dolor que tienen enfrente.

“En mi caso”, precisa López, “al principio lloraba mucho cuando fotografiaba a los animales, pero luego, aunque me cueste reconocerlo, haces callo y te acostumbras a lo que tienes ante ti. No obstante, siempre encuentras algún animal que te vuelve a romper el alma”.

Desde que se puso en marcha el proyecto, López ha fotografiado unos 5.000 animales

Desde que hace cinco años pusiera en marcha el Proyecto Invisible, López ha fotografiado unos 5.000 animales, pero su catálogo no se limita a perros y gatos. También ha trabajado con conejos, tortugas, hámsters, cerdos vietnamitas y hasta iguanas y serpientes.

Imagen de la muestra fotográfica “Invisibles, en busca de una segunda oportunidad”.

Con el material obtenido organiza exposiciones y elabora calendarios solidarios

Con el material obtenido organiza exposiciones y elabora calendarios solidarios, siempre con la finalidad de ayudar a que aumenten las adopciones. En este sentido, López se muestra orgulloso de que casi la mitad de los animales que han pasado por el objetivo de su cámara consiguen una nueva familia que les acoja.

“Al final, la gente contacta directamente con nosotros para buscar adopciones y no recurre a las protectoras. En los centros de acogida y refugios nos dicen que gracias a nuestra fotos consiguen muchas adopciones, y eso resulta muy gratificante para nosotros”, concluye.

Más noticias en Política y Sociedad