Público
Público

Maltrato animal La Tate Modern retira el 'foie-gras' de su menú tras un vídeo en una granja de gansos 

La organización Igualdad Animal solicitó al museo, que recibe millones en subvenciones públicas, que retirara el producto de su oferta gastronómica por la crueldad y el maltrato hacia los animales que conlleva su elaboración. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Una de las trabajadoras de la granja alimenta a uno de los gansos para elaborar foie-gras. IGUALDAD ANIMAL

La Tate Modern de Londres, uno de los museos más conocidos y con mayor afluencia del mundo, ha retirado de su menú de Navidad un plato con foie-gras después de que la organización animalista Igualdad Animal haya hecho pública una investigación realizada en una de las granjas francesas en las que se elabora este polémico producto.

El vídeo, de apenas cuatro minutos, fue grabado en La Ferme de Turnac, una granja de gansos y patos del sur de Francia que ofrece visitas turísticas y en el que los animales, enjaulados, son alimentados a la fuerza con tubos de metal. La producción de foie-gras requiere obligatoriamente del sufrimiento de los gansos, ya que es necesario provocarles una enfermedad en el hígado que se consigue a base de una alimentación forzada.

De hecho, debido a la crueldad de esta práctica, la elaboración de foie-gras está prohibida en Reino Unido, aunque el país sigue importando casi 200 toneladas al año del producto, considerado un manjar de la alta cocina.

El vídeo se enmarca dentro de una campaña en la que la organización ha pedido a los restaurantes de Reino Unido que dejen de servir foie-gras en sus menús navideños, así como que se prohíba la importación de foie-gras en el país. La Tate Modern, que sólo el último año ha recibido 40 millones de libras en subvenciones del Ministerio de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes, anunciaba poco después de recibir las imágenes que retiraba de su menú uno de los platos a base de paté de hígado que se incluían en su oferta.

El reportaje de Igualdad Animal se realizó en colaboración con el actor y defensor de los animales, Peter Egan, y la veterinaria de un famoso programa de televisión, Emma Milne, que asistieron a la visita guiada junto a los activistas, mientras grababan. En las imágenes se observan patos aterrorizados y jadeantes y gansos que tratan de escapar mientras se bombea comida por sus gargantas.

“Es asqueroso. Debería estar prohibido”, señala el actor, Peter Egan. “Si eso es de lo que están orgullosos de mostrarte, me da miedo pensar en cómo serán algunas de las peores granjas ", dice por su parte Emma Milne.

"Irónicamente, muchos restaurantes solo ofrecen foie gras en su menú de Navidad, ya que se considera un lujo, pero no hay nada festivo en alimentar por la fuerza aves para producir esta 'delicatessen' a partir de sus engordados hígados grasos”, ha señalado la Directora Ejecutiva de Igualdad Animal, Toni Shepard.

Más noticias en Política y Sociedad