Público
Público

Contaminación El mapa más sucio de Madrid: siete de cada diez calles tienen restos de colillas

Un estudio de la Universidad de Alcalá señala además que la presencia de estos residuos puede estar ligada a los gastos de limpieza desiguales entre los distritos madrileños.

Mapa de la distribución de residuos de colillas en la ciudad de Madrid. UAH
Mapa de la distribución de residuos de colillas en la ciudad de Madrid. UAH

PILAR ARAQUE CONDE

El 73% de los espacios públicos de Madrid cuentan con colillas de tabaco arrojadas al suelo. Así lo revela un estudio de la Universidad de Alcalá (UAH) que, a través de un método basado en Sistemas de Información Geográfica (SIG), constata "la ubicuidad" de estos residuos por toda la ciudad".

"Es necesario estudiar este problema desde un enfoque espacial y global, analizando la exposición a estos desechos a lo largo de todo el espacio continuo de la ciudad", explica la universidad madrileña. Y es que, más allá del análisis de los problemas de salud y mortalidad que arrastra el consumo del tabaco, la mayoría de los estudios acerca de este material tóxico y contaminante se ha centrado hasta ahora en las consecuencias que tiene en espacios como parques o playas.

Las colillas constituyen entre 25% y 50% de la basura mundial

Según recoge el estudio, el desecho de esta sustancia constituye entre 25% y 50% de la basura mundial, pues cada año se fuman unos seis billones de cigarrillos en todo mundo, de los cuales 4,5 billones son desechados en los espacios públicos. A su vez, es importante recordar que su efecto contaminante puede durar entre 7 y 12 años, e incluso algunos estudios elevan esta cifra hasta los 25 años.

"Se encontraron altas concentraciones de colillas alrededor de los locales de hostelería, entradas de transportes públicos, centros educativos, supermercados y otros pequeños comercios, parques infantiles y alrededor de los bancos en las calles y espacios públicos", señala el estudio de un grupo de investigadores de la UAH.

Distribución desigual por barrios

Asimismo, la investigación estudia la distribución de las colillas por barrios. En este aspecto, detalla que la presencia de este producto "no es uniforme" en Madrid. "Distritos centrales, como Centro, Chamberí o Salamanca, con una alta densidad de comercios, locales de ocio, actividades turísticas y densidad de población registraron las mayores concentraciones de colillas en la ciudad", añade.

Los gastos de limpieza del año del estudio fueron diferentes entre los distritos madrileños

También, a través del estudio se observa una presencia abundante de colillas en distritos del sur de Madrid, como Carabanchel, Usera y Puente de Vallecas. "Esto puede ser debido a que en los distritos del sur existe una mayor diversificación de usos de suelo y están más densamente poblados. Además, otro posible origen de estas diferencias puede estar en la diferente frecuencia de limpieza en las calles", argumentan los investigadores.

En este sentido, tal y como detalla el estudio cuyo trabajo de campo se realizó en 2016, los gastos de limpieza de ese año fueron diferentes entre los distritos madrileños. Esto es, "en Fuencarral-El Pardo y Hortaleza se gastaron 46 euros y 40,4 euros por habitante al año, respectivamente". Por otro lado, en Carabanchel o Usera, cuyas rentas son inferiores a las de los anteriores barrios, el gasto fue de 36,6 euros.

El análisis recoge que el porcentaje de la población fumadora también puede incidir en la presencia de estos residuos, pero reconoce que esta posibilidad "está siendo actualmente explorada por el equipo investigador a través de datos de consumo obtenidos en una cohorte de población en la ciudad".

La elaboración de los mapas de distribución de las colillas ayudan al diseño de campañas para disminuir la contaminación de estos residuos. "En algunos lugares se ha optado por situar contenedores o ceniceros portátiles en aquellas áreas donde existen estos problemas", apunta el estudio. Si bien, estas investigaciones "no contribuyen a disminuir la normalización del consumo del tabaco", zanjan los investigadores.

Más noticias de Política y Sociedad