Público
Público

Miles de españoles fuman ahora 'pesticida' para ahorrarse el precio del tabaco

El vicio mata. Y el monopolio del Estado empobrece al fumador. Hasta 300 euros mensuales se ahorra un adicto si está dispuesto a consumir técnicamente "insecticida". Vender las hojas de tabaco en rama sin procesar no es necesariamente contrabando.

Miles de españoles fuman ahora 'pesticida' para ahorrar en los gastos generales.
Miles de españoles fuman ahora 'pesticida' para ahorrar en los gastos generales.

"Lo que yo te vendo es fertilizante. No sé si pillas la idea", nos dice el empleado del servicio de atención al cliente de una tienda online que nos atiende a través del Whatsapp. Sí, pillamos la idea. Vender tabaco procesado online está penado en España, pero no está del todo claro si la comercialización de hojas debe ser también equiparada a la venta de labores del tabaco, y por tanto, es también punible como contrabando o posible objeto de una sanción administrativa.

Ni siquiera le ocultamos que somos periodistas cuando realizamos un modesto pedido de dos kilos de Virginia lemon a través de una dirección prestada en un pequeño pueblo del norte del país. El proceso entero desde la recepción del producto ha sido registrado en el vídeo que acompaña a esta información, para dar una idea más visual de cómo funciona este lucrativo y al decir de algunos, "alegal" chiringuito.

El tabaco daña seriamente la salud económica del consumidor, hasta que termina de lastrar la otra, provocando un EPOC, enfermedades cardio-vasculares o algún cáncer asociado. Eso explica, entre otras cosas, el desmesurado crecimiento que ha experimentado durante los últimos años la venta de cigarrillos de contrabando o, más recientemente, la popularización de las picaduras artesanales, adquiridas en la calle o en la red. Pero aún hay más, si es voluntad del fumador, este puede comprar técnicamente el tabaco en rama como "pesticida" o "fertilizante" y procesarlo para uso propio mediante algún modelo básico de trituradora. Hecha la ley, hecha la trampa.

La trampa aquí es una sentencia del Tribunal Supremo emitida el pasado año donde se sostenía que vender hojas de tabaco sin procesar no es necesariamente contrabando. Se precisan de dos o más sentencias para sentar jurisprudencia, pero la grieta legal ya está abierta, y es una fisura grande que, entre otras cosas, anuló en febrero de 2019 un veredicto anterior, en el que se condenaba a tres años de cárcel y a la devolución a Hacienda de trescientos millones de euros a un empresario madrileño por vender hoja de tabaco.¿En qué punto legal ha dejado esa sentencia la venta online de tabaco sin procesar? Cuando menos, en la orilla de una ciénaga.

El precio inicial es de 15 euros, pero este va descendiendo hasta poco más de diez por kilo

"El pedido minimo es de un kilo de hojas", nos informa en nuestro primer contacto el agente de la tienda online. El precio inicial es de 15 euros, pero este va descendiendo hasta poco más de diez por kilo, a partir de pedidos de cien kilos. Salta a la vista por qué muchos fumadores han recurrido a este negocio online para proveerse de su vicio. Un fumador de dos paquetes diarios de cigarrillos puede llegar a gastar más de 325 euros mensuales en este hábito. Un fumador de tabaco de liar puede reducir el costo de su perniciosa adicción hasta menos de la mitad (unos 150 euros). Incluso las picaduras ilegales que se han popularizado en Andalucía, Extremadura o la Comunidad Murciana rondan los 50 euros por kilo. Comprar "fertilizante" y triturarlo en casa permite reducir el coste de esa droga insalubre a poco menos de diez euros mensuales. Es decir, hablamos de un ahorro de cerca de 4.000 euros al año.

"Sí, el tabaco es un vicio horrible, ¿pero por qué, además de poner en riesgo mi salud, tengo que financiar la Hacienda pública con unos impuestos desorbitados?", nos dice Roberta S., una de las clientas que nos puso tras la pista de la empresa de venta de hoja de tabaco online. Son muchos los reclamos digitales, pero bastantes menos los negocios que aún funcionan en la red. La mayoría de las tiendas que vendían picadura han sido neutralizadas por la actividad policial mientras lo de las hojas ha ido cobrando fuelle, especialmente, tras la recesión.

"Son hojas nacionales de tabaco rubio", nos precisa el agente. Aunque luego nos aclara que tienen a la venta "una variedad de búlgaro, más suave aún que el extremeño, que es el que consume más la gente". Si en verdad el comprador deseara usar las hojas como fertilizante o pesticida, el extremeño sería el ideal, dado que tienen un contenido en nicotina notablemente más alto.

"Técnicamente, lo que te vendo es un fertilizante"

Lo que el cliente de esta empresa online recibe contrareembolso es una cantidad pactada de hojas, previamente humedecidas, y prensadas, embaladas en una caja de cartón remitida, en este caso, desde una dirección de la Comunidad Valenciana. Es preciso, por lo tanto, procesarlas, si en verdad se trata de fumarlas. "Si es la primera vez, necesitarás una máquina. Nosotros no vendemos porque, técnicamente, lo que te vendo es un fertilizante. Pero te recomiendo a estos chicos de Máquinas del Toro. Tienen todos los modelos y categorías".

Hay modelos eléctricos de varios cientos de euros, y un modelo muy básico, que es esencialmente dos cilindros dentados girando en sentido inverso, y que puede adquirirse por 25 euros, con la posibilidad adicional de comprar repuestos. "La mayoría de mis clientes utilizan eléctricas. Pero si es para uso propio y para procesar solo un kilo de tabaco, con la pequeña te vale", nos aclara. Se colige que quien recurra a una mayor es, en la mayor parte de los casos, para triturar más hoja de tabaco y actuar, por así decirlo, como un pequeño distribuidor, que es, de hecho, lo que muchos españoles están haciendo, a juzgar por las informaciones de operaciones policiales contra pequeños negocios de procesado de hoja.

El pedido se formaliza vía online y no se paga hasta su recepción. En nuestro caso, pasaron varias semanas hasta que se nos comunicó la llegada del paquete. No hay ninguna duda de que el tabaco puede ser utilizado como fertilizante y pesticida natural. Existen, de hecho, compañías que venden el tabaco y otros residuos derivados como producto fitosanitario, solo que pulverizado y a menudo combinado con otras plantas. ¡Atención! Esa materia procesada no solo no es fumable, sino que podría provocar graves daños para la salud de quien lo intentara. La eficiencia como insecticida de la hoja reside justamente en su contenido en nicotina. Existen, asimismo, recetas de la abuela para fabricar remedios caseros contra las plagas a partir de cigarrillos disueltos en agua.

El parapeto legal que estas compañías de venta de tabaco en rama sin procesar están utilizando para comercializar la hoja asume, como la sentencia del Supremo, que la comercialización de hojas no son labores de tabaco, dado que no han sufrido transformación alguna. Aquí el negocio es vasto y lleno de ramificaciones. De un lado, se lucra el vendedor del producto así como los propios productores de los países, nacionales y del Este, donde se adquiere la hoja; del otro, los fabricantes o distribuidores de las trituradoras y finalmente, los propios consumidores, incapaces de ser persuadidos por las empresas bendecidas por el monopolio de que sus aditivos hacen del tabaco un veneno más seguro.

Más noticias de Política y Sociedad