Público
Público

Feministas contra Vox Las mujeres toman la calle para defender sus derechos y dejarle claro a Vox: "No pasarán"

Los colectivos feministas protestan en más de cincuenta ciudades españolas contra los partidos políticos que quieren "mercadear" con su causa, que ha sido atacada frontalmente por los ultras tras su irrupción en el Parlamento de Andalucía.

Publicidad
Media: 4.91
Votos: 11

Protesta feminista en Madrid contra los postulados de Vox sobre la violencia machista . / KIKO HUESCA (EFE)

Miles de mujeres han vuelto a teñir hoy de morado las calles de toda la geografía española y han recuperado el espíritu del histórico 8M para reivindicar sus derechos y advertir a los partidos políticos que no permitirán que se dé "ni un paso atrás" en materia de igualdad.

Los pactos alcanzados por PP con Cs y Vox para formar gobierno en Andalucía (donde este martes se ha celebrado la primera sesión del debate de investidura de Juanma Moreno) han sido el detonante para que el movimiento feminista haya vuelto a las calles.

Unas protestas que el líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, ha calificado de "kale borroka" al considerar que no es legítimo que los colectivos feministas se manifiesten "para impedir derechos y libertades de la democracia".

Los postulados de la formación que lidera Santiago Abascal en contra de los derechos de la mujer, poniendo en duda la violencia machista, exigiendo que se derogue la Ley de Violencia de Género y cuestionando los datos oficiales sobre víctimas y denuncias han hecho que las mujeres alcen de nuevo la voz.

"Nuestros derechos no se negocian. Ni un paso atrás en igualdad" ha sido el lema bajo el que se han celebrado concentraciones en un centenar de ciudades españolas y que son el pistoletazo de salida al "largo historial de movilizaciones constantes, permanentes e insistentes" que han anunciado las organizaciones feministas.

Andalucía ha encabezado estas protestas con una movilización a mediodía frente al Parlamento andaluz con motivo del debate de investidura, una concentración en la que han participado unas 2.000 personas, y que, según sus convocantes, no ha sido un escrache al PP, sino el "primer día" de muchas movilizaciones.

"No es un escrache contra la investidura de Moreno sino la primera de muchas movilizaciones si su Ejecutivo de coalición con Cs y apoyado por Vox osa devaluar las leyes autonómicas de igualdad y protección de la mujer", ha advertido Isabel Brito, del colectivo Mujeres 24 horas.

Mientras que el PP sí ha tildado la modificación de escrache contra la investidura de Moreno, el PSOE, que ha fletado autobuses desde varias provincias para esta concentración, ha considerado "normal" que la gente "proteste contra las "fuerzas políticas dispuestas a poner en almoneda los derechos y la seguridad de las mujeres".

El feminismo se moviliza contra la ultraderecha en la plaza de Sant Jaume en Barcelona.

Pero ha sido ya de tarde cuando se ha producido el grueso de las concentraciones en un centenar de ciudades españolas, y en muchas de ellas, además de los colectivos feministas, han participado representantes de los gobiernos autonómicos y locales.

A las siete de la tarde ha habido movilizaciones en todas las provincias andaluzas y en Madrid, donde ha acudido la vicesecretaria general el PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, varios miles de personas se han concentrado en la Puerta del Sol contra quienes quieren "mercadear" con los derechos de las mujeres.

La plaza madrileña se hizo eco de gritos y lemas, estampados en pancartas que rezaban PP, Cs y Vox: españolitos, machistas y franquistas. No pasarán, Fuera fascistas o Somos feministas.

Muchas personas, la mayoría mujeres, comenzaron a concentrarse en el kilómero cero antes de las siete de la tarde,  hora prevista para el comienzo de la manifestación, a la que se han sumado políticos socialistas como el secretario general del PSOE madrileño, José Manuel Franco; la portavoz del Ayuntamiento, Purificación Causapié, y la diputada en el Congreso Zaida Cantera.

Protestas en Barcelona y otras muchas ciudades

Otra de las protestas más numerosas ha sido la de Barcelona, donde unas 3.000 personas, según la Guardia Urbana, han mostrado su apoyo a las mujeres andaluzas, una solidaridad que han recibido también desde ciudades como Pamplona, Murcia, Vitoria, Santander o Zaragoza.

La diputada del PP Celia Villalobos, abucheada al salir del Parlamento andaluz en Sevilla. / EFE

Valencia, Bilbao, Oviedo, Logroño, San Sebastián, Toledo, Ávila, Palma, Albacete, Gijón, Ciudad Real, Mérida, Valladolid, Salamanca, Soria, Zamora o León también se han sumado a las movilizaciones. A nivel internacional el movimiento feminista ha celebrado concentraciones en Buenos Aires, Berlín, Bristol, Toulouse y París.

"El movimiento feminista no tiene marcha atrás"

Para la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, el movimiento feminista en España "no tiene marcha atrás" y esta mañana ha pedido a los hombres que estén reflexionando que "pasen a la acción y que no sea un tema de mujeres".

Algo que ya ha hecho la Asociación de Hombres por la Igualdad de Sevilla, que ya ha recogido más de 30.000 firmas para pedir a Juanma Moreno que como nuevo presidente de la Junta de Andalucía se comprometa públicamente a no derogar la ley de violencia de género.

Susana Díaz, por su parte, señaló que "siempre hay que respetar a los ciudadanos cuando salen a protestar pacíficamente". Según la líder socialista, "no es la primera vez que se manifiestan en la puerta del Parlamento y comparto que no se puede dar ni un paso atrás ni titubear en la defensa de la vida de las mujeres y contra la violencia contra las mujeres, que merecen que la democracia las proteja".

Manifestación feminista en Sevilla contra las propuestas sobre igualdad y violencia de género de Vox. / EFE

Precisamente hoy se ha conocido que la dirección del PSOE ha enviado una nota interna a sus dirigentes autonómicos y municipales en la que les insta a presentar mociones en ayuntamientos y Parlamentos para poner en valor las medidas del Pacto contra la Violencia Machista y buscar el compromiso de los demás partidos con la libertad de las mujeres.

En los quince primeros días de 2019, dos mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. En 2018 fueron asesinadas 47 mujeres y 977 desde que en 2003 empezaron a contabilizarse los crímenes machistas.

Europarlamentarios, contra la ultraderecha

Las adhesiones al movimiento feminista español, que le ha plantado cara al partido ultraderechista, también han llegado desde Europa. El movimiento #MeToo en la Eurocámara se ha sumado con una acción fuera del Parlamento (en sesión plenaria en Estrasburgo) tras denunciar que "Vox ha declarado la guerra a las mujeres".

También considera necesario dejar "claro" que los derechos de las mujeres "son intocables" y que no hay "ningún acuerdo posible" con quienes "defienden a los autores de la violencia contra las mujeres".

Protesta feminista en Valencia contra los postulados de Vox sobre la violencia machista . / KIKO HUESCA (EFE)

"Vox, un partido de extrema derecha español, ha declarado la guerra contra las mujeres", ha denunciado el movimiento #MeToo en la Eurocámara, que nació a través de un blog para denunciar los casos de acoso a las mujeres en la institución.

"Es hora de dejar claro que nuestros derechos son intocables y que no hay ningún acuerdo posible con los que defienden a los autores de la violencia contra las mujeres y contra la igualdad en la UE", ha agregado.

A la acción se han sumado el vicepresidente primero de la Comisión Europea, el socialista Frans Timmermans, y los eurodiputados del PSOE Iratxe García, Juan Ramón Jaúregui, Fernando López Aguilar, Clara Aguilera, Eider Gardiazabal, Soledad Cabezón y Jonás Fernández, así como la socialista italiana Célile Kashetu Kyenge.

También las ha apoyada la copresidenta de los Verdes, la alemana Ska Keller, el eurodiputado de ICV, Ernest Urtasun, y el eurodiputado de Equo, Florent Marcellesi, así como la eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao, y el de ERC, Jordi Solé.

Más noticias en Política y Sociedad