Público
Público

Regulación publicidad Multas de hasta un millón de euros por no acatar los límites a la publicidad del juego

El Gobierno ha aprobado el real decreto para regular la publicidad audiovisual de las apuestas en línea y juegos de azar, que prohíbe los anuncios fuera del horario de la una a las cinco de la mañana.

Un salón de juego en una imagen de archivo.
Un salón de juego en una imagen de archivo. Archivo / EFE

agencias

El Gobierno ha aprobado el real decreto para regular la publicidad audiovisual de las apuestas en línea y juegos de azar, que prohíbe los anuncios fuera del horario de la una a las cinco de la mañana y prevé multas para los operadores de hasta un millón de euros y la suspensión de la actividad empresarial.

Estas son algunas de las premisas de este real decreto, que según ha señalado el ministro de Consumo, Alberto Garzón, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, "pone fin a la ley de la selva" que ha regido el sector de la publicidad audiovisual de los operadores del juego hasta ahora.

Una norma con la que, según Garzón, el Gobierno da respuesta a una alarma social que se había generado "de forma justificada" y con el que se pretende proteger la salud de la población más vulnerable, los menores, jóvenes y las personas con patología de adicciones.

La publicidad en prensa no especializada y autonómica

El nuevo texto se refiere a la publicidad en televisión y radio del juego en internet que la limita a ese tramo de la madrugada. La publicidad en prensa escrita no especializada solo está permitida en aquellos casos en los que la edición es exclusivamente autonómica y la norma autonómica no lo impide. En la práctica, según fuentes de Consumo, la mayoría está prohibida porque hay leyes autonómicas que prohíben ese tipo de publicidad.

La publicidad en Internet

Igualmente, la publicidad en Internet queda relegada a los portales de las empresas del juego. Consumo ha aclarado que no entran en esta categoría los perfiles en redes sociales, donde podrán emitir mensajes publicitarios a sus seguidores; ni las plataformas de intercambio de video como Youtube, donde la publicidad queda relegada al mismo horario que el resto de soportes publicitarios.

Además, el departamento de Garzón ha manifestado que, para mayor protección de los menores, se incluye el control parental a través mecanismos que identifiquen la categoría de juegos de azar en la publicidad online.

Tanto en motores de búsqueda, redes sociales o plataformas de intercambio de vídeo, los operadores deberán contar con instrumentos que garanticen que, en ningún caso, su publicidad se dirige a menores y que existen mecanismos de bloqueo u ocultación de anuncios.

Prohibida la publicidad de juego en equipaciones deportivas

Entre otras medidas, los clubes deportivos no podrán firmar contratos de patrocinio con casas de apuestas que implique llevar publicidad de juegos de azar en camisetas y equipaciones. Además, la publicidad de apuestas en estadios deportivos, cuando acojan eventos emitidos en directo, deberá ajustarse a los mismos horarios que al resto de soportes.

Los clubes tampoco podrán realizar actividades de patrocinio que consistan en la utilización de la marca de un operador para identificar a una instalación deportiva.

Publicidad dirigida únicamente a clientes registrados

Las empresas solo podrán dirigir sus ofertas a clientes registrados y verificados y, en ningún caso, a personas que hayan mostrado comportamientos patológicos en la actividad del juego.

Asimismo, se establecen nuevas obligaciones a los operadores para fortalecer el control de acceso al mercado de las apuestas.

Sin famosos ni testimonios de jugadores

En cuanto al contenido del mensaje, en aquellos anuncios que se emitan en el horario permitido, no podrán aparecer personas o personajes, reales o ficticios, de relevancia o notoriedad pública.

En el caso de campañas publicitarias con personas o personajes de relevancia que ya hayan sido contratadas, ha apuntado que no se podrán seguir emitiendo a partir del 1 de abril de 2021. El resto de contratos suscritos con anterioridad a la entrada en vigor, se podrán mantener hasta el 30 de agosto de 2021.

Tampoco se podrá trasladar la percepción falsa o equívoca de gratuidad o de falta de onerosidad de las promociones, ni inducir a confusión respecto a la naturaleza del juego; ni incluir testimonios de personas beneficiarias previas, reales o figurados, de la promoción; ni basarse en la habilidad del jugador.

Altas sanciones económicas y suspensión de la actividad

Los incumplimientos serán del tipo grave y los operadores del juego podrán ser sancionados con multa de entre 100.000 y un millón de euros y con la suspensión de su actividad en España por un plazo máximo de seis meses.
El nuevo texto ajusta además el contenido de los mensajes publicitarios para proteger a los sectores más vulnerables, ya que según Consumo, en los últimos cuatro años, las cifras de inversión en publicidad, promoción y patrocinio se han triplicado en España.

De forma paralela a ese incremento de la inversión, según datos de Consumo, se ha producido un aumento de la actividad del juego entre jóvenes de 18 a 25 años.

Por ejemplo en 2017, el 28 % de los nuevos jugadores formaba parte de esta franja de edad, y dos años después la cifra se ha incrementado doce puntos y se sitúa en el 40 %, según los datos que maneja este Ministerio.

La norma desarrolla los artículos 7 y 8 de la Ley del Juego de 2011, y lo hace a través de cuatro títulos –otros 37 artículos–, seis disposiciones adicionales, cuatro disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y tres disposiciones finales.

Más noticias de Política y Sociedad