Público
Público

Un niño de ocho años fallece a pesar de que su madre lo llevó cinco veces a urgencias

La madre ha publicado un vídeo en Internet en el que ha denunciado que el personal sanitario no atendiera con detenimiento a su hijo Aitor pese a los dolores que estaba sufriendo.

Marta Gonzalvez Alba
Marta Gonzalvez Alba, madre legal de Aitor. Archivo

público

Un niño de ocho años ha fallecido en Petrer (Alicante) después de que su madre lo trasladara hasta cinco veces a urgencias en tan solo cuatro días, según el testimonio que ha ofrecido la mujer al periódico Información. Marta Gonzálvez, abuela biológica del niño pero madre legal por tener la patria potestad, ha publicado un vídeo en Internet en el que ha denunciado que el personal no atendiera a su hijo Aitor pese a los dolores que estaba sufriendo. "Ni una puñetera analítica de sangre le hicieron", asegura la madre.

El niño pasó por diferentes médicos, tanto del centro de salud de la localidad como del Hospital General Universitario de Elda. Todo comenzó el pasado sábado 24 de octubre, cuando el joven regresó a casa después de haber pasado la tarde con sus amigos montando en bicicleta. Aitor sentía unos fuertes dolores en el estómago, por lo que su madre decidió llevarle a urgencias de Atención Primaria. Ambos volvieron a casa, pero las molestias no cedían, así que Marta trasladó esta vez a su hijo a urgencias hospitalarias. Allí le hicieron una analítica de orina y le dijeron que podría estar sufriendo gastroenteritis

El 24 de octubre, Aitor comenzó a sufrir fuertes dolores

Sin embargo, los dolores se intensificaron, provocando en el pequeño problemas para respirar y vómitos constantes. Los sanitarios le inyectaron suero para que dejara de devolver. Nuevamente regresaron a casa sin ninguna solución. El estado de Aitor seguía empeorando. Por lo tanto, al día siguiente, Marta acudió con él por la mañana al centro de salud de Petrer. Y, por la tarde, lo llevó al Hospital de Elda. Pero le dijeron que se fuera a casa y que se calmara. "No era nada", relata la madre.  

Aun así, los dolores seguían y Marta persistió llevándole una última vez a urgencias. El personal médico aconsejó a la mujer que no fuera al hospital por riesgo de contagio de coronavirus. Ambos regresaron a casa. 

Aitor acabó desmayado en el cuarto de baño

Al día siguiente, a las siete de la mañana, Aitor se desmayó en el cuarto de baño. Su madre llamó al 112 y una ambulancia acudió al domicilio. Los profesionales sanitarios intentaron mantener las constantes vitales del joven, que cada vez estaban más débiles. Ingresó en Urgencias del Hospital de Elda. Los médicos emplearon los medios posibles para reanimarle. Finalmente, el miércoles 28 de octubre, a las diez de la mañana, el niño falleció.  

El testimonio, más de 390.000 visualizaciones

El testimonio de la madre se ha viralizado en las redes sociales. En Facebook cuenta con más 390.000 reproducciones. Marta ha explicado que intentará hacer justicia con la muerte de su hijo. "A mí me han quitada la vida", relata con profundo dolor. 

Más noticias de Política y Sociedad