Público
Público

Nueva denuncia contra Glovo por el uso de falsos autónomos

La Intersidical Alternativa de Catalunya (IAC) ha interpuesto una demanda a la empresa de reparto a domicilio por el uso de falsos autónomos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Repartidor de Glovo. EUROPA PRESS/Archivo

La denominada economía de plataformas sigue en entredicho. Esta vez es Glovo, la empresa de reparto a domicilio, la que ve como se cuestiona su modelo laboral, en tanto que la Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC) ha interpuesto una denuncia este jueves ante Inspección de Trabajo por el uso de falsos autónomos.

"La pretensión de los repartidores de Glovo es que Inspección de Trabajo aprecie el carácter laboral y no mercantil que mantienen con la empresa, puesto que es la multinacional quien impone de forma absoluta las condiciones de prestación del servicio y determina aspectos sustanciales de su vinculación, como la configuración de sus horarios y los periodos de descanso", ha expuesto Col·lectiu Ronda Jurídic, el despacho de abogados que asesora a los trabajadores.

Con esta denuncia, los riders de Glovo esperan llegar a resoluciones similares a las que ya se han visto en otras demandas a empresas como Deliveroo, que en este mismo mes fue condenada por Trabajo al pago de 1,3 millones de euros en concepto de cuotas a la Seguridad Social.

De hecho, los propios representantes de los repartidores reconocen que la estrategia a judicial a seguir es la misma que se ha utilizado ya con Deliveroo. "Esta demanda quiere demostrar la existencia de falsos autónomos y la vinculación real que hay con la empresa", explica a Público Mireia Herrera, portavoz de la Intersindical Alternativa de Catalunya

UGT ya demandó a Glovo en 2017 por "relación laboral encubierta"

Por su parte, RidersxDerechos, la plataforma sindical que aglutina a multitud de repartidores de diferentes empresas, y la IAC han convocado una concentración en Barcelona para visibilizar su causa y denunciar la precariedad laboral que hay detrás de los nuevos modelos empresariales vinculados a la era digital.

No es la primera vez que Glovo se enfrenta a una denuncia por falsos autónomos. En diciembre de 2017 UGT presentó ante Dirección General de Trabajo y Seguridad Social una demanda contra la empresa por "relación laboral encubierta".

La precariedad del modelo laboral de Glovo contrasta con las cifras millonarias que rodean a la empresa. Tanto es así que, mientras se ahorra los seguros sociales de sus repartidores, se ha conocido que ha cerrado una ronda de inversiones por valor de 115 millones de euros en la que han participado otras empresas como Rakuten o AmRest.

Sin embargo, esta inyección financiera no va a frenar las demandas de los trabajadores tal y como han explicado a este diario. "Iniciaremos acciones sindicales contra el conjunto de empresas que han invertido den Glovo y estudiaremos si se pueden llevar a cabo medidas jurídicas contra ellas", apunta Mireia Herrera.

Condena en Zaragoza

Esta noticia llega después de que Trabajo destapase el pasado martes que la empresa había estado operando en Zaragoza a través de una red de 326 falsos autónomos. 

De esta forma, La Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) ha reclamado a la empresa cerca de 380.000 euros y la ha obligado a dar de alta en el régimen general de Seguridad Social a los repartidores afectados, según informó El Periódico de Aragón.

Trabajo también descubrió, tras una investigación previa, que Deliveroo había estado operando en la capital aragonesa con 55 falsos autónomos por lo que fue condenada a pagar 35.500 euros por las cotizaciones atrasadas.