Público
Público

Migración - Libia Open Arms denuncia que un buque italiano incumplió las leyes internacionales al trasladar a Libia a 108 migrantes rescatados

"Asso Ventotto está deportando a estas personas a un país donde no se respetan los Derechos Humanos. Sin posibilidad de dar asilo o refugio. Esto es una flagrante devolución en caliente", afirmó Oscar Camps, fundador de la ONG.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Fotografía facilitada por Proactiva Open Arms, del rescate de 60 migrantes frente a las costas de Libia, los cuales viajan en la embarcación Open Arms rumbo al Puerto de Barcelona/EFE

Un buque italiano socorrió a 108 inmigrantes y les condujo a Trípoli, lo que violaría las normas internacionales y de la Comisión Europea sobre que ningún barco europeo puede desembarcar a personas en Libia, según una denuncia de la ONG española Open Arms dedicada al rescate de inmigrantes en el Mediterráneo.

"Asso Ventotto barco de bandera italiana rescata 108 personas en aguas internacionales, ahora mismo está deportando a Libia, un país donde no se respetan los Derechos Humanos. Sin posibilidad de dar asilo o refugio. Esto es una flagrante devolución en caliente", afirmó el fundador de Open Armas, Oscar Camps en Twitter.

También lo confirmó el diputado del partido de izquierdas Libres e Iguales Nicola Fratoianni, que se encuentra a bordo del barco. Según el diario "La Republica" el buque, que trabaja para una petrolera, tras el rescate se puso en contacto con la central de coordinación de rescate italiana que le dirigió a la Guardia Costera libia, quienes indicaron que desembarcarán en Trípoli, donde ayer llegó la nave italiana.

Si se confirma esta versión, añadió Fratoianni, sería la primera vez que un barco italiano lleva migrantes a Libia, lo que se trata de "un precedente gravísimo", ya que "el derecho internacional prevé que las personas salvadas en el mar sean llevadas a un puerto seguro".

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Italia anunció que está recogiendo todas las informaciones sobre el buque italiano ya que podría haber cometido "una violación del derecho internacional". A principios de mes, la Comisión Europea respaldó las conclusiones del Consejo Europeo en las que llamaba a los países miembros a "no obstaculizar" las operaciones de la "guardia costera libia".

Pero también se recalcaba que los barcos europeos que llevan a cabo rescates no pueden desembarcar a las personas en Libia porque no es un puerto seguro. El ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, negó que la Guardia Costera italiana haya "coordinado o participado en estas operaciones, como falsamente ha declarado una ONG extranjera y un parlamentario de izquierdas". "La Guardia Costera libia en las últimas horas ha salvado y llevado a tierra a 611 migrantes. ¿Las ONG protestan y los traficantes pierden su negocio? Bien, nosotros seguiremos por este camino", añadió Salvini.