Público
Público

Los países ricos desaprovechan la oportunidad que brinda la alarma por ómicron para liberalizar las vacunas

Sudáfrica denuncia, ante los países miembros de la OMC, que "la falta de acuerdo sobre las patentes, junto con las restricciones a ciertos países, arroja una luz tenue sobre la capacidad para actuar en solidaridad durante una emergencia internacional".

Personal médico keniano se prepara para administrar una dosis de la vacuna Moderna contra Covid-19 a un residente de Nairobi, como parte de una campaña de vacunación en el hospital Radiant en Nairobi, Kenia, 01 Diciembre de 2021.
Personal médico se prepara para administrar una dosis de la vacuna Moderna a un residente de Nairobi, como parte de una campaña de vacunación en el hospital Radiant en Nairobi, Kenia, 01 Diciembre de 2021. EFE

Sudáfrica y un amplio grupo de países de rentas bajas y medias se plantaron recientemente ante el resto de Estados en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC). "Lamentamos que los miembros no hayan trabajado realmente para lograr lo que podría haber salvado millones de vidas y puesto a todos a salvo. Se ha utilizado el tiempo en consultas interminables y reuniones bilaterales que no se han traducido en un resultado significativo", dijo India ante la OMC en referencia al bloqueo de algunos países ricos para suspender las patentes de las vacunas y otros medicamentos contra la covid-19.

"La falta de acuerdo para abordar las barreras a la propiedad intelectual, junto con la imposición de restricciones a ciertos países que van en contra del consejo y la orientación de la Organización Mundial de la Salud, arroja una luz tenue sobre la capacidad de la OMC para actuar en solidaridad durante una emergencia internacional", añadió Sudáfrica.

Chad, en nombre del Grupo de los Países Menos Adelantados (PMA), Tanzania, en nombre del Grupo Africano, Maldivas, Pakistán, Bolivia, Vanuatu, Indonesia, Sri Lanka, Nigeria y Egipto hicieron uso de la palabra para hacerse eco de la declaraciones de Sudáfrica y la India, según ha podido saber Público por fuentes de Ginebra. Varios son países que se están viendo afectados por la falta de vacunas debido al acaparamiento de los Estados ricos, como muestra el siguiente mapa de Our World in Data.

Estas recriminaciones se lanzaron en plena alerta mundial por la variante ómicron, que fue descubierta justamente por Sudáfrica. La cumbre ministerial de la OMC, en la que se iba a hablar sobre la suspensión de las patentes, se ha aplazado por la variante de forma indefinida. Sin embargo, los Estados miembros han decidido seguir con el debate en el Consejo de los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), donde las exenciones se podrían aprobar en el momento en el que se llegue a un consenso. El problema, sin embargo, es grande. Ni siquiera se ha conseguido avanzar en negociaciones en base a un texto, que es lo que piden India y Sudáfrica, porque la Unión Europea y algunos países ricos más se oponen a esa propuesta.

Las exenciones se podrían aprobar en cualquier momento pero, sobre todo Europa, sigue bloqueando

Según las fuentes de Ginebra, el presidente del Consejo, el embajador Dagfinn Sørli, de Noruega, consultará en los próximos días y semanas con los Estados miembros para ayudar a encontrar un consenso. Se seguirán debatiendo dos documentos: el texto de India y Sudáfrica, en la que se solicita la supresión de los derechos de propiedad intelectual de todos los productos y tecnologías sanitarias que sirvan para luchar contra la covid-19 durante un plazo de tres años, y la propuesta de Bruselas, que tiene un interés más marcado por promover y facilitar las licencias obligatorias. Algo que, como explicó a este medio la investigadora de Salud Por Derecho, Irene Bernal, no es una novedad porque las licencias obligatorias ya están contempladas en las normativas y por los organismos internacionales.

"¿Cuánto tiempo esperará la OMC?"

El embajador Sørli agradeció a las delegaciones su participación en lo que caracterizó como un "tema complejo y altamente politizado" y agregó que "ahora más que nunca" se debe trabajar para que la OMC de una respuesta "tangible a la pandemia, ya que la pandemia continúa desafiando el sentido de estabilidad del mundo". 

EEUU se refirió a la declaración de Biden en apoyo de la exención de las patentes "dada la urgencia y la nueva variante"

Los miembros apoyaron las palabras del embajador. Sin embargo, persistieron lasa diferencias fundamentales sobre la liberalización de las vacunas. En este punto fue cuando los países de rentas bajas y medias lanzaron las críticas mencionadas. A ellas, además, India añadió que también lamentan que se haya "hecho realidad" lo que siempre argumentaron los países que pedían la suspensión de las patentes. "Siempre hemos dicho que la inequidad en el acceso a las vacunas conduciría al aumento de variantes que pueden ser más transmisibles, más letales y eludirían la eficacia de las vacunas existentes, entonces, ¿cuánto tiempo pueden esperar los miembros de la OMC y a qué costo?", argumentó.

Por su parte, Estados Unidos se refirió a la declaración del presidente Joe Biden en apoyo de una exención de las protecciones de propiedad intelectual para las vacunas, "dada la urgencia de la pandemia y el reciente desarrollo de una nueva variante".

China, más ambigua, solo pidió que el trabajo no se realizase ante la urgencia marcada por ómicron.

Mientras que quienes se oponen a la exención también expresaron su apoyo a seguir participando, pero las intenciones se quedaron más en el aire. La Unión Europea aprovechó para reiterar que creen que es posible encontrar una solución que responda a la necesidad de incrementar la producción y diversificación de los productos para la covid-19, manteniendo al mismo tiempo la protección requerida para incentivar la tecnología, transferencia e inversión en investigación e innovación. La UE se ha opuesto durante todo el año a la liberalización con el mismo argumento de las farmacéuticas.

La variante ómicron urge más a los países para encontrar una solución que aumente la producción y este bloqueo en el debate impide que se avance en ello. Sin embargo, a los países pobres le siguen sin llegar las vacunas que necesitan para inmunizar a los más vulnerables y a los sanitarios y la Unión Europea y otros países ya están poniendo las terceras vacunas. Aun no se sabe si la variante ómicron será más peligrosa o no pero lo que está claro es que, si lo es, los que menos tienen volverán a ser los últimos en la cola para tener protección.

Más noticias