Público
Público

Parto y coronavirus Cómo actuar y qué parto puedes tener si estás embarazada en plena emergencia del coronavirus

No hay un único protocolo de actuación médica en las diversas comunidades autónomas, ni siquiera entre los hospitales de una misma región. Éstos, además, van a ir cambiando. Aquí damos unas claves. 

Parto
Una enfermera limpia a un bebé después del parto. Foto archivo / EFE

marisa kohan

A Ester le falta aproximadamente un mes para dar a luz. Desde hace ya un tiempo el grueso de los controles los hace por teléfono. Sólo los imprescindibles los ha realizado en consulta desde que se decretara el estado de alerta por coronavirus. En ese caso, le piden que vaya sola y que use medidas de protección. Tampoco ha tenido mucha preparación al parto, cosa que, reconoce, la pone un poco nerviosa, sobre todo por su condición de primeriza. "Supongo que mujeres que han tendido ya otros partos tienen más claro a qué se enfrentan y eso hace disminuir su ansiedad y sus dudas", afirma, pero la perspectiva de dar a luz en esta condiciones "impresiona bastante".

Desde su centro de salud la han tranquilizado. Su matrona la llama cada vez con más frecuencia para saber cómo se siente y ha participado online con un grupo de madres que están en su estado y otras que ya han dado a luz y pueden contar su experiencia. "Esto es fundamental", explica María Angeles Checa, matrona en de un centro de salud de Zaragoza, que junto con otras tres compañeras ha montado un sistema a través de redes sociales para compartir experiencias.

Estas iniciativas se han multiplicado con la aparición de la pandemia y la imposibilidad de participar en grupos de apoyo presenciales. "Compartir es importante para rebajar el miedo. Lo que más les inquieta y por lo que nos preguntan en las consultas telefónicas de seguimiento es saber si alguien las va a poder acompañar en el parto o tendrán que ir solas; si las van a separar de su bebé al nacer; si van a tratar peor o de forma distinta si han dado positivo en coronavirus; si van a poder dar el pecho o si existen riesgos para el bebé por estar en un hospital o por ser ellas positivas".

Son tiempos de muchas incerdumbres y cambios que pueden provocar inquietud y cierta angustia, pero tal como afirman muchas matronas y expertos, tener conocimiento y saber a qué nos podemos enfrentar con información real, rebaja el nivel de ansiedad.

Aquí intentamos dar respuesta a algunas de la principales inquietudes.

¿Qué protocolos de actuación se están aplicando en los partos?

No existe una única respuesta general. Depende de diversos factores como la comunidad autónoma en la que viva, el hospital al que acuda e incluso el día en el que se realice la consulta o el parto. Es una situación cambiante que se va ajustando desde distintas instancias. En algunas comunidades, como la de Madrid, en la que la incidencia del coroavirus es más intensa, las medidas son más rígidas que en otras. El Ministerio de Sanidad da una serie de recomendaciones, las Comunidades Autónomas que tienen competencias en sanidad las ajustan para sus territorios y muchos hospitales elaboran también sus propios protocolos para personal.

Éstos, además, van cambiando dependiendo del avance de la enfermedad y otros factores. Cuando hablamos con María Angeles Checa para este reportaje, nos explicó que ese mismo día se había actualizado el protocolo de uno de los principales hospitales de la ciudad, por lo que si la pregunta se hubiera realizado por la mañana hubiera sido distinta que por la tarde. Incluso dentro de la misma ciudad, los dos hospitales de referencia de Zaragoza (el Servet y el Clínico) tienen protocolos de actuación distintos. También otras instituciones, como la Sociedad Española de Neonatología cambió recientemente sus recomendaciones.

Los protocolos van cambiando por lo que no hay una respuesta universal. Muchos expertos y organizaciones como El Parto es Nuestro denuncian que muchos de estos documentos no van en línea con las recomendaciones de las organizaciones científicas en materia de salud y que incluso en alerta sanitaria como la que estamos viviendo, deberían ajustar sus actuaciones a estas recomendaciones.

¿Es seguro el parto en los hospitales?

Los expertos consultados afirman que sí. Que se ha hecho un esfuerzo por aislar las áreas de parto, pero recomiendan estar el menor tiempo posible en los centros hospitalarios. Diversas fuentes consultadas explican que las mujeres van más tarde al hospital, por lo que las estancias son menos prolongadas y que como norma general se intenta que la permanencia no sea mayor de 24 horas tras el parto, si no ha habido ninguna complicación.

¿Podrá mi pareja acompañarme y estar presente en el parto?

Depende del protocolo del hospital. En general, si la embarazada no tiene síntomas de coronavirus o si ha dado negativo en las pruebas, el parto se producirá de forma habitual y una persona escogida puede estar presente tanto en la sala de dilatación como en el quirófano. Lo que no se permite es que haya otros acompañantes como abuelos u otros familiares. 

Sin embargo, esto cambia en la mayoría de hospitales cuando se pasa a la habitación. Muchos centros sanitarios están instalando a dos mujeres por habitación, por lo que para prevenir posibles contagios, no se suele permitir la entrada de acompañantes.

En el caso de haber dado positivo por coronavirus o tener síntomas de padecer la enfermedad, las reglas cambian en muchos hospitales. En este caso probablemente no permitan la entrada de la pareja o acompañante en el parto.

Es posible hacer 'piel con piel' y quedarme todo el tiempo con mi bebé?

Si no hay rastro de enfermedad, casi todos los hospitales siguen facilitando el contacto inmediato de la madre y el recién nacido. Lo que se llama ‘piel con piel’. Poner al bebé encima de la madre nada más nacer y no separarlo de su lado excepto para la prueba básicas que determinen el estado del recién nacido tras el parto.

Si la madre ha dado positivo en coronavirus o tienen síntomas de haberse contagiado, los protocolos de algunos hospitales impiden este contacto 'piel con piel' e incluso pueden decretar el alejamiento de madre y recién nacido durante un tiempo.

Esta actuación que no es universal pero se está realizando en muchos hospitales, va en contra de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y otras instituciones como la de la Sociedad Española de Neonatología, que si bien al principio desaconsejó este contacto, hace unos días modificó su protocolo de actuación y ahora pide que se favorezca. Ambas instituciones recomiendan el contacto 'piel con piel', la lactancia materna y no separar a madres y recién nacidos, aunque las madres hayan dado positivo por coronavirus.

¿Podré dar el pecho?

No se ha encontrado rastro del virus en la leche materna, por lo que expertos y organizaciones promueven la lactancia materna por sus beneficios. Tanto la OMS como otras instituciones recomiendan la lactancia incluso en los casos en los que la madres hayan dado positivo por coronavirus. En estas situaciones, advierten, será necesario extremar las medidas de protección para evitar el contagio, como el uso de mascarilla, guantes o lavados de manos. Sin embargo no es una práctica que se esté respetando ni aconsejando en todos los hospitales. Algunas mujeres se han visto alejadas de los recién nacidos como medida de protección.

Si estoy embarazada ¿tengo más riesgo de contagiarme?

Los expertos afirman que las mujeres embarazadas son más susceptibles de verse afectadas por algunas infecciones respiratorias debido a las transformaciones que experimenta su sistema inmunitario. Por esto advierten de que extremen las medidas de protección y las precauciones ante la emergencia de coronavirus.

Sin embargo, no existen evidencias de que corran un mayor riesgo de enfermedad grave que el resto de la población si llegaran a contraer el virus. Se precisa aún más investigación para conocer más en detalle las consecuencias de la COVID-19 en las embarazadas.

¿Puedo contagiar la enfermedad a mi bebé durante el embarazo?

De nuevo, se precisa más investigación. Sin embargo no existe ninguna evidencia de que se haya producido lo que se conoce como contagio 'vertical' de madre a bebés durante el embarazo y el parto. La OMS y otras instituciones médicas explican que no se ha detectado el virus en el líquido amniótico, ni en la lecha materna, ni en las pruebas realizadas al cordón umbilical. De hecho, no existen evidencias de contagios hacia el recién nacido en el momento del parto.

Más noticias de Política y Sociedad