Público
Público

Plan de vacunación Los centros escolares de Madrid se quedan en cuadro por las bajas de docentes a causa de la vacuna anticovid

Los colegios y sindicatos critican la falta de planificación por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid y exigen una mayor previsión y transparencia tras una avalancha de bajas por los efectos secundarios de la vacuna.

CCOO lleva a los tribunales las normas para la vuelta al colegio en Madrid. EFE/Salvador Sas/Archivo
Imagen de un aula vacía en Madrid.–Salvador Sas/Archivo.

Los centros escolares madrileños están enfadados. La improvisación respecto a la organización de la vacunación en la Comunidad de Madrid ha hecho que varios colegios se queden sin docentes. A pesar de que ya se sabía que la vacuna provocaba reacciones como fiebre o malestar, los profesores han sido citados este domingo para vacunarse contra la covid-19. Una situación que ha generado numerosas bajas en los centros educativos de toda la región, que han sido difíciles de suplir a primera hora de este lunes.

Esto ha llevado a sindicatos, centros y asociaciones de padres y madres a denunciar la descoordinación y falta de planificación del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

En Leganés, más de medio centenar de docentes de educación Infantil y Primaria no han podido acudir este lunes a trabajar por los efectos secundarios que les ha provocado la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. 

Los datos contabilizados por la FAPA Giner de los Ríos revelan que en esta localidad los colegios más afectados han sido el Manuel Vázquez Montalbán, con 14 bajas entre el profesorado, y el Constitución de 1812, con 13 docentes. También se han contabilizado ocho bajas en Víctor Pradera, cuatro en el instituto José María Pérez Peridis y nueve en el Carmen Conde.

Los directores de los centros afectados han tenido que llamar a las familias para evitar que evitaran en la medida de lo posible que llevaran a los niños a la escuela. Es el caso del colegio Francisco de Quevedo, que ha registrado una decena de clases sin actividad y lamentan no haber podido cubrir las bajas del profesorado. 

"Sobre todo, teniendo en cuenta que tenemos que prevalecer los grupos burbuja y no podemos mezclar las clases", explica la directora del centro.

Previsión para la segunda dosis de la vacuna

La preocupación no se queda en este caótico lunes, en el que los centros han tenido un escaso margen de maniobra, sino que piden al Gobierno de la Comunidad de Madrid tener estos hechos en cuenta para la administración de la segunda dosis de la vacuna, ya que los docentes no son los únicos.

"También nos preocupa que van a citar a los cuidadores del comedor y como pase lo mismo, este servicio tampoco va a poder estar atendido", añaden desde el mismo centro.

Además de los docentes de estos centros de Leganés, según la consejería de sanidad se vacunó también a profesores de Torrejón, Coslada, Fuenlabrada, Getafe, San Fernando de Henares y Madrid capital.

Desde la FAPA Giner de los Ríos, su presidenta, Mari Carmen Morillas, insiste en que es algo que "podía suceder y ha sucedido". Así, Morillas exige a la Consejería de Educación que mejore la planificación de la campaña de vacunación, además de "realizar la administración de manera escalonada para que esto no se repita".

No se conocen los criterios de vacunación

"Mientras en un centro faltan 18 profesores porque han vacunado a toda la plantilla, en el centro de al lado no han vacunado a nadie", denuncia la representante de Educación Madrid de CCOO, Isabel Galvín, sobre los criterios de vacunación.

La Federación de Enseñanza del sindicato ha mostrado su descontento ante "confusión, opacidad e improvisación" por parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la gestión de la vacunación.

Así, exigen que debe haber un plan de vacunación para los trabajadores que no han sido citados e insisten en una planificación escalonada "con transparencia en los criterios de selección y escuchando a los profesionales".

"Estamos ante lo que siempre pasa en Madrid, una noticia que es estupenda y por la que había mucha ilusión, como es la vacunación del personal educativo, considerado una primera necesidad, resulta que al final se convierte en un problema", lamenta Galvín. 

Más noticias de Política y Sociedad