Público
Público

El Pozo La Junta cancela el proyecto para una macrogranja de cerdos de El Pozo en Albacete

El proyecto, cancelado por incumplir la normativa medioambiental, pretendía instalar 51 naves con 140.000 cerdos muy cerca del núcleo urbano de la localidad de Pozuelo. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Un grupo de cerdos en una granja. REUTERS

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha archivado definitivamente el proyecto de instalación de una macrogranja en la localidad de Pozuelo (Albacete) al no cumplir la empresa solicitante del proyecto con los requisitos medioambientales exigidos para este tipo de actividades económicas.

Así lo ha confirmado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, que ha indicado que "esto significa en la práctica que no se va a construir la granja de cerdos en el Pozuelo tal y como estaba prevista".

La polémica macrogranja de Pozuelo, un proyecto de la empresa Cefusa (filial del grupo Fuertes-El Pozo), pretendía la instalación, sólo en esa localidad, de 51 naves con 140.000 cerdos a escasos kilómetros del núcleo urbano. Vecinos y plataformas ecologistas se habían manifestado en contra de su apertura y habían denunciado las numerosos riesgos para la salud y los ecosistemas que supondría el proyecto.

Según ha explicado la Junta, la construcción se ha suspendido por tres motivos "muy importantes". El primero de ellos porque el proyecto "no dispone del agua necesaria para la inversión", una cuestión, ha dicho, de la Confederación Hidrográfica del Júcar. En segundo término, "no se han hecho los estudios de impacto sobre la fauna, sobre todo de avifauna" como se le requirió por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha. Y en tercer lugar, ha explicado, la empresa promotora "tampoco ha presentado el estudio sobre dispersión de contaminantes".

Martínez Arroyo ha explicado, además, que se ha recibido la respuesta de la empresa sobre los aspectos requeridos por la Junta sobre el estudio impacto ambiental y, ha dicho, "no responde a lo que pidió el Gobierno regional".

El archivo de este expediente, ha destacado Martínez Arroyo, "se hecho siguiendo escrupulosamente la normativa". 

Estas tres cuestiones, han sido las que han provocado que al no cumplirse escrupulosamente con lo solicitado medioambientalmente por el Gobierno regional, el proyecto se queda archivado de forma definitiva, ha concluido.