Público
Público

SALAMANCA Una mujer acaba en el hospital tras defender a sus perros de un hombre que les tiraba piedras

En una versión posterior de los hechos, la mujer argumenta que el objetivo del desconocido era ella y no los perros, pero que el acercamiento de  uno de estos al hombre, hizo que fueran el primer afectado y no ella

Hospital Clínico de Salamanca, donde fue atendida la mujer herida. EFE

público

Una mujer acabó en el Hospital Clínico de Salamanca el viernes de la semana pasada después de ser presuntamente agredida por un hombre que supuestamente había lanzado piedras a sus perros, a los que ella intentó defender. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado buscan al presunto delincuente, que se dio a la fuga.

Los hechos tuvieron lugar el viernes de la semana pasada, cuando la mujer se encontraba con sus dos perros en unos campos situados en el polígono de Los Villares, junto a la carretera de Cabrerizos. 

Al parecer, según se denuncia, el hombre, de unos 40 años y que corría por la zona, habría comenzado a lanzar piedras a los animales antes de que estos se hubieran percatado de su presencia y, cuando la mujer reaccionó para defender a los perros, el presunto agresor empezó a golpearla con puñetazos y patadas.

Según el 112, a las 18.22 horas recibió un aviso y una ambulancia acudió al lugar para socorrer a la dueña herida. Tras una primera asistencia, la mujer, fue dirigida al Clínico.​ 

En una versión posterior recogida por Salamanca24horas, la mujer explica en la denuncia, presentada ante la Guardia Civil días después de ocurrir los hechos, que el objetivo del desconocido no eran los canes, sino ella misma, puesto que los animales no estaban, a su juicio, a la vista del hombre y que este se aproximó a ella al verla sola en el campo.

Según su versión, el hombre iba corriendo y, al verla, cogió varias piedras que tiraría a uno de los perros al acercarse a él, pero que realmente el hombre pretendía tirárselas a la mujer que, al intentar defender al animal, fue agredida físicamente por el hombre. 

Policía y Guardia Civil buscan al presunto agresor con la ayuda de la ciudadanía salmantina. El presunto agresor mide aproximadamente unos 1,70 metros de estatura, tiene ojos azules y pelo claro e iba vestido con ropa deportiva, de color azul y gris, y el sentido de su marcha en aquel momento era de Salamanca hacia Cabrerizos.

Más noticias