Público
Público

Los sanitarios se rebelan contra Darias por el proceso de elección de plazas: "Los aplausos se han convertido en bofetadas"

El proceso de elección de plazas de Formación Sanitaria Especializada lleva seis días abierto y se han notificado al menos casi 1.000 incidencias. Los afectados han organizado una acampada el 8 de junio en frente del Ministerio de Sanidad. Las organizaciones sanitarias temen que se puedan llegar a perder 2.000 plazas de médicos.

La página web del Ministerio de Sanidad ha dado numerosos fallos durante los últimos seis días.
Página web del Ministerio de Sanidad este lunes 31 de mayo. Público

Alejandro Cuéllar es uno de los miles de MIR que lleva seis días peleándose con el sistema habilitado por el Ministerio de Sanidad para elegir plaza. Cada día ha tenido un problema diferente: la página no cargaba, no le dejaban seleccionar especialidades o no podía ordenar las preferencias. El quinto día, cuando estaba en el proceso de enumerar las especialidades, la página web se volvió a caer. "Somos la generación de sanitarios a la que el Ministerio de Sanidad suplicó que fuéramos a hospitales y centros de salud para descolapsarlos. La generación que estudió y trabajó. Los aplausos que nos dieron se han convertido en bofetadas. Éramos héroes y nos quieren convertir en villanos. No nos merecemos esto", lamenta el MIR y portavoz de la plataforma Formación Sanitaria Especializada Unida (FSE Unida), una de las organizaciones que se ha levantado en contra del departamento que dirige Carolina Darias. Los profesionales creen que se pueden perder hasta 2.000 médicos con este proceso.

El sistema de elección de plazas de Formación Sanitaria Especializada (FSE) —Medicina (MIR), Enfermería (EIR), Farmacia (FIR), Biología (BIR), Psicología (PIR) o los radiofísicos (RFIR)— ha cambiado radicalmente este año. Sanidad ha digitalizado todo el sistema. Los afectados y las organizaciones sanitarias llevan semanas denunciando que es un sistema injusto: no está en contra del sistema telemático, rechazan que no pueden elegir en tiempo real. El proceso lleva seis días abiertos y hay centenares de quejas por los fallos de la página web y las complejidades de este proceso

Los opositores tienen hasta el 16 de junio para elegir su plaza, pero el hecho de que no puedan escogerlas en tiempo real les perjudica porque no conocen los puestos ya adjudicados. Los estudiantes tienen que elegir tanto la especialidad como el lugar de destino y esto da paso a miles de opciones posibles pero, al no conocer las plazas adjudicadas, no pueden adaptar sus preferencias a las que realmente están disponibles. Antes se hacía de forma presencial en Sanidad. En 2020, ya por la pandemia de la covid-19, el 70% de las personas realizó la elección de forma telemática pero se permitió que los futuros sanitarios pudieran confirmar su plaza de forma presencial. 

Sanidad recomienda que se elijan tantas plazas como número de personas tiene por delante cada residente: pueden ser hasta 9.000

Antes de la pandemia, todos los médicos tenían que acudir al Ministerio de Sanidad. En orden según la nota obtenida en el examen, cada persona iba eligiendo especialidad y destino. Si alguien seleccionaba una plaza, ese puesto dejaba de estar disponible y, la otra persona que quería escogerla, podía adaptarse y elegir la más parecida. Era una elección real frente al sistema actual que se ha convertido en un proceso de adjudicación en el que los sanitarios tienen poco margen. Cuando se termine el tiempo para realizar el listado de peticiones, las plazas se adjudicarán y no se podrá modificar. Para que nadie se quede sin plaza, Sanidad ha recomendado que se hagan tantas solicitudes como números tenga esa persona por delante. Según esto, si una persona está en el número 6.000, tendrá que elegir 6.000 plazas.

Aquí el mayor problema lo tienen los médicos porque Sanidad ha admitido a 13.638 aspirantes que se presentan a una de las 7.989 plazas MIR 2021 y, como explica, la secretaria técnica de Médicos Jóvenes y MIR de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Sheila Justo, no es lo mismo en medicina que en el resto porque hay menos especialidades: "No es un cambio de medio. Es un cambio de método. Y cambiará la profesión sanitaria".

La profesión sanitaria, unida ante este conflicto 

El Foro de la Profesión Médica, conformado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos – CGCOM, Federación de Asociaciones Científico Médicas de España – FACME, Confederación Estatal de Sindicatos Médicos – CESM, Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina – CNDFME y Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina – CEEM, lleva mostrando su oposición al sistema telemático desde mediados del mes de mayo.

Se han celebrado varias reuniones entre los responsables del Ministerio de Sanidad y el representante de la organización Formación Sanitaria Especializada unida (FSE unida), Alejandro Cuéllar; el representante nacional de Médicos Jóvenes del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Domingo A. Sánchez; y la secretaria técnica de Médicos Jóvenes y MIR de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Sheila Justo. Este lunes se ha celebrado la última pero, según explican Cuéllar y Justo a Público, no ha habido ningún avance.

Sanidad ha defendido en la reunión que el sistema está funcionando porque 1.194 personas ya han tramitado sus solicitudes. Los profesionales no creen que sea un número que represente un éxito. En primer lugar, saben que hay compañeros que están eligiendo solo una especialidad por el miedo a quedarse sin ninguna pese a que hay igualmente un riesgo de quedarse sin plaza por ello. Segundo: representa en torno al 17% de los MIR y, si se mantiene el ritmo, solo la mitad completaría el proceso ya que Sanidad admitió a 13.638 aspirantes. Por último, si el proceso falla para una persona ya no es garantista porque no tendrán todos las mismas condiciones.

Casi 1.000 incidencias en tres días

FSE Unida y CESM ha recibido 987 notificaciones de incidencias solo del viernes al domingo. Hay muchos tipos. La que más se repite, hasta en 708 ocasiones, es porque la página no deja añadir especialidades. Se han notificado otras 69 porque directamente la página no funciona, 47 por error al firmar, 18 por no permitir cambiar de página y 16 porque el cómputo de plazas es erróneo. El resto son menos habituales pero hay casos en los que faltan incluso comunidades o las localidades salen duplicadas. Las redes sociales se han llenado estos días también de quejas de los afectados que muestran los errores.

Pese a todo esto, Sanidad no reconoce que el sistema está causando muchos problemas. Darias afirmó la semana pasada desde el Senado que es sistema de elección es "seguro y equitativo", en respuesta a una pregunta del senador del PP, Antonio Román Jasanada. La ministra aseguró que se iba a mantener un diálogo "constante" pero insistió en que este sistema ofrece la misma "garantías" que el anterior. Según explica Cuéllar, los responsables del departamento que se han reunido con ellos tampoco dan un paso atrás. "La reunión ha sido un desastre. Nos hemos ido otra vez enfadados. No tienen voluntad real de diálogo y están personalizando el conflicto", lamenta el portavoz. Aunque la realidad es que cada vez más organizaciones están apoyando la lucha, al igual que partidos políticos. La oposición lo ha denunciado ya en varias ocasiones pero también Unidas Podemos publicó un comunicado el pasado 12 de mayo en contra de la asignación telemática: "Quitar la capacidad de elección sobre las plazas disponibles tendrá una repercusión negativa ya que aumentará la tasa de abandono de las plazas públicas".

Los sindicatos temen que se puedan llegar a perder 2.000 plazas de médicos

Darias también ha defendido este sistema porque la mayoría de las plazas de la Administración se adjudican así, pero los profesionales creen que no se debe comparar. Elegir una especialidad es determinante para el futuro del sistema sanitario público porque no se puede pedir traslado de residencia: si la plaza se abandona, la plaza desaparece. Por esto, según los sindicatos, pueden llegar a perderse hasta 2.000 plazas de médicos en España. Es lo que Justo explica que se conoce como "plazas desiertas". Además, con este método se puede llegar incluso a que algunos puestos ni siquiera sean elegidos ya que con la fórmula anterior siempre se iba convocando hasta que se solicitaban todas.

Hay otros problemas que señala Cuéllas, como los relacionados con la conciliación. Explica que es habitual que, si hay una pareja en este proceso, la persona que ha sacado más nota espere para poder elegir detrás o delante de esta pareja y adaptar el destino. Al ser la adjudicación así, no hay margen de cambio. Aunque la persona deje pasar su turno para estar después de su pareja, puede ser que a uno le den plaza en Valladolid y al otro en Zaragoza.

Los MIR acamparán frente al Ministerio de Sanidad

Más allá de estos problemas, los sanitarios se sienten realmente ofendidos por la actitud de la ministra Darias. Este domingo tuvo lugar otro episodio que ha incendiado aún más a los afectados. Varios aspirantes se están organizando para ir a cada acto al que acuda la ministra y lanzar batas blancas. Darias acudió este domingo a un acto en Tenerife. Se fue por la puerta lateral y, según Cuéllar, "interpuso una barrera de policías": "¿Las batas blancas iban a hacer daño a la ministra? Ha demostrado su escucha activa", sostiene.

Si el conflicto sigue sin resolverse, los opositores organizarán más movilizaciones. El CESM ya ha convocado, de la mano de FSE Unida, una acampada ante el Ministerio de Sanidad para el 8 de junio. Antes habrá una movilización que empezará en Puerta del Sol y a la que se ha llamado a afectados de toda España. Terminará frente al Ministerio de Sanidad, donde se ha convocado la acampada de duración indefinida.


Más noticias