Público
Público

El tribunal rechaza que Manos Limpias sea expulsada del caso Nóos

La presidenta del tribunal, Samantha Romero, ha exigido "rigor" puesto que "no hay una sentencia firme contra nadie" en el marco de las investigaciones de la Audiencia Nacional contra Ausbanc y el sindicato.

La abogada de la acusación popular que ejerce Manos Limpias, Virginia López Negrete. EFE/Cati Cladera

AGENCIAS

PALMA.-  El tribunal encargado de juzgar a los 17 acusados del caso Nóos ha anunciado que Manos Limpias, acusación popular en la causa, continuará en el proceso. La presidenta del tribunal Samantha Romero aplaza a la sentencia cualquier decisión sobre la petición formulada por la defensa de Torres, que pidió la expulsión de Manos Limpias como acusación popular, de forma que ésta continuará en el proceso.

Se da la circunstancia de que el abogado de la Infanta Cristina se opuso a la pretensión del letrado a pesar de que Manos Limpias es la única acusación que ejerce acciones penales contra la exduquesa.

El abogado de Torres ha formulado protesta por la decisión del tribunal y las defensas de los seis exaltos cargos valencianos se han adherido a la misma. Sobre la petición del fiscal Anticorrupción, Pedro Horrach, de que se incorpore al caso Nóos lo actuado en la Audiencia Nacional, el tribunal estima que no ha lugar a incorporar ningún testimonio porque no ha quedado acreditado que las partes no hayan podido acceder a esa información por su cuenta.

El fiscal ha anunciado que solicitará información y la aportará al proceso si es posible. "Una vez realizada la aportación, realizaremos la valoración que consideremos pertinente", ha asegurado.

El aluvión de críticas hacia el papel de Manos Limpias llevó este miércoles a la presidenta del tribunal, Samantha Romero, a exigir "rigor" puesto que "no hay una sentencia firme contra nadie" en el marco de las investigaciones de la Audiencia Nacional contra Ausbanc y el sindicato por presuntas extorsiones a entidades bancarias. "Hay que respetar el principio de presunción de inocencia", espetó.

"A los juristas hay que exigirles rigor. Parece que lo importante no es lo que sucede en esta sala, y eso no se puede tolerar. No tenemos una sentencia firme contra nadie y la presunción de inocencia lo es para todos los ciudadanos", incidió Romero.