Público
Público

Twitter Condenan a seis meses de cárcel a un tuitero arrepentido que pidió una bomba para Rajoy

La Audiencia Nacional rebaja la pena al tener en cuenta que el acusado reconoció los hechos desde la fase de instrucción y pidió perdón reiteradamente a las víctimas de ETA.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rótulo de la Audiencia Nacional a la entrada de la sede de los tribunales en Madrid. E.P.

La Audiencia Nacional ha condenado a seis meses de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo a un joven tuitero que pidió una bomba para Mariano Rajoy y que difundió mensajes "en alabanza de ETA y en desprecio y burla" de las víctimas, si bien mostró arrepentimiento y "real aflicción" por su actuación.

El tribunal de la sección cuarta de la Sala de lo Penal ha condenado a José C.V a seis meses menos de prisión de los que pedía la Fiscalía al tener en cuenta que el acusado reconoció los hechos desde la fase de instrucción y pidió perdón reiteradamente a las víctimas de ETA.

Sin embargo, los jueces también señalan en su sentencia que "sus manifestaciones exculpatorias no pueden ser tenidas en cuenta por este tribunal para eximirle de responsabilidad penal, puesto que las palabras proferidas no pueden estar amparadas en la libertad de expresión".

Y sostienen que el acusado -que tenía 22 años cuando publicó los comentarios- difundió mensajes "en alabanza de ETA y en desprecio y burla" de las víctimas, "haciendo reiterada y persistente mofa" de los atentados que sufrieron" y que, por tanto, tuvo una "actitud enaltecedora, irrespetuosa y humillante".

Sin embargo, la Sala estima a su vez la petición de las partes de condenarle a la pena inferior dado que la incidencia de los comentarios que difundió fue "mínima" y que José C.V. demostró una "real aflicción" por lo ocurrido.

"Gora ETA me cago en Dios (...) pondría una bomba en el palco del Bernabéu, bajo Rajoy y en Nochevieja", "Faltan tiros en la nuca" o "Carrero Blanco primer astronauta" fueron algunos de dichos comentarios que, según dijo el acusado en el juicio, borró después.

La Sala cree que la confesión del acusado y "el importante elenco probatorio" practicado durante el juicio demuestra "la realidad de aquellas expresiones enaltecedoras y humillantes" en las que "se ensalza la actividad terrorista de ETA y se desprecia a significadas víctimas", como Miguel Ángel Blanco, Carrero Blanco e Irene Villa.

Durante su declaración como acusado, José C.V. volvió a pedir perdón a las víctimas a las que vejó con sus comentarios y dijo que publicó "la primera barbaridad" que se le vino a la cabeza en un momento de "cabreo, idiotez y chiquillada".

Más noticias en Política y Sociedad