Público
Público

Seguridad Laboral UGT pide que el estrés y el acoso laboral sean tratados como enfermedad profesional

Hasta ahora dichas dolencias se consideran contingencias comunes, lo que da lugar a menores prestaciones económicas para el trabajador durante su baja médica. 

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

Una trabajadora durante se jornada laboral. EFE/Archivo

En 2017 fallecieron 618 trabajadores, once más que en el año anterior y 54 más que cinco años antes, según datos del Ministerio de Empleo. La principal causa de muerte durante la jornada laboral son los infartos y derrames cerebrales, que, como explica el sindicato UGT, pueden estar provocados por situaciones de estrés continuado.

Así,  este sindicato pide que las patologías provocadas por el estrés o por el acoso laboral se reconozcan como una enfermedad profesional, ya que cree que existe una "infradeclaración" de las contingencias profesionales. En un comunicado, UGT denuncia que estas patologías, pese a ser consecuencia del ambiente laboral, son declaradas como contingencias comunes "con el sobrecoste que supone para la sociedad en general", ya que estas enfermedades se tratan dentro del sistema público de Salud.

"El trabajador enfermo, además de sufrir los efectos perjudiciales derivados de las malas condiciones de trabajo, ve reducidos sus ingresos económicos de sustitución debido a esta calificación", ha añadido la organización sindical.

El 72% de los trabajadores atribuye el estrés a la inseguridad laboral, el 66% a una carga de trabajo "excesiva" y un 59% a situaciones de acoso o intimidación, según cifras de la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo recogidas por UGT. El sindicato cree que el deterioro de las condiciones laborales es lo que está provocando un incremento de la siniestralidad laboral. 

El origen de este estrés viene provocado, según el sindicato, por las nuevas formas de organización, el creciente tiempo que se pasa en el puesto de trabajo y la presión a la que están sometidos los trabajadores. UGT ha señalado que la introducción de las nuevas tecnologías en el entorno laboral está afectando muy notablemente a las condiciones de trabajo, y cree que, aunque su uso bien regulado es positivo, puede provocar situaciones de estrés si hay una carencia de control adecuado.

Para la organización que lidera Pepe Álvarez, la prevención debe ser un coste, ya que la falta de inversión en prevención tiene "consecuencias negativas" para las empresas en cuestión de productividad, bajas, tensiones en el trabajo o desinterés de los trabajadores, mientras que un buen clima psicosocial "favorece el interés de los trabajadores, el sentido de pertenencia a la empresa y la mejora de la calidad en el trabajo".

Regulación sobre el acoso laboral

Por otro lado, UGT ha recordado que no existe una regulación básica sobre el acoso laboral y ha insistido en que antes de que este se produzca, se dan ya comportamientos tóxicos, mala comunicación o mala organización. Según el sindicato, es necesario hacer hincapié en la idea de que no solo es necesario actuar en los casos de acoso laboral más graves, sino que es prioritario prevenirlos en su origen.

Más noticias en Política y Sociedad