Público
Público

Vacunación Pfizer rebaja ahora la efectividad de su vacuna tras pedir una tercera dosis

La decisión de una tercera dosis nace de la farmacéutica norteamericana y no ha sido avalada por la Agencia Europea de Medicamentos. Apostar por una dosis adicional podría agrandar la brecha entre países ricos y pobres en el proceso de inmunización, pues los 50 estados con rentas más bajas sólo han conseguido poner la pauta completa al 1,1% de su población.

Vacuna de Pfizer contra la covid-19.
Vacuna de Pfizer contra la covid-19. Dado Ruvic / REUTERS

Pfizer ha echado más leña al fuego a la polémica de la tercera dosis. Después de que la farmacéutica norteamericana defendiera recientemente que se inoculara una pauta más para incrementar la inmunidad, el fabricante de medicamentos ha emitido un informe preliminar este viernes para dar fuerza a su tesis de una vacuna adicional. Según el estudio, la efectividad del fármaco desciende con el paso del tiempo, algo que todavía no ha sido corroborado por los organismos internacionales involucrados en el proceso de vacunación ni por la comunidad científica.

Los datos del informe apuntan a que la efectividad de la vacuna descendería un 6% cada dos meses. Además, el consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, aseguró en declaraciones a la cadena CNBC que la efectividad de las dos dosis bajaría un 84% después de medio año de su inyección. Los análisis de la compañía también vinculan la tercera dosis con el avance de la variante Delta, puesto que la pauta adicional multiplicaría por cinco el número de anticuerpos en personas de entre 18 y 55 años, y por once entre la franja etaria de 65-85 años.

La postura de Pfizer no ha sido respaldada por ningún organismo internacional. De hecho, la compañía anunció a principios de julio que iba a solicitar una autorización a la FDA de EEUU (Agencia de Administración de Alimentos y Fármacos) para que respaldara su postura, pero todavía no ha habido una decisión al respecto. Tampoco la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) ha apoyado la tesis de Pfizer, en tanto que a mediados de mes emitió un comunicado en el que descartaba la tercera dosis, tal y como informaba El Periódico.

Sólo 1,6% de la población africana ha recibido dos dosis de la vacuna.

En España, la ministra de Sanidad, no obstante, sí que se mostró partidaria de inocular una tercera pauta. Lo hizo la semana pasada en una entrevista en Onda Cero, aunque no confirmó en qué momento se iba a materializar una decisión que depende de las instituciones europeas. "Sí que habrá tercera dosis. Lo que habrá que determinar es cuándo", dijo Carolina Darias. 

La postura de Pfizer, a la espera de que haya un consenso científico, reafirma la desigualdad mundial en el proceso de inmunización. Mientras Europa se debate por una tercera pauta, numerosas regiones del mundo empobrecidas se ven en una situación dramática con una escasez de vacunas y un incremento masivo de contagios.

Así, Europa avanza a velocidad de crucero, superando la barrera del 50% de la población con las dos pautas completas y acariciando el reto del 70%, y las regiones más empobrecidas siguen sin llegar al 5%. Según los datos de Our World in Data –la web que muestra los datos empíricos de la pandemia– en el continente Africano tan solo el 1,6% de la población ha recibido las dos dosis y un 1,5% ha recibido al menos una pauta. En la India, uno de los países más azotados por la epidemia, tan sólo el 7% de la ciudadanía ha sido inmunizada al completo. Sudamérica avanza a un ritmo desigual, pero en su conjunto, solo el 18% de la sociedad ha recibido las pautas necesarias.

Concretamente, sólo el 1,1% de la población de los 50 países con las rentas más bajas ha recibido la pauta completa. La decisión de administrar una tercera dosis retrasará aún más el ritmo de vacunación en estas regiones del mundo y agrandará la brecha entre los países ricos y los más empobrecidos.




Más noticias