Público
Público

Violencia machista Más de 250 ciudades españolas se suman a la 'emergencia feminista' este 20S y se iluminarán de violeta

Diversos movimientos, sindicatos y algunos partidos políticos se suman a la convocatoria, que iluminará la noche de ciudades de toda España de violeta para reclamar medidas y medios para luchar contra la violencia de género y construir una sociedad en la que las mujeres vivan seguras.  

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

Cartel de la llamada a movilizaciones el próximo 20 de septiembre

Más de 250 ciudades españolas acogerán en sus calles en la tarde de este viernes concentraciones y movilizaciones para protestar por el incremento de la violencia hacia las mujeres y para reclamar más acciones y lugares seguros. Cientos de organizaciones feministas se suman así a la iniciativa lanzada el pasado mes  por la Plataforma feminista de Alicante.

"El pasado mes de julio, cada dos días, una mujer ha sido asesinada. Esto ya no es una alerta. Declaramos la emergencia feminista". Con estas palabras, la Plataforma Feminista de Alicante llamaba el pasado mes de agosto a la movilización general contra la violencia machista el próximo 20 de septiembre. A tres días de la fecha, la iniciativa ha recorrido España a lo largo y a lo ancho, y cientos de movimientos, plataformas, sindicatos y algunos partidos políticos se han unido a este llamado que se espera que tenga un seguimiento masivo. 

El asesinato de cuatro mujeres en menos de 48 horas esta semana, que ha dejado cuatro huérfanos que presenciaron los crímenes, ha vuelto a poner el foco en la necesidad de avanzar en las medidas de prevención y en aquellas contenidas en el pacto de Estado aprobado en septiembre de 2017 en el Congreso, pero del que muchas de las medidas continúan sin ponerse en marcha. Entre ellas, las que tienen que ver con reconocer a todas las víctimas de violencia de género.

Este mismo viernes, un nutrido grupo de organizaciones feministas convocaron una rueda de prensa en Madrid para secundar las movilizaciones y denunciar que existe una clara relación causa-efecto entre el discurso negacionista de la violencia de género y el incremento de las víctimas mortales. Las organizaciones denunciaron el "gravísimo retroceso" en los derechos de las mujeres y el aumento de los asesinatos machistas, y afirmaron que no detendrán las movilizaciones hasta conseguir que ninguna mujer quede desprotegida. "Nos va la vida en ello", afirmaron.

Se da la circunstancia que en la actualidad, muestra legislación sólo reconoce como víctimas directas de esta violencia a las parejas o exparejas de las mujeres o a los hijos de estas. En el caso de Pontevedra, en la que el asesino acabó además con la madre y la hermana de su expareja, éstas no son reconocidas como víctimas de este tipo de violencias. Por ello, las organizaciones convocantes de las movilizaciones exigen al Gobierno que se contabilicen todas las víctimas del machismo y que se aplique de una vez el pacto de Estado.

Sólo en Madrid, más de 70 organizaciones, plataformas y federaciones se han sumado a las movilizaciones, que se espera que sean masivas.

"Al poco tiempo de lanzar la convocatoria y el manifiesto el pasado 6 de agosto, ya teníamos confirmadas la participación de ciudades de todas las comunidades autónomas", afirma a Público Lydia Selles, integrante de la Plataforma Feminista de Alicante. Desde entonces la convocatoria ha sido abrazada y secundada por organizaciones de distintos lugares del Estado, grandes capitales, diversas ciudades de todas las comunidades autónomas y ha saltado nuestras fronteras.

Así, ciudades como París (donde organizaciones tomarán las calles con luces violentas), Argentina (la ciudad de Rosario se sumará con el encendido de un puente) y algunas ciudades colombianas se han incorporado a la iniciativa. Hasta el momento, las organizadoras llevan contabilizadas más de 200 ciudades de toda España que han organizado manifestaciones o concentraciones la noche del 20 al 21 de septiembre.

También una veintena de activistas, cantantes, actrices, juristas y comunicadores se han sumado este lunes al llamamiento, protagonizando en un vídeo en el que explican los 20 motivos para sumarse a esta emergencia feminista.  

Según el comunicado hecho público para la convocatoria, "el estado de Emergencia se decreta en casos de perturbación de la paz de un Estado, como consecuencia de graves circunstancias que afectan o impiden la vida normal de una comunidad".

El hecho de que el pasado mes de julio haya sido el peor de la última década en cuanto al número de asesinatos de mujeres por violencia de género, que "las violencias sexuales hayan crecido un 50% en agosto" y cuando en nuestro país "se denuncia una violación cada 6 horas" las cifras nos muestran que algo está fallando, explica el comunicado.

"Salimos a las calles para pedir medidas efectivas", afirma Selles. "No tenemos Gobierno y el pacto de Estado no termina de ponerse en marcha. Necesitamos recursos económicos, voluntad política, formación para el sistema judicial y que la coeducación entre de una vez en las clases", añade.

Todas las convocatorias tendrán como motivo común el tomar las calles por la noche e iluminarlas con luz violeta. "Esto simboliza la necesidad de desterrar el miedo que sentimos las mujeres a diario a salir a la calle por las noches y ocuparlas. En ocasiones la policía nos recomienda que evitemos espacios salir solas o circular por espacios oscuros. Pero esto es un error. No podemos quedarnos en casa. Hay que cambiar el discurso y dejar de victimizar a la víctima. Los ayuntamientos y las autoridades tienen que poner en marcha políticas urbanas que incorporen la perspectiva de género", explica Selles.

Esta activista explica que "decretamos el estado de emergencia porque consideramos que las mujeres vivimos en un estado de excepción y que el Estado tiene que actuar. Nos están privando poder ir por la noche. Que la iluminemos de violeta significa que la noche también es de las mujeres y que queremos vivir en paz tanto por el día como por la noche. En libertad e igualdad", concluye Selles.

Según las impulsoras, a la convocatoria se han sumado los principales sindicatos (CCOO y UGT a nivel estatal), le Gobierno de Valencia y el de Navarra, así como diversos colectivos feministas de distintos lugares del Estado.

En Madrid la concentración se llevará a cabo en la céntrica Plaza del Sol a partir de las 20.30. En Barcelona la cita comienza a las 20 horas en la Plaza de la Universitat, en Bilbao la reunión se realiza a las 20:30 horas en la Plaza del Ayuntamiento y en Coruña una marcha arrancará a las 20.30 desde el Obelisco.

Más noticias en Política y Sociedad