Público
Público

Violencia de género Nueve asesinatos machistas convierten este julio en el segundo peor de los últimos 17 años

La confirmación del crimen de Burgos como un caso de violencia de género, eleva el número de mujeres asesinadas en el mes de julio a nueve, una cifra sólo superada en el mismo mes de 2010 y que se equipara a la registrada en julio de 2015. Entre enero y julio el terrorismo machista se cobró la vida de 37 mujeres, la segunda peor cifra también registrada entre enero y julio desde que hay registros.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Manifestación contra la violencia machista / EFE

El reconocimiento del asesinato de una mujer de 55 años en Burgos este miércoles como un crimen de violencia de género, eleva la cifra de mujeres asesinadas por esta violencia durante el pasado mes a nueve, la segunda peor cifra registrada en un mes de julio de los últimos 17 años, desde que en 2003 se comenzaran a registrar oficialmente este tipo de asesinatos. Esta cifra sólo ha sido superada en julio de 2010, cuando se registraron oficialmente 10 crímenes por violencia de género e iguala a la del mismo mes de 2015. 

Julio es, tradicionalmente, el mes más cruento para la violencia machista. Desde que hay registros 104 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en este mes estival, lo que supone un 10,2% del total. El segundo peor mes es enero, que suma un total de 94 víctimas desde 2003.

Estos datos no son nuevos. Varias expertas vienen denunciando en los últimos años que estos dos meses son los más cruentos en lo que se refiera a la violencia machista. Entre ellas, Graciela Atencio, directora de Feminicidio.net, una organización que desde hace una década lleva un informe paralelo de asesinatos por violencias machistas que no sólo registra el número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas (tal como reconoce la legislación actual), sino también las cometidas fuera de las relaciones sentimentales.

Según esta experta, existe una concentración de feminicidios íntimos (los realizados por parejas y exparejas) en determinados meses del año, que coinciden con la época estival y de vacaciones (principalmente julio y enero) "y lo que echamos en falta son campañas específicas y masivas en estas fechas, especialmente en la época estival, cuando factores como la mayor convivencia y el calor tienen una influencia importantes en el incremento de la violencia en general y de la de género en particular". Esta experta aboga, además por la necesidad de dar un giro radical a las campañas de prevención sobre este tipo de violencias, y que se centren en la necesidad que sea el entorno de la víctima el que denuncie.

En la actualidad y según datos del Consejo General del Poder Judicial, sólo un 2% de las casi 170.000 denuncias registradas por violencia de género en 2018 fueron interpuesta por terceros.

Segunda pero cifra entre enero y julio

En lo que va de año un total de 37 mujeres han sido reconocidas oficialmente como víctimas de la violencia de género, lo que supone también la segunda peor cifra registrada entre los meses de enero a julio desde 2003, sólo superada por las 47 víctimas mortales registradas entre el mismo período en 2010 e igualando a las asesinadas en los primeros siete meses del año en 2011. Este año, además, existe un caso que continúa bajo investigación.

Según cifras del Gobierno, de las 37 asesinadas, tan sólo siete habían presentado denuncias previas (un 18,9%) y a tres de ellas se les habían concedido algún tipo de orden de protección, a pesar de que cuatro de las víctimas las habían solicitado.

Desde que hay registros oficiales, ya son 1.012 las mujeres asesinadas en nuestro país por violencia de género y un total de 29 menores asesinados por sus padres o las parejas de sus madres. Desde 2013, además, se registran un total de 257 menores huérfanos por este tipo de violencia. 

El nivel de denuncia sigue siendo aún muy bajo. Según datos del Gobierno, de las 37 asesinadas este año, tan sólo siete habían presentado denuncias previas (el 18,9%).

Más noticias en Política y Sociedad