La inquietante historia del gato enterrado vivo en una bañera

Por

Por todos es conocido el talento de los gatos para lo que viene siendo la evasión. Su agilidad, la precisión de sus movimientos, su presencia siempre discreta y silente, les convierten en auténticos maestros de la fuga y el ocultamiento.

Ahora bien, en esta ocasión ese talento gatuno casi termina en tragedia. Vean lo que le ocurrió a esta joven cuando se da cuenta, después de llamar y llamar a su gato, que este no aparece.

Relacionada:

La tronchante historia de una mujer asustada por la extraña cara de su gata que las redes han viralizado: "Llevo tres días riéndome de esto"

Y es que el minino en cuestión había elegido el lugar más inverosímil para pasar la tarde. Aprovechó una reforma de la bañera para introducirse en su interior y su naturaleza sigilosa hizo el resto. Los obreros no advirtieron que el gato estaba dentro cuando procedieron a sellarla y el drama está servido.

La joven, sin dudarlo, empuña un martillo con la intención de liberar a su preciada mascota. Minutos de tensión. El minino maúlla incansable desde el interior de la obra.

Afortunadamente la historia tiene un final feliz. El gato es rescatado vivo de su reclusión fortuita. Monchis vive, la lucha sigue.

Pero el gato espeleólogo sigue en sus trece y, como su propia dueña se ha encargado de anunciar vía Twitter, el bueno de Monchis ha intentado de nuevo introducirse en la gruta.

Y es que Monchis ha nacido para la aventura. Nada le es ajeno, ni siquiera el interior de una bañera. Brindemos por Monchis.

Más de Tremending