"Directa, clara y brutal": Mónica García retrata en minuto y medio la infamia de Ayuso con las residencias

Publicado el 21 de febrero del 2024

La vorágine de la actualidad nos impide detenernos en los asuntos importantes porque rápidamente aparecen otros, pero hay algunos sobre los que no deberíamos pasar de puntillas. Un ejemplo es la barbaridad de Isabel Díaz Ayuso al justificar los protocolos de la vergüenza diciendo que "no se salvaban en ningún sitio". No deberíamos dejarlo pasar porque si están orgullosos de lo que hicieron significa que volverían a repetirlo.

No es 'El Mundo Today', es Ayuso bromeando con los patos y la mascletà (pero no olvides las residencias)

Este jueves, quien no lo ha dejado pasar ha sido la ministra de Sanidad, Mónica García, después de que el exconsejero de Sanidad de Ayuso, Enrique Ruíz Escudero, ahora senador, hablara de "sectarismo ideológico".

En un discurso resumido en un minuto y medio que se ha viralizado en las redes, García manifestó su preocupación al senador porque "usted volvería a firmar otra vez los protocolos de la vergüenza que dejaron a 7.291 mayores morir de forma indigna".

"No es lo mismo morir ahogado que morir sedado. No es lo mismo morir abandonado que morir acompañado. Y no es lo mismo que te den una oportunidad para tener un tratamiento que te sentencien a una muerte indigna. No es lo mismo aunque a ustedes le da igual", explicó.

"Directa, clara y brutal"

Finalmente la ministra sentenció: "Si ustedes no ven la diferencia no es que hayan perdido el norte, es que han perdido el alma y sin alma no se puede gobernar". Sus palabras han resonado también en las redes sociales.

Mientras, Isabel Díaz Ayuso, que trató de ocultar las actas de las residencias, se aferra a cualquier cortina de humo que le salga. Ya sea bromar con los patos y la mascletà, con la amnistía o con una canción de Eurovisión.