Una vez que visitas Amsterdam te das cuenta del por qué esta ciudad es tan hermosa, mágica y especial. Su red de canales, su historia y sus tradiciones apenas son tres pequeños ejemplos de lo que te puede ofrecer. La ciudad de las bicicletas cuenta con un ambiente único, museos de notable interés y algunos de los monumentos más reconocidos en Europa. Queremos que nos acompañes en este pequeño viaje de fin de semana a la capital holandesa para que puedas empaparte de todo su encanto. A Amsterdam no le va a costar mucho seducirte, ya lo verás.

DÍA 1

El primer día lo puedes aprovechar para dar un paseo por el centro histórico. Lo puedes hacer perfectamente a pie, alquilando una bicicleta o en los famosos tranvías y autobuses turísticos. Nosotros te recomendamos, sin duda, pasear relajadamente, disfrutando de la Plaza Dam, el animado Damrak, el Barrio Rojo, el Spui y la zona de los canales, considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Amsterdam
Amsterdam

Ya que estás de paseo, acércate a la Museumplein para elegir si quieres visitar el Museo Van Gogh o el Rijksmuseum, dos de los museos imprescindibles de esta ciudad. Por cierto, aquí también tendrás que hacerte la típica foto frente a la escultura de I AM AMSTERDAM. Es un buen momento para conocer la Heineken Experience (sí, Amsterdam es la cuna de la famosa cerveza) y para disfrutar de un romántico paseo por los canales a la caída de la tarde. Será la mejor manera de acabar este primer día en la ciudad (un día muy completo, por lo que algunas de sus visitas las puedes postergar también para el sábado).

DÍA 2

Comenzamos este segundo día visitando la Casa Museo de Ana Frank, otro de esos rincones imprescindibles en esta ciudad. Te recomendamos que compres las entradas por internet, ya que las colas son muy largas en este museo. Merece mucho la pena esta visita, que no te dejará indiferente. Cerca de este museo tienes el Cafe ‘t Smalle para probar algunas de las delicias de Amsterdam. Antes de comer, puedes ir hasta el Begijnhof, el sitio más sugerente del Amsterdam medieval . Tiene su origen en el siglo XIV, aunque las casas que podrás ver fueron reconstruidas en el XVII.

Para la tarde dejamos un paseo más detallado por el Barrio Rojo. Los sábados a esta hora está animadísimo (aunque es una zona que cualquier día de la semana cuenta con mucha gente). Tienes bares, restaurantes, pubs y coffee-shops para elegir. Otras opciones para completar la tarde son recorrer el barrio de Jordaan y ver algunas iglesias de interés como la Oude Kerk, la Nieuwe Kerk, la Zuiderkerk o la Westerkerk. Lo ideal es pasear por las calles y plazas, que en fin de semana están llenas de turistas. Es un buen momento para alquilar una bicicleta y perderse.

Amsterdam noche
Amsterdam noche

DÍA 3

El domingo es el mejor día para disfrutar del Mercado de las Flores de Amsterdam, y especialmente por la mañana. No creas que es un mercado de las flores cualquiera, ya que la explosión de colores que aquí vas a experimentar es única en el mundo. Por cierto, justo al lado de este mercado se halla el Frens Haringhandel, un puesto de comida callejera que es toda una celebridad en Amsterdam. Aquí vas a poder probar los famosos arenques frescos y otros productos de la gastronomía holandesa más tradicional. Ideal, por tanto, para el aperitivo del mediodía.

Después de comer, y para pasar la tarde muy relajada antes de regresar, nada mejor que visitar Vondelpark, el parque más popular de Amsterdam. Un lugar en el que se mezclan por igual turistas y lugareños y en donde la belleza de las flores y sus colores tiene un protagonismo especial. Aquí sí que puedes alquilar una bicicleta para moverte por todo el parque y disfrutar de aire puro relajado después de un magnífico fin de semana en una ciudad que te enamorará.

1 Comentario

  1. Me gusta mucho vuestro blog, ya he leído algunas entradas, en diciembre voy a Amsterdam y me ha servido de mucha ayuda esta entrada, intentaré hacer el máximo de actividades posibles!

    Muchas gracias!

    un saludo

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.