La Alhambra es uno de los conjuntos monumentales más fascinantes de todos los tiempos: conjuga impresionante arquitectura de diferentes periodos con delicadas muestras artísticas y una insólita integración en la naturaleza gracias a su ubicación sobre una colina rocosa en los márgenes del río Darro. 

Una ciudad palatina como esta que lleva en pie desde hace 800 años ha sido testigo de muchos acontecimientos transformados en leyenda custodiando además numerosos misterios y curiosidades. A continuación, seleccionamos los secretos y misterios más populares de la Alhambra. 

Un gigantesco reloj solar 

Secretos y misterios de la Alhambra
Secretos y misterios de la Alhambra. Fuente: Unsplash

Como también les sucede a otras grandes maravillas arquitectónicas de nuestra era, el propio plano de la Alhambra también ha suscitado numerosos debates a pesar de que fue construida en diferentes periodos. ¿Y si la Alhambra fue diseñada para ser un enorme reloj de sol que permitiese a sus habitantes saber la hora del día que era según la posición del sol en las diferentes estancias de la ciudad?

Este fenómeno sería especialmente visible en la Torre de la Vela, en el extremo occidental de la Alhambra, que está orientada a los cuatro puntos cardinales y que serviría de guía también a los habitantes del resto de la ciudad de Granada.

La leyenda de Isabel de Solís 

Otra de las torres de la muralla de la Alhambra esconde una de las leyendas más famosas de su historia. Muley Hacén, el penúltimo sultán del Reino nazarí —que dio nombre a la cima de la vecina Sierra Nevada— secuestró a una cristiana de la que se terminó enamorando convirtiéndose en la reina Zoraida de Granada. Pero antes de se convirtiera al islam, Isabel permaneció secuestrada en la conocida como Torre de la Cautiva donde, al menos, tenía espectaculares vistas de los Jardines del Generalife. 

Una ciudad subterránea 

Nada menos que 16 kilómetros de túneles y pasadizos recorren el subsuelo de la Alhambra y buena parte de su entorno. Esta estructura subterránea cumplía diferentes funciones, desde la defensiva y militar, a la estratégica siendo además una ruta de huida para el sultán y su familia en caso de peligro. También se dice que estos viejos pasillos podrían formar parte de una antigua mina de oro. Así mismo, algunas de las estancias subterráneas bajo la Alcazaba eran terribles mazmorras que hoy siguen cerradas al público.   

Por otro lado, en el vecino barrio del Albaicín se han encontrado antiguos canales y aljibes árabes y se rumorea que muchas viviendas conducen a túneles que podrían conectar con los pasillos de la Alhambra formando una suerte de ciudad subterránea. 

La Sala de los Secretos 

Secretos y misterios de la Alhambra
Bajo la Sala de las Dos Hermanas está la misteriosa Sala de los Secretos. Fuente: Wikipedia

Bajo la Sala de las Dos Hermanas en los palacios nazaríes se ubica la conocida como Sala de los Secretos construida por Muhammad V a mediados del siglo XIV. Se trata de un espacio dodecagonal que permite mantener una conversación secreta desde la distancia tal y como sucede en una sala del Escorial. Cuentan que si te pones en uno de los extremos de sus doce arcos puedes mantener una conversación en susurros con una persona situada en el otro extremo de la sala.  

El misterio de la Sala de los Abencerrajes 

A un paso de la Sala de los Secretos, al otro lado del legendario Patio de los Leones, disfrutamos de otro de los espacios más populares de la Alhambra que esconde numerosas historias, como la que rodea las manchas rojas de la fuente dodecagonal. Dicen que son los restos de la sangre derramada por la familia Abencerraje

Boabdil, el último sultán del Reino nazarí —en otras versiones de la leyenda se dice que fue Muley Hacén—, habría ordenado la decapitación de todos los caballeros de la familia aprovechando una fiesta que celebraban tras escuchar rumores sobre que uno de los caballeros habría seducido a la sultana. En vez de localizar al presunto culpable, decidió matarlos a todos: así no había manera de fallar.  

El suspiro del moro 

Secretos y misterios de la Alhambra
‘El suspiro del moro’ de Francisco Pradilla. Fuente: Wikipedia

Cuando finalmente cayó Granada bajo el dominio de los Reyes Católicos, Boabdil y su séquito fueron desterrados a un territorio que se les cedió en la Alpujarra. Por el camino no quiso mirar atrás en ningún momento hasta que, subido a lo alto de un collado, miró en dirección a la Alhambra y suspiró afligido por todo lo que dejaba atrás.

Cuenta la leyenda que fue en ese momento cuando su madre Aixa, esposa de Muley Hacén y rival de Zoraida, entonó aquella famosa y cruel frase: “llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre”. Desde entonces, ese monte se conoce como el Suspiro del Moro.  

El soldado encantado  

Esta popular leyenda vincula a un estudiante, una joven granadina, un cura glotón, un soldado hechizado y el tesoro de Boabdil. El joven estudiante y tuno de nombre Vicente habría ido a Granada para hacer dinero para sufragarse los estudios. Mientras cantaba y tocaba su guitarra por los puentes del Darro topó con un personaje curioso vestido de soldado de otro tiempo. Entablaron conversación y el soldado le contó que llevaba allí desde 1492 custodiando el tesoro de Boabdil.  

La única manera de deshacer el hechizo que le mantenía allí era traer consigo a una joven y a un sacerdote en ayunas, pero el cura que trajo Vicente no fue capaz de aguantar sin comer y el pobre soldado todavía sigue vagando por Granada

La Alhambra y el fin del mundo 

Secretos y misterios de la Alhambra
Secretos y misterios de la Alhambra. Fuente: Unsplash

La construcción del Alhambra fue un hito de la arquitectura musulmana empleándose técnicas muy refinadas que tenían como objetivo asegurar la defensa de los palacios y de sus habitantes tanto ante invasiones enemigas como ante desastres naturales: sus muros de tierra apisonada y las láminas de plomo que se integran en las bases de las columnas son algunos de los elementos que configuran esta ‘flexibilidad’ de la construcción. 

De todo ello procede la última de las leyendas vinculadas a la Alhambra, aquella que dice que jamás caerá, aunque sea atacada por mil ejércitos. O, dicho de otra manera: si la Alhambra cae, será porque habrá llegado el fin del mundo. Confiemos en que esta maravilla siga en pie muchos siglos más…