Público
Público

Un abatido Eto'o lamenta la ocasión perdida tras la eliminación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un abatido Samuel Eto'o, capitán de la selección de Camerún, dijo que su equipo había desaprovechado una gran oportunidad de lograr algo importante, tras haber quedado eliminado del primer Mundial que se disputa en África.

Camerún perdió el sábado 2-1 ante Dinamarca pese a haberse adelantado en los primeros minutos y haber realizado un gran partido, por lo que ahora no se jugará nada cuando se enfrente a Holanda el 24 de junio, el último partido que disputará en el torneo.

El combinado camerunés, el más experimentado en competición internacional de los equipos africanos tras haber jugado su sexto Mundial, se tendrá que enfrentar también a complicados replanteamientos organizativos cuando regrese a su país, después de una concentración ensombrecida por una disputa entre los jugadores con más peso dentro del vestuario y el técnico Paul Le Guen.

"Esta era una gran oportunidad para hacer algo grande, pero no fue así", dijo Eto'o a los periodistas minutos después del partido ante Dinamarca.

"Dios es el único que decide en estos momentos, y quiso que nos fuéramos de esta manera", agregó.

Los "Leones Indomables" mostraron el sábado en Pretoria un fútbol veloz, entretenido y atractivo frente a los daneses, y se adelantaron a los 10 minutos con un gol del propio Eto'o.

Sin embargo, no pudieron sentenciar el partido tras desaprovechar buenas oportunidades y terminaron encajando los goles de Nicklas Bendtner y Dennis Rommedahl para acabar perdiendo 2-1. Los cameruneses finalizaron abatidos tras el pitido final.

No obstante, la actuación fue mucho mejor que la mostrada en el debut frente a Japón, partido en el que cayeron 1-0, después de que el seleccionador francés Le Guen modificara su alineación tras las quejas de sus jugadores más veteranos.

Le Guen aclaró que no lamentaba sus decisiones en ambos partidos e indicó que no tenía intención de renunciar a su cargo pese a la temprana eliminación.

"Todos los equipos son difíciles de dirigir. Es un gran trabajo, incluso en este caso, es un gran trabajo", añadió.

Le Guen, que alentó a sus futbolistas para que mostraran el "espíritu de los leones" del que siempre habían hablado, señaló que su equipo había tenido la actitud correcta durante todo el encuentro contra Dinamarca y que esperaba que siguieran así ante Holanda.

"Mientras mi contrato esté en vigor, daré lo máximo por la federación camerunesa de fútbol", aseguró el técnico francés. "Espero que ellos (los jugadores) defiendan los colores nacionales", agregó.

Le Guen repitió en varias ocasiones que la clasificación al Mundial ya era por sí misma un gran logro, pero probablemente no será considerada suficiente para una selección que alcanzó los cuartos de final del Mundial en 1990 y que ha simbolizado la dinámica y emoción del fútbol africano.