Publicado: 16.10.2014 13:12 |Actualizado: 16.10.2014 13:12

Absueltos los dos antidisturbios acusados de agredir a una periodista durante el 22-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dos agentes de la Policía Nacional (UIP) que fueron juzgados por agredir a una periodista durante las Marchas de la Dignidad han sido absueltos por el juzgado de instrucción número 41 de Madrid.

En el juicio celebrado el pasado 16 de septiembre la acusación pidió una compensación por lesiones consistente en 94,29 euros por los tres día en los que estuvo de baja la periodista y una multa de 10€ al día durante dos meses para los agentes. El total de la compensación pedida por la acusación se aproximaba a los 700€, cifra que los antidisturbios finalmente no tendrán que pagar.

Susana Sanz, la reportera agredida, presentó como pruebas tres vídeos que acreditaban el ataque, la declaración de otros dos periodistas testigos del suceso y un parte de lesiones en el que se incluían 30 fotos de los daños causados por los antidisturbios.

En la sentencia, a la que Público ha tenido acceso, la jueza estima que esas pruebas son insuficientes y que, por lo tanto, prevalece la presunción de inocencia de los agentes. La sentencia dice que los vídeos no eran lo suficientemente nítidos y que en ellos no se puede apreciar ni el incidente ni el numero de indentificación de los agentes.

Durante el juicio, la fiscalía y los abogados defensores de los policías llegaron a insinuar que los vídeos estaban manipulados. Esta sospecha estaba fundamentada en que se había realizado un montaje de los mismos para hacer zoom en los números de identificación de los agentes y que se percibieran con mayor claridad. También pusieron en duda que existiese una agresión policial ya que, según declararon, la periodista podría haber sufrido las lesiones en cualquier otra circunstancia.

Por su parte, los dos antidisturbios admitieron haber participado en el dispositivo policial del 22-M con el número de identificación aportado por la acusación aunque aseguraban "no recordar" haber agredido a la periodista. La sentencia tambien expone que uno de los antidisturbios recibió un golpe en la cabeza durante los disturbios que le impide recordar con claridad lo que pasó.

La periodista agredida asegura que "va a seguir dando guerra" y que recurrirá la sentencia ante la Audiencia Provincial. Podra hacerlo gracias a que la organización holandesa Free Press Unlimited, que se dedica a luchar por la libertad de prensa a nivel internacional, se hará cargo de los costes judiciales si el recurso es desestimado.

A pesar de que se muestra decepcionada por la absolución, Susana Sanz celebra que esto sirva para retratar la impunidad con la que se permite ejercer la violencia a las fuerzas del orden. "No tenían como excusarles y se agarran a un clavo ardiendo", declara la periodista. A su modo de ver, este caso da buena cuenta de las carencias democráticas que sufre España tanto en materia judicial como a la hora de proteger la libertad de prensa y garantizar el derecho a la información.