Publicado: 28.05.2014 17:00 |Actualizado: 28.05.2014 17:00

'Ajoblanco', ese libertario objeto de museo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una exposición resucita la mítica revista Ajoblanco, cuya irrupción en los quioscos en los estertores del franquismo supuso un soplo de aire fresco y libertario para una Barcelona y, por extensión, para una España que todavía se sacudía la caspa. La muestra podrá verse hasta el 21 de septiembre en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid, donde tendrán lugar charlas y debates en los que tomarán parte escritores, filósofos, pensadores y periodistas vinculados a la cabecera, cuya tipografía tuvo como inspiración el logo de Coca-Cola, lo que le valió un disgusto. 

La revista Ajoblanco. Ruptura, contestación y vitalismo (1974-1999) refleja las dos épocas que vivió la publicación concebida por Pepe Ribas,  una más política y otra más cultural. Ambas subversivas, aunque la primera responde a la necesidad urgente de abordar los trending topics del momento (el punk y el rock, las drogas, lo hippie, el anarquismo, lo gay, el feminismo, la disidencia, el pensamiento libertario, la agitación, el sexo y el amor libre, lo underground, la utopía, el mundo exterior y, en definitiva, una calle en ebullición) y la segunda conlleva una profesionalización, la apertura a Latinoamérica y una reconversión "a la modernidad", como afirmó a finales de los ochenta el propio Ribas, que esta tarde conversará con Javier Esteban sobre su experiencia editorial. Más cultural, pues, que contracultural, aun así no dejó de combatir al PSOE y a CiU, entonces enrocados en los gobiernos español y catalán.

La muestra, de carácter museográfica, ha sido comisariada por Valentín Roma e incluye las 210 portadas, testimonios de los protagonistas, un repaso cronológico, videoproyecciones, fotografías, maquetas y material inédito o inencontrable. Hasta ahora.

 

La experiencia en un Ajoblanco que siempre pica y repite.
Javier Esteban entrevista a Pepe Ribas.

Centro Cultural Conde Duque (Madrid). Miércoles 28 de mayo, 19.30 h. Entrada gratuita.