Público
Público

El alcalde de Ourense anuncia que no dimite porque es inocente

El BNG amenaza con dejar el Gobierno municipal si el regidor no renuncia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, no renuncia. El regidor convocó la tarde de este domingo una rueda de prensa de urgencia en el Ayuntamiento, que hizo despertar las especulaciones sobre su marcha, reclamada por sus socios de Gobierno municipal, el BNG. Pero su decisión ha sido la contraria: señaló que no contempla dimitir, alegando que es inocente de las acusaciones que pesan sobre él en la denominada Operación Pokemón, por la que quedó en libertad la pasada madrugada tras abonar una fianza de 6.000 euros, pero imputado por delitos prevaricación y cohecho.

'Lo más importante es que soy inocente',  ha insistido Rodríguez, quien fue detenido el pasado jueves cuando abandonaba su domicilio familiar acompañado por su esposa, dispuesto a acudir a un coloquio, en Santiago de Compostela, en el que participaba el secretario general del PSdeG y candidato en las elecciones gallegas, Pachi Vázquez, que se enteró del arresto del primer edil de la tercera ciudad de Galicia justo cuando abandonó este encuentro.

'Es una causa desproporcionada e injusta', ha dicho este domingo Rodríguez, y ha apuntado que esta situación -fue trasladado a la comisaría de Pontevedra el jueves y, desde allí, conducido el sábado al juzgado lucense- le está causando 'un importante daño personal y familiar'. Asimismo, anunció que presentará un recurso contra la 'totalidad' de sus imputaciones. El alcalde de Boqueixón (A Coruña), el popular Adolfo Gacio, también imputado, tampoco dimitirá. En su caso, la fianza fue de 10.000 euros.

Antes de la rueda de pernsa, el BNG de Ourense, capitaneado por Isabel Pérez, había amenazado con dejar el gobierno local --en que el cogobiernan con los socialistas-- si el regidor no dejaba el cargo por su imputación en la 'Operación Pokémon'.

A través de un comunicado, y tras conocer los cargos de los que se le acusa al regidor de la ciudad de As Burgas, el BNG espera que el regidor 'materialice su renuncia con la mayor brevedad posible'. 'En todo caso, de no producirse, el BNG obraría en consecuencia, ya que para nosotros es una cuestión de principios de incompatibilidad de nuestra presencia en un gobierno dirigido por una persona con una imputación grave', ha señalado.

De este modo, el BNG entiende que Francisco Rodríguez debe abandonar la Alcaldía para 'no causarle perjuicios a la institución en el inmediato futuro', e incluso --añade--, para 'que tampoco se vea interferida por el ejercicio de su cargo'.

En este sentido, el BNG recuerda que siempre defendió que 'una cosa son las responsabilidades penales y otras las políticas'. Al respecto de las primeras, ha indicado que 'cualquiera ciudadano, y también el alcalde de Ourense, debe contar siempre con la presunción de inocencia'.

 En el caso de las responsabilidades políticas, el BNG ya ha transmitido al grupo municipal del PSOE que, de producirse una imputación de gravedad, entendía que 'para evitar el perjuicio a la institución el alcalde debería abandonar el cargo'.