Público
Público

La Asamblea de Punjab, la primera en exigir un voto de confianza a Musharraf

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento de la provincia oriental paquistaní de Punjab exigió hoy al presidente del país, Pervez Musharraf, que se someta a un voto de confianza en la cámara, informaron las cadenas de televisión nacionales.

La resolución que conmina a Musharraf a buscar la confianza de la Asamblea de Punjab fue aprobada con los votos a favor de 321 diputados mientras que sólo 25 se opusieron.

El partido afín a Musharraf, la Liga Musulmana-Q, cuenta con 84 escaños en la cámara punjabi.

Con la resolución aprobada en Punjab, la provincia más poblada y con mayor representación en el Parlamento nacional, se inicia el proceso para expulsar a Musharraf del poder que anunciaron la semana pasada los partidos de la coalición gobernante.

El primer paso es que las asambleas de las cuatro provincias del país insten a Musharraf a someterse a un voto de confianza para, si éste lo rechaza, iniciar un proceso parlamentario para su destitución por violación de la Constitución y "mala conducta grave".

Las otras tres regiones del país -Sindh, Baluchistán y la Provincia de la Frontera del Noroeste- tienen previsto celebrar plenos a lo largo de esta semana para aprobar resoluciones como la de Punjab, que también insta al Gobierno a iniciar el proceso de impugnación de Musharraf caso de que éste rehúse el voto de confianza.

Para que prospere la destitución del Presidente es preciso que la mitad de los miembros de las dos cámaras federales presenten un pliego de cargos contra Musharraf, que se le comunicará al afectado en un plazo de tres días.

El portavoz del gobernante Partido Popular (PPP), Farhatullah Babar, dijo hoy a la prensa que los cargos serán presentados en el Parlamento nacional "probablemente el próximo 16 de agosto".

Posteriormente, ha de convocarse una sesión conjunta Parlamento-Senado, en una a dos semanas de plazo, para investigar, debatir y votar sobre la destitución.

El portavoz presidencial, Rashid Qureshi, señaló hoy, después de días de silencio, que Musharraf no piensa dimitir, por lo que probablemente se enfrentará al proceso de destitución.

Fuentes de su entorno declararon recientemente que el presidente descarta hacer uso de sus poderes para disolver el Parlamento.

Para consumar la destitución, hace falta el voto de dos tercios de los legisladores en la sesión conjunta, es decir de 295, un número que los partidos de la coalición gubernamental no alcanzan sumando juntas sus fuerzas.