Público
Público

Banca Cívica cotizará con descuento de hasta el 60%

El FROB limita al 30% el reparto de dividendos si hay beneficios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Banca Cívica ganó a Bankia la carrera por la publicación del folleto en la CNMV. Apenas una hora. Fue entonces cuando los calendarios de ambos proyectos confirmaron que las dos entidades coincidirán en su estreno en Bolsa: el próximo 20 de julio. En el caso del SIP liderado por Cajasol y CAN (Caja de Ahorros de Navarra), el precio por acción oscila entre los 2,7 y 3,8 euros, con lo que espera captar en el parqué entre 599,78 y 945,49 millones de euros. Con estos precios, la capitalización del nuevo banco oscilará entre los 1.342 y 1.889 millones, sin tener en cuenta el green shoe la suscripción que pueden ejercer los colocadores. Estas cifras suponen un descuento de entre el 48% y el 60,5% del valor en libros de Banca Cívica, que actualmente ronda los 2.800 millones de euros.

Según expone el folleto aprobado, las cuatro cajas retendrán un 62,6% del capital social del banco, que puede reducirse al 60% si se ejerciera íntegramente la opción green shoe. El resto del capital se estructura en tres tramos: minorista (48%), empleados (2%) e institucionales (50%), que son quienes realmente fijan el precio final de salida.

El peso del accionariado, sin embargo, puede sufrir una importante variación si la entidad no puede recomprar el paquete de participaciones preferentes convertibles en acciones del FROB. La suscripción se formalizó, el pasado febrero, a cambio de 977 millones de ayudas públicas. Ante esa situación, el folleto informa que 'no es posible cuantificar si el FROB pasaría a ostentar el control de la sociedad'. A corto plazo, las obligaciones asumidas por Banca Cívica ante el FROB le impiden repartir dividendos que excedan del 30% sobre los posibles beneficios.

Entre los riesgos a los que se expone Banca Cívica, la entidad reconoce que cabría 'un impacto sustancial adverso' en el caso de que se aprobase por parte del Gobierno la nulidad de las denominadas cláusulas suelo hipotecarias, algo que José Luis Rodríguez Zapatero no descartó en el Debate sobre el Estado de la Nación. El 38,63% de su cartera crediticia (20.372 millones) está expuesta a esa circunstancia.

El folleto también explicita que Antonio Pulido y Enrique Goñi, presidente y vicepresidente, respectivamente, percibirán conjuntamente 7,5 millones de euros anuales, de los que el 30% corresponde a retribución variable. Además, tienen asignado un bono especial a tres años referenciado al cumplimiento de objetivos de hasta el 75% de la retribución total del año anterior.