Público
Público

El Barcelona de Guardiola se enfrenta a su segunda prueba de pretemporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la goleada al noruego Valerenga, que dio inicio a la pretemporada azulgrana, Pep Guardiola ha viajado a Seúl con 28 jugadores entre los que destaca la reciente incorporación a la disciplina del club de Messi y Dani Alves, que aún no han entrenado lo suficiente, según el técnico.

El partido de mañana miércoles se disputará en el World Cup Stadium de Seúl a las 20.00 hora local (11.00 GMT) en la que será la primera parada de una gira azulgrana por Asia que le llevará el fin de semana a Pekín.

Guardiola contará ahora con once jugadores del primer equipo y diecisiete jóvenes del filial para probar el estado de forma ante el K-League All Star, un equipo en teoría fuerte.

En el partido, el técnico barcelonista tendrá la oportunidad de probar al recién incorporado Adriano, en el que destaca su polivalencia y capacidades tanto como lateral o en el centro del campo.

No obstante, hoy indicó que dará prioridad a los jugadores del filial, ya que "están a un alto nivel", algo en lo que coincidió Gabriel Milito hoy antes de la sesión de entrenamiento previa al partido.

Guardiola podría no dar minutos a Messi, uno de los grandes reclamos de un encuentro que ha estado rodeado por una gran expectación mediática en Corea del Sur.

Según Guardiola, Messi no ha entrenado lo suficiente y tiene el riesgo de lesionarse, algo similar a lo que sucede con el brasileño Alves.

Según los organizadores surcoreanos, este contratiempo podría suponer una reducción de la cuantía que debe recibir el FC Barcelona por este viaje.

Guardiola viaja también con Ibraimovich, Helb, Milito y Keita, como elementos más destacados, mientras que espera dar minutos a promesas del filial que ya demostraron su valía en el choque contra el Valerenga.

La puesta a punto en Seúl comenzó poco después de la llegada del FC Barcelona al hotel de la concentración tras un largo vuelo que hizo mella en Messi, quien reconoció en rueda de prensa que aún sufría por el cambio horario de su periplo aéreo desde Sudamérica.

El lunes el Barcelona se ejercitó de manera suave y hoy se preparó en dos sesiones de entrenamiento, la segunda de las cuales contó con la presencia de los entregados aficionados surcoreanos que han acompañado tenaces jugadores de la expedición azulgrana desde su llegada a tierras surcoreanas.

Para el capitán del combinado surcoreano, Kim Sang-sik, una de las estrellas mundialista de la selección de Corea del Sur, será un honor jugar contra el mejor equipo del mundo.

La expectación levantada por las estrellas barcelonistas, pese a la ausencia de los componentes de la selección española tras su campeonato mundialista, se puede sentir estos días en las calles de Seúl con un gran despliegue publicitario.

El World Cup Stadium espera conseguir mañana un lleno completo en sus más de 66.000 localidades, con un gran número de surcoreanos apostados en el lado de la hinchada de FC Barcelona, un equipo que levanta pasiones en el país asiático.

Guardiola que alabó el nivel del fútbol surcoreano dijo que espera dar un buen espectáculo a los aficionados del país asiático, pese a la posible ausencia del esperado Lionel Messi y la de los jugadores de la selección española que están aún descansando tras la victoria mundialista.

Tras el partido el equipo azulgrana se dirigirá a Pekín donde el día 8 de agosto se enfrentará en el espectacular estadio olímpico del Nido de Pájaro al Guan chino.

Aunque no dio detalles sobre la alineación inicial, Guardiola podría contar de inicio con Pinto, Adriano, Ibrahimovic, Keita, Maxwell, Milito, Hleb además de los jóvenes del filial Miño, Armando, Benja, Dalmau, Edu Oriol, Ilie, Jonathan dos Santos, Jonathan Soriano, Martí Riverola, Muniesa o Sergi Gómez, que ya se enfrentaron al Valerenga noruego.