Público
Público

Batacazo generalizado en las Bolsas europeas

El Ibex pierde antes del cierre más del 4% mientras que la prima de riesgo se va a los 330 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si la semana acabó con el signo negativo marcando las principales bolsas europeas, el lunes ha amanecido con el mismo color. La ausencia de referencias desde Wall Street, donde hoy es día festivo, y el temor a una recesión global ha hecho que no mejorara el sentimiento de los inversores del Viejo Continente.

Así, las caídas antes del cierre están lideradas por Fráncfort, con un descenso del 5%. París baja un 4,6% y Londres un 3%. Asimismo, el Ibex-35 se deja más de un 4%. Tampoco la prima de riesgo ha despertado con mejor ánimo. A media sesión, la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes rozaba los 330 puntos básicos en la apertura de los mercados europeos.

Los títulos que más perdían en Europa eran el banco alemán Deutsche Bank, con un 9,5%, el productor de chips Infineon, con un 6,7%, y el fabricante automovilístico BMW, con un 6,6%.

Los renovados temores de que la economía estadounidense, en vez de salir de la crisis, se esté dirigiendo a una nueva recesión y las incertidumbres en torno a la crisis de deuda de la zona euro apuntalan los descensos generalizados en los mercados europeos. Las declaraciones, ayer, de la presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en las que alerta del riesgo de recesión global inminente tampoco ha contribuido a generar calma.

'El mercado descuenta cada vez más una segunda recesión en EEUU, con el último jarro de agua fría en el mal dato sobre el mercado de empleo que conocimos el viernes', señala a Reuters un operador en Madrid.

La semana que ahora comienza es crucial. El miércoles dictará el tribunal constitucional alemán sobre la participación germana en los rescates financieros de los socios europeos con más problemas. Además el BCE tendrá que decidir si continúa su programa de compra de bonos o si las compras están empeorando la situación al reducir la presión para que Italia reforme sus finanzas.