Público
Público

Las bolsas europeas cierran con caídas por débiles resultados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las bolsas europeas cerraron el jueves con descensos por cuarta sesión consecutiva, presionadas por los temores de los inversores ante los débiles resultados de la fabricante de móviles Nokia y el gigante Microsoft.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con un descenso del 0,8 por ciento a 762,66 puntos. El selectivo ha caído un 8 por ciento en lo que va de año y perdió un 45 por ciento en 2008.

Nokia se desplomó un 9 por ciento después de registrar unos resultados peores de lo esperado en el cuarto trimestre de 2008 y su advertencia de que los volúmenes del mercado de móviles se contraerían un 10 por ciento este año impactados por el gasto de los consumidores ante la ralentización de la economía.

El mayor fabricante de software del mundo Microsoft sorprendió a los inversores con unos decepcionantes resultados. Además, la compañía dijo que recortará 5.000 puestos de trabajo y que no ofrecerá más pronósticos de ganancias en lo que queda de año fiscal.

"Por un lado, tenemos fuertes paquetes de estímulos por parte de los gobiernos y, por otro, tenemos una economía extremadamente débil y un cuarto trimestre horrible", dijo Philippe Gijsels, estratega de Fortis Bank.

La compañía de telecomunicaciones británica BT Group se hundió un 9,1 por ciento después de decir que tendría cargas de 340 millones de libras para el cuarto trimestre en su filial de servicios globales.

Otros títulos tecnológicos también registraron caídas. Alcatel-Lucent, ASML Holding y STMicroelectronics cayeron entre un 3 y un 4,3 por ciento.

Los bancos, sin embargo, avanzaron tras las pérdidas de las sesiones anteriores. KBC se disparó un 50 por ciento después de que el grupo bancario y asegurador belga recibiera una inyección de 2.000 millones de euros por parte del gobierno flamenco.

Commerzbank sumó un 1,9 por ciento, Lloyds trepó un 8,9 por ciento y UBS un 5,3 por ciento.

El índice FTSE 100 bajó un 0,2 por ciento, el alemán DAX un uno por ciento y el francés CAC 40 un 1,2 por ciento.